SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número21Una mirada desde la resiliencia en adolescentes en contextos de conflicto armadoOrientaciones epistemologicas vigotskyanas para el abordaje psicoeducativo del desarrollo cognitivo infantil índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista de Investigacion Psicologica

versión On-line ISSN 2223-3032

Revista de Psicologia  no.21 La Paz jun. 2019

 

INVESTIGACIONES

 

Estilos atribucionales en la percepción de logro
académico y de relaciones interpersonales

en estudiantes de pregrado de psicología

 

Atribucional styles in the perception of academic
achievement and interpersonal relations

in pregrado students of psychology

 

 

Jhoselin Ibarra Tancara1
1 Auxiliar de investigación del área Educativa del Instituto de Investigación, Interacción y Postgrado de Psicología (2017). Egresada de la Carrera de Psicología de la Universidad Mayor de San Andrés.
Correo electrónico: jhoselin007ibarra@gmail.com
Fecha de entrega: 12 de febrero de 2019 Fecha de aprobación: 9 de abril de 2019

 

 


Resumen

El desempeño académico en universitarios es el reflejo de la interacción de diversos factores internos y externos del estudiante. La investigación pretende hacer un acercamiento a los factores cognitivos, específicamente los estilos atribucionales, es decir, a aquellas explicaciones que se dan en cualquier situación o evento. En este sentido, se busca mostrar las explicaciones aplicadas a situaciones de éxito o fracaso en escenarios de logro académico y relaciones interpersonales, pues éstas cobrarán mayor relevancia durante la etapa universitaria. Para ello, se contó con la participación de 67 estudiantes de primer año de la carrera, de psicología, de la Universidad Mayor de San Andrés, a quienes se aplicó el cuestionario de "Estilos Atribucionales" adaptado por Matalinares y col. (2009), con el cual a partir de afirmaciones se obtuvieron datos en los ámbitos académicos y sociales. Los resultados muestran cómo en esta población se explican situaciones de éxito y fracaso en términos de habilidad, esfuerzo, suerte o intervención de terceros (docentes). Los datos obtenidos arrojan que en ambas áreas es la habilidad, la responsable tanto del fracaso como del éxito de determinadas situaciones. Sin embargo, también se discute la aparición de puntajes altos en la externalización de la responsabilidad hacia los docentes.

Palabras clave. Atribuciones, logro académico, relaciones interpersonales, éxito, fracaso.


Abstract

The academic performance in university students will be the reflection of the interaction of internal and external factors of the student. The research aims to approach to cognitive factors, specifically attributional styles, that is, explanations given to any situation or event. In this sense, it tries to show the explanations applied to success situations or failure in circumstances of academic achievement and interpersonal relationships, as these will be more relevant during the university stage. To this aim, 67 first-year students from the psychology career of Universidad Mayor de San Andrés participated, to whom the "Attributional Styles" questionnaire adapted by Matalinares et al. (2009) was applied, with which, based on statements, data was obtained in the academic and social fields. The results show how in this population are explained situations of success and failure in terms of skill, effort, luck or intervention of third people (teachers). The data obtained shows that in both areas the skill is responsible for the both failure and the success in certain situations. However, is also discussed the appearance of high scores in the outsourcing of responsibility towards teachers.

Keywords. Attributions, academic achievement, interpersonal relationships, success, failure.


Resumo

O desempenho acadêmico em estudantes universitários será o reflexo da inte-ração de fatores internos e externos do aluno. A pesquisa visa abordar fatores cognitivos, especificamente estilos de atribuição, ou seja, explicações dadas a qualquersituação ou evento. Neste sentido, procura mostrar explicações aplicadas a situações de sucesso ou fracasso cenários desempenho acadêmico e relações interpessoais, uma vez que estes se tornarão mais importantes durante a fase de universidade. Para fazer isso, ele participou de 67 calouros de psicologia da Universidade Mayor de San Andrés, a quem os "estilos de atribuição" do questionário adaptado por Matalinares et al foi aplicado. (2009), com o qual, com base em declarações, os dados foram obtidos nos campos acadêmico e social. Os resultados mostram essa população em situações de sucesso e fracasso são explicados em termos de habilidade, esforço, sorte ou intervenção de terceiros (professores) .Os dados derramado em ambas as áreas é a capacidade responsável tanto fracasso e sucesso certas situações. No entanto, a aparição de pontuações elevadas na terceirização de responsabilidade para com professores também é discutida.

Palabravas chave. Atribuições, realização acadêmica, relações interpessoais, sucesso, falha.


Conflictos de interés: La autora declara que no existe conflicto de intereses.


 

 

I. Introducción                                       

Durante el nivel de estudios superiores o profesionales, vale decir, el periodo de estudios universitarios, es importante considerar que existen múltiples factores que intervienen y hacen que esta experiencia educativa tenga características propias, de algún modo diferentes a la etapa precedente de estudios escolares; durante esta etapa de estudios las vivencias tanto académicas como sociales cobran mucha importancia, el estudiante dedica gran parte de su tiempo para estar presente en clases, realizar tareas y trabajos, realizar prácticas complementarias al avance teórico en relación a su carrera elegida; asimismo se constituye en una etapa donde cobran vital importancia la construcción de nuevas relaciones sociales debido al ingreso a un nuevo contexto educativo. Durante este proceso educativo y social el individuo va realizando evaluaciones personales, basado en experiencias personales, creencias y demás aspectos subjetivos que le permiten explicar el resultado de sus acciones.

La teoría atribucional, ha sido una base fundamental para entender el proceso e interacciones de la cognición, emoción y conducta de los sujetos. A partir de ella, se trata de dar explicaciones a los sucesos ya sean de la vida cotidiana como aquellos de mayor relevancia y especificidad. Las atribuciones serán las explicaciones cognoscitivas que surgen del cuestionamiento de los sujetos en relación a sus éxitos o fracasos, el grado de responsabilidad que se tiene en un evento y la forma de asumir o hacer frente a estas situaciones.

Dentro del estudio de las diferentes teorías causales o explicativas se hace alusión a los diferentes estilos atribucionales, los cuales estarán diferenciados por características como la forma en que un sujeto se hace responsable de una situación, la forma en la que puede controlar el suceso, el tiempo que durarán las consecuencias de un evento. De manera que, entre la variación de estas características radica la diferencia de un estilo atribucional en otro, además, que éste puede diferenciarse de la explicación de un suceso propio o ajeno que explique eventos, actitudes y motivos de terceros.

Ahora bien, la importancia del estudio de los estilos atribucionales en estudiantes radica en que a partir de este se pueden reconocer otras variables implicadas, incluso consecuencias que derivan de estilos atributivos determinados, es decir, que a partir del conocimiento de las atribuciones causales, podríamos definir la percepción de un sujeto en los diferentes ámbitos de su vida, desde puntos de vista retrospectivos hasta expectativas o motivaciones sobre las diferentes aspectos de su vida diaria. Siendo planteado por el estudio el ámbito académico y social.

Las atribuciones o explicaciones, surgen desde el estudio de la psicología social, y sus supuestos básicos pueden resumirse en dos: que la gente realiza espontáneamente atribuciones causales, es decir, se pregunta por las causas de lo que le ocurre o ve qué ocurre a los demás, y que estas atribuciones influyen en su comportamiento futuro. Desde el enfoque cognitivo-conductual, "trata de explicar el comportamiento mediante la forma en que la persona interpreta la información." (Lizondo R., Montes M., & Jurado S., 2005)

La atribución se refiere básicamente a la forma en que las personas explican todo a su alrededor "(...) asignar una causa o razón a los propios comportamientos o al de los demás. En la vida diaria nos enfrentamos a distintas situaciones que ponen nuestras capacidades a prueba, en algunos casos nuestras metas no se ven satisfechas y ante el fracaso las personas hacen un análisis propio que nos permite explicar sus causas" (Correa Romero & Contreras Ibáñez, 2002). Además, de acuerdo a esas interpretaciones que se hacen de las conductas y situaciones, se afecta la autoimagen y como consecuencia la motivación y en el comportamiento de las personas (Salvador y Mayoral, 2011; Sanjuán y Magallares, 2006)

Dentro de las atribuciones causales, encontramos las dimensiones que dan las características y cualidades a cada estilo de atribución, y están basadas en tres dimensiones:

Las dimensiones que proponen como determinantes de un estilo atribucional específico son: interno versus externo; estable versus inestable y específico versus global.

• Interno-Externo: hace referencia a la autoría o responsabilidad, en el caso específico de hacer responsable de un suceso a uno mismo o a los demás.

• Estable - Inestable: toma en cuenta la temporalidad, diferenciando entre las situaciones que se quedan o son tomadas como pasajeras.

• Global - Específico: hace referencia a la controlabilidad de un suceso y su influencia en otros aspectos.

Así, la atribución causal es conformada por constructos teóricos que las personas utilizan para explicar el éxito o el fracaso y se vinculan entonces con su motivación, autoestima, autoeficacia (Barca, 2000; Carrasco y Col., 2002). Por lo tanto, todas estas características no son diferentes al momento de hablar de situaciones específicas como las académicas o sociales. Weiner (2000) citado en Moreano, postuló que los estudiantes atribuyen sus éxitos y fracasos, principalmente a cuatro elementos: habilidad, esfuerzo, dificultad de la tarea y suerte, y las clasificó de acuerdo a tres dimensiones: locus de causalidad, estabilidad y controlabilidad. El locus de causalidad puede ser interno (habilidad, esfuerzo) o externo (azar, dificultad de la tarea). Asimismo, las causas escogidas pueden ser estables (la habilidad) o inestables (el esfuerzo, la suerte). (Moreano, 2005)

El logro académico

Por lo tanto, se entiende que esas características cognitivas tendrán repercusión en niveles distintos de la vida del sujeto, en este caso se pretende describir a partir del cuestionario de estilos atribuciones, la forma en la que éstos se presentan a nivel de la precepción de logros académicos y de relacionamiento interpersonal durante la etapa universitaria. Con el primero entenderemos una categoría más subjetiva a la de rendimiento académico, es decir, como "una categoría que intenta compendiar todo aquello que un estudiante alcanza como resultado directo de su exposición a un sistema educativo. Atendiendo a las funciones que normalmente se asignan a los sistemas educativos, los logros académicos son de muy diverso orden. Algunas posibles dimensiones de logro son: la construcción de conocimientos, el desarrollo de habilidades, la formación de hábitos y actitudes, y la internalización de valores, entre otras (Moreno, 1998)

Las atribuciones influyen en las expectativas de éxito posterior, en las conductas para el logro y en las reacciones emocionales (Graham y Williams, 2009; Weiner, 1979, 1985, 1992, 2000). Se piensa que la dimensión de estabilidad influye en la expectativa de éxito. Suponiendo que las condiciones de la tarea se mantienen sin cambio, atribuir el éxito a causas estables (elevada capacidad, baja dificultad de la tarea) debe producir mayores expectativas de éxito futuro que atribuirlo a causas inestables (esfuerzo inmediato o suerte). Los estudiantes pueden no estar seguros de, si pudieran mantener el esfuerzo que se necesita para conseguir éxito o de, si tuviesen suerte en el futuro. El fracaso imputado a la poca capacidad o a la elevada dificultad de la tarea puede resultar en menores expectativas de éxito futuro que el fracaso atribuido al esfuerzo insuficiente o a la mala suerte. (Schunk, 1997)

Relaciones interpersonales

En el caso de las relaciones interpersonales, se hace referencia a la forma de rela-cionamiento que el sujeto tiene con el entorno en el que se desenvuelve, también se hace alusión a las diferentes formas de interpretar estas relaciones en términos de éxito o fracaso con personas que forman parte del entorno.

Factores internos y externos asociados a las atribuciones

Si bien, la teoría del logro académico hace similar referencia al concepto de rendimiento académico, es importante que éste se especifique, en el caso del logro académico éste será medido a partir de la subjetividad de un estudiante, es decir de su propia percepción, para lo cual deberá existir una base de autoreconocimiento de factores internos y externos como: la habilidad y el esfuerzo tanto en la ausencia como en la presencia; asi como, de factores externos como la suerte o la acción de terceros que influyen en la ocurrencia de un suceso.

 

II. Métodos

La metodología adoptada en la investigación, es de tipo descriptiva, con un diseño no experimental y transaccional, bajo el enfoque cuantitativo.

El tipo de investigación descriptiva únicamente "pretende recoger información de manera independiente o conjunta sobre los conceptos o las variables a las que se refieren, éste es su objetivo, no es indicar cómo se relacionan las variables medidas". (Hernandez, Fernandez, & Baptista, 2006, pág. 102)

Según Tintaya, el diseño transversal-descriptivo "permite conocer las variaciones que sufre el objeto o la variable en un momento determinado (...). Esta estrategia metodológica permite: a) conocer la presencia o no de una variable, la presencia o no de ciertas propiedades (dimensiones o elementos) de la variable. b) determinar las características del objeto y c) clasificar las características de la variable (presencia, frecuencia, nivel y tipo), según las variables atributivas del sujeto (edad, sexo, escolaridad ocupación, etc.)". (Tintaya Condori, 2014, págs. 210-211)

Técnicas

La técnica utilizada fue la de la aplicación de pruebas, "referida a las percepciones, capacidades, actitudes, los rasgos de personalidad, convicciones, proyecciones, producciones simbólicas etc." (Tintaya Condori, 2014, págs. 286-287)

Participantes

En el estudio participaron 67 estudiantes pertenecientes al primer año de la gestión 2017 de la carrera de Psicología de la UMSA, entre los cuales participaron 16 hombres y 51 mujeres. Distribuidos: el 76 % de participación de mujeres y el 24 % de presencia de hombres en el estudio. La edad fluctuó entre los 17 y 42 años, siendo la edad media de 21 años y la desviación estándar de 3.96. El cuestionario fue aplicado de forma conjunta a los 67 participantes.

Instrumentos

Se utilizó el Cuestionario de Estilos Atributivos (EAT) propuesto por Alonso y Sánchez (1992) y adaptado por Matalinares (2002). El cuestionario es de aplicación colectiva e individual, en un tiempo aproximado de 45 minutos, con el propósito de evaluar los patrones atributivos en el ámbito de las relaciones interpersonales y de los logros académicos. Esta prueba está constituida por las siguientes áreas:

1) Logros académicos:

  • Externalización e incontrolabilidad de los resultados académicos. Atribución de éxitos académicos a causas externas
  • Atribución del fracaso académico a la falta de esfuerzo. La falta de esfuerzo vista como interna, variable y controlable.
  • Atribución del éxito académico a la habilidad. En estos elementos el éxito se atribuye a causas internas, estables y controlables.
  • Atribución del fracaso al profesor, se percibe como causa normalmente externa y no controlable.
  • Atribución del éxito al esfuerzo, externalización e incontrolabilidad del fracaso académico por su atribución a la mala suerte.
  • Atribución del fracaso a la falta de habilidad. El fracaso académico se atribuye a la falta de habilidad, causa normalmente percibida como interna, estable y no controlable.

2) Relaciones interpersonales:

  • Internalización del fracaso en las relaciones interpersonales. Hace referencia a la atribución fracaso en las relaciones interpersonales a causas internas, falta de esfuerzo o de habilidad.
  • Atribución del éxito en las relaciones interpersonales al esfuerzo. Hace referencia a la atribución del éxito en las relaciones interpersonales al esfuerzo, éste es el nombre que hemos dado a este factor.
  • Externalización del éxito en las relaciones interpersonales. En estos elementos el fracaso se atribuye a la falta de habilidad y el éxito se atribuye a la misma causa o a causas externas como la suerte u otros (resto de los elementos descritos).
  • Atribución del éxito en las relaciones interpersonales a la habilidad. El contenido de los elementos hace referencia a la atribución del éxito en las relaciones interpersonales a la habilidad y a las otras personas. Refleja la tendencia a internalizar el éxito, que se atribuye a la habilidad.
  • Externalización del fracaso. El contenido de los mismos hace referencia a la atribución del fracaso a la mala suerte o a la acción de otras personas, esto es, a causas externas.

 

III. Resultados

Los resultados se muestran en los siguientes gráficos, lo cuales fueron obtenidos a partir del análisis estadístico de los resultados en puntaje bruto y, posteriormente transformados a percentiles con la ayuda del baremo estandarizado. Es importante resaltar que, los resultados se podrán ver desde dos perspectivas de atribución: la primera, en relación al éxito y la segunda, referida al fracaso; ambos en los ámbitos de investigación académico y de relaciones interpersonales, es decir, que se podrá observar la percepción de los sujetos en cuanto a las causas (internas o externas) de su éxito o de su fracaso.

El análisis, se inició por las dos áreas que son medidas por el instrumento.

Atribuciones en el área de logros académicos:

En la sumatoria total de percentiles obtenidos por cada sujeto, se puede observar que en la población total el factor denominado "atribución del éxito académico a la habilidad", es el de mayor predominancia entre la población en general con un 17%, sin embargo, con un 16%, sin mucha diferencia, los factores de "atribución al fracaso académico a la falta de esfuerzo" y la "atribución del fracaso al profesor" son también de notable predominancia; por el contrario el factor con menos puntaje de 11 % llega a ser el de "atribución del fracaso a la falta de habilidad"

Atribuciones en el área de relaciones interpersonales

En general, los resultados en el área de relaciones interpersonales donde se aprecian porcentajes similares a nivel general de respuesta, dentro de la población que predomina con un 35 % de aceptación es el factor de atribución del éxito, en las relaciones interpersonales a la habilidad, en términos de fracaso en las relaciones interpersonales; el puntaje más alto lo tiene el factor número 1, referido a la internalización de las relaciones interpersonales (referido a atribuciones personales, deficiencias o dificultades del propio sujeto); además la Externalización del éxito en las relaciones interpersonales se muestra como el ítem con menos puntaje (el éxito no depende del otro).

El análisis que se realiza a partir de los datos, nos muestra a la par de diferentes atribuciones, las características dimensionales de las mismas, lo que da lugar al análisis de las diferentes cualidades sobre las atribuciones por área definida. Es así que, resulta interesante e importante la comparación de resultados en relación a características poblacionales y demográficas.

A diferencia de los resultados obtenidos a nivel global cuando se realiza la diferenciación en grupo de acuerdo al sexo, se encuentra que existen algunas diferencias en cuanto a la predominancia de distintas atribuciones, así como en las áreas de logros académicos y relaciones interpersonales.

Comparación de atribuciones de logros académicos en el grupo de hombres y mujeres

En el grupo de hombres el factor de mayor predominio en el área de logros académicos es el de la externalización e incontrolabilidad del fracaso académico, por la atribución a la mala suerte, obteniendo un puntaje de 17%, y en términos de éxito, el ítem referido a la habilidad es el más alto con un 16% y como el menor aceptado de ellos el de la atribución al fracaso académico, a la falta de habilidad con un 8%. En el caso del grupo de mujeres, los datos presentan diferencias en cuanto a la atribución de fracaso. Se presentan como factores dominantes la atribución del éxito académico a la habilidad con el 17%, además de dos factores que presentan el 16% de aceptación, como lo son la atribución del fracaso al profesor y la atribución del fracaso a la falta de esfuerzo; y como el factor menos aceptado el de la externalización e incontrolabilidad del fracaso académico por su atribución a la mala suerte.

Comparación de atribuciones sobre relaciones interpersonales entre hombres y mujeres

En las relaciones interpersonales, también se realizó un análisis comparativo entre los dos tipos de atribuciones; se encontró que en el grupo de hombres la atribución referida al éxito que mayor aceptación tiene es la de atribución a la habilidad con un 31%, de la misma manera, la atribución al fracaso corresponde al área de internalización, con un 25 %.

En comparación con las respuestas brindadas por las mujeres en el caso de éxito, también refirieron atribuirla a la habilidad con un 36 %, y en el caso de las situaciones de fracaso el puntaje más alto es el de la internalización del fracaso.

 

IV. Discusión

Cuando hablamos de atribuciones nos referimos a aquellas explicaciones o causas que los sujetos realizan para de algún modo explicar ya sean situaciones cotidianas aleatorias, como sucesos significativos y específicos, de manera que no se genere incertidumbre al respecto de las responsabilidades de los sucesos.

A partir de los resultados más altos obtenidos según las áreas de evaluación del instrumento se puede evidenciar que, en relación a la atribución causal de logros académicos encontramos diferentes situaciones:

La investigación muestra como en el grupo, de forma general predominan diferentes ideas al respecto de éxito o fracaso; en general, se observa que la atribución a la habilidad es el de mayor aceptación, tanto en los logros académicos como en el de relaciones interpersonales. Y en caso de la atribución al fracaso del logro académico se atribuye la responsabilidad al docente o profesor. Poniendo en observación la diferencia de atribuciones en cuanto a situaciones satisfactorias o insatisfactorias se pueden internalizar o externalizar desde la percepción del sujeto.

Sin embargo, en el caso de las explicaciones sobre relaciones interpersonales no sucede de la misma manera, ya que tanto en situaciones de éxito o fracaso se ven en un mismo tipo de atribución, la internalización de los resultados a factores subjetivos y personales. Si bien, ambos apuntan a diferentes situaciones de la vida del estudiante, ambos comparten la característica de ser internalizadas, es decir, conllevan completa responsabilidad de los sucesos y sus consecuencias, vale decir, que la mayoría de los sujetos explican su éxito y su fracaso basados en sus atribuciones personales, sus habilidades, sus capacidades, lo cual implica también, la aceptación de la responsabilidad de los resultados en la mayoría de las situaciones de su vida.

Al realizar la comparación entre los dos tipos de participantes, se observaron ciertas diferencias que, si bien, son poco distantes, podrían dar pautas sobre el funcionamiento y diferenciación del sistema atribucional en el caso de hombres y mujeres, ya que según los datos, en el tema de los logros académicos los hombres explican el éxito a partir de las habilidades propias, sin embargo, el fracaso es atribuido a situaciones externas sin explicación aparente vale decir, la suerte. Estos resultados, se muestran un tanto diferentes a los a que se obtuvieron por las mujeres, puesto que según los datos las mujeres atribuirían los éxitos académicos a su habilidad, como en el caso de los hombres, la diferencia clara se muestra en la explicación del fracaso la atribución de la responsabilidad de forma equitativa tanto al sujeto externo (docente) como a la falta de esfuerzo propio, lo cual nos mostraría una diferencia o pauta al respecto de cómo asumen el fracaso los hombres y las mujeres. Es resaltante esta diferencia pues, en términos concretos nos hablaría de la responsabilidad que tanto hombres como mujeres asumen en sus acciones, tanto hombres como mujeres se responsabilizan de éxitos, sin embargo cuando se refiere a fracasos las mujeres lo asumen como responsabilidad propia o de un personaje externo (docente), mas no a sucesos sin explicación como la suerte o el destino, dando a entender que necesariamente existe la participación de alguien para algún resultado negativo, bien ella u otro sujeto. Lo que no sucede en el caso de los hombres.

Así mismo, las atribuciones sobre relaciones interpersonales, en la comparación de grupos, se encontró que tanto hombres como mujeres atribuyen el éxito en las relaciones sociales a la amabilidad, y el fracaso en estas mismas a la internalización el fracaso.

Las atribuciones, según su explicación y su revisión, además, servirían de punto intermedio para cuidar la valía personal, porque es a partir de los logros que los sujetos construyen su autovaloración; por el contrario, cuando existe un desequilibrio en estas percepciones también, será de-ducible que el sujeto pueda generar situaciones (de fracaso) donde exista excesiva culpa, por el contrario soslayar la responsabilidad de sus actos. Además, como parte de las cualidades de las atribuciones que, si bien, no se pudo evidenciar con el instrumento, está la temporalidad de las atribuciones , es decir, sobre el tiempo que repercute una situación (de éxito o de fracaso) en la vida del sujeto, pues por un lado, si se habla de una temporalidad corta, estaríamos hablando de la minimiza-ción de sucesos felices o tristes , del mismo modo, si la temporalidad o duración de los resultados de un suceso tienen una temporalidad larga, se podría hablar de la maximización de resultados negativos y recordemos que esta es una situación muy característica en casos de depresión, y por el otro lado en la maximización de resultados positivos, está relacionado con las distorsiones cognitivas asociadas a los trastornos de personalidad.

En el estudio de Navarrete y Cuadro, en referencia a los estilos de atribución son relación al rendimiento académico, se pueden observar resultados similares en cuanto a la atribución al éxito a habilidades personales o factores subjetivos, así mismo, la diferencia entre la atribución al fracaso se externaliza. Según el autor de la investigación "el efecto de la atribución a causas internas es significativamente más favorable que el producido por causas externas. Los estudiantes que recurren a explicar sus éxitos a causa internas obtienen un desempeño mayor; sus compañeros con un rendimiento descendido explican sus éxitos a factores externos y recurren a explicar su fracaso a la baja capacidad". (Navarrete y Cuadro, 2007).

En relacion a la metodologia de investigacion , es importate notar que a partir de la aplicación de la prueba se pueden observar respuestas concretas en el area academica como interpersonal, ademas de que ambas areas se podran ver desde las perspectivas de situaciones de éxito o fracaso; lo cual muestra una alta aplicabilidad y posibilidad de replica de la investigacion; sin embargo, las limitaciones de la tecnica, se muestran en el contenido cualitativo que se convierte en una necesidad futura a indagar.

La temática cognitiva abordada con el grupo de estudio resulta sumamente significativo, ya que, si bien las atribuciones se entienden como componentes cognitivos meramente, tendrán mucha influencia y serán parte de procesos emocionales y también conductuales de manera que, son un factor de gran importancia para la vida de los sujetos. Además, su reconocimiento facilitaría su manejo o reestructuración, para evitar un desequilibrio y malestar emocional que podrían generarse a partir de su distorsión.

 

V. Conclusiones

Entre los estilos atribuciones que tiene mayor predominancia en el grupo están: atribución del éxito académico a la habilidad, posteriormente se hace referencia a la falta de esfuerzo, y, por último, la atribución del fracaso al profesor; lo que nos muestra que en el grupo predomina la idea de alterna-bilidad, es decir que las consecuencias y explicaciones de las cosas que pasan en el ambiente académico, son atribuidos a uno mismo como responsable de una situación de éxito o fracaso académico. Lo cual no muestra mucha diferencia con la predominancia de atribuciones a nivel social, es decir que todas las relaciones sociales del sujeto, están percibidas como fruto de su habilidad.

Resultó sumamente interesante realizar el análisis de datos por separado entre participantes hombres y mujeres, donde se pudo notar una diferencia muy importante referida a que los cuestionarios de hombres hacían referencia a que el fracaso en el ámbito académico está determinado por factores externos a él, tales como terceros, destino, etc. En cambio, las mujeres prestaron mayor predominancia en la atribución del éxito o fracaso al esfuerzo propio. Si bien, en el caso del éxito académico la atribución se hace a la habilidad, en el caso del fracaso se muestra una ligera diferencia al constituirse la atribución para los hombres a la suerte y para las mujeres al esfuerzo.

Existe relación en cuanto a que tanto en el grupo de mujeres como de hombres la atribución de internabilidad y controlabilidad de las situaciones académicas que viven, lo cual se muestra de la misma manera en el caso de las relaciones interpersonales, en ambos grupos predomina la atribución en la habilidad; sin embargo, es en el análisis por separado de hombres y mujeres donde se muestra que atribuyen más sus éxitos y fracasos a nivel académico o social como externos a ellos e incluso incontrolables, lo cual podría ser profundizado de manera más específica, para definir las diferencias a nivel de género para asumir responsabilidad, afrontar situaciones positivas o negativas o la forma en que éstos afectan aspectos como el auto concepto, la motivación o la adaptación a entornos educativos.

Es importante que, tanto las similitudes y sobre todo las diferencias sirvan para futuras investigaciones al respecto.

 

Referencias bibliográficas

Correa, R. Fredi, E., y Contreras, C. (31 de julio de 2002). Estilos atribucionales ante el fracaso, su influencia en el rendimiento academico. Obtenido de Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa.        [ Links ]

Giménez, M. (2005). Optimismo y pesimismo, variables asociadas al contexto escolar. Pulso, 9-23        [ Links ]

Hernandez, R., Fernandez, C., & Baptista, P. (2006). Metodologia de la investigacion. México: MacGraw Hill.        [ Links ]

Hederich, C., & Camargo, A. (s.f.). Revista Pedagógica. Obtenido de Estilo cognitivo y logro académico: http://www.pedagogica.edu.co/storage/rce/articulos/40-41_14infor.pdf        [ Links ]

Japón, B. R. (junio de 2006). Tema 4. Psicología social. Recuperado el 26 de marzo de 2017, de www.be-minful.org        [ Links ]

Lizondo R., G., Montes M., N., & Jurado S., F. (2005). Enfoque cognitivo de la depresión. Revista paceña de medicina.        [ Links ]

Matalinares, M., Yaringaño, J., Sotelo, N., & Diaz, G. &. (2010). Relación entre los estilos atribucionales y los estilos de aprendizaje en estudiantes de secundaria de Lima metropolitana. Revista IIIPSI, Facultad de psicología de la Universidad Mayor Nacional Mayor de San Marcos, 13(2), 102- 117.        [ Links ]

Moreano, G. (2005). Relaciones entre autoconcepto académico, atribuciones de éxito y fracaso, y rendimiento académico en escolares preadolescentes. Revista de Psicología de la PUCP., 6.        [ Links ]

Moreno, G. (1998). El desarrollo de habilidades como objetivo educativo. Aproximación conceptual. Educar. Nueva Era.        [ Links ]

Navarrete, I., & Cuadro, A. (2007). estilos atribucionales causales y rendimiento academico en estudiantes de ciclo basico de Montevideo. Buenos Aires : XIV jornadas de investigacion y tercer encuentro de investigadores en Psicologia del Mercosur.        [ Links ]

Pérez García, A. y. (2005). Procesos atributivos, análisis dimensional de las atribuciones causales. Boletín de psicología, 62.        [ Links ]

Rivas, M. (2010). Procesos cognitivos y aprendizaje significativo. Madrid: Organización.        [ Links ]

Schunk, D. (1997). Teorías del Aprendizaje. México: Prentice Hall.        [ Links ]

Tintaya, P. (2014). Proyecto de investigacion. La Paz- Bolivia: Instituto de Estudios Bolivianos.        [ Links ]

Vicuña, L., Paredes, M., Hernández, H., & Solís, R. (2001). Vicuña Concordancia entre la facultad académica a la que pertenece el alumno con los intereses vocacionales y con los estilos atribuciones de las causas que determinaron el ingreso a la UNMSM en el concurso de admisión 2000. Revista de investigación en psicología, 4(1).        [ Links ]

 

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons