SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.23 número42¿Plurinacional o plural? Explorando la transformación del Estado boliviano a través de las autonomíasLa Semana indianista y las dinámicas del nacionalismo boliviano en el primer tercio del siglo XX índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Ciencia y Cultura

versión impresa ISSN 2077-3323

Rev Cien Cult vol.23 no.42 La Paz jun. 2019

 

Ensayo Visual

 

Nube Pampa

 

 

Patricio Crooker

 

 


 

 

La esquila de fibra de vicuña

El ruido de las motos se abre paso en el frío viento del altiplano de Apolobamba, estamos a más de 4000 metros sobre el nivel del mar. El viento mueve fuertemente las redes de más de 500 metros de largo que van a ser utilizadas para la captura de las vicuñas. Muchos miembros de las comunidades de Nube Pampa y Ucha Ucha, bien organizados, tratan de capturar la mayor cantidad de vicuñas posibles.

Antes el método se realizaba a pie: cientos de comunarios perseguían a las vicuñas hasta llevarlas a los corrales temporales para luego esquilarlas. Ahora, con el económico acceso a motocicletas, el método ha cambiado. Motos de todos los colores se abren paso en el monótono paisaje del altiplano de Apolobamba, esta magnífica zona situada en la frontera con Perú y muy cerca del río Suches.

La región de Apolobamba, ubicada en el departamento de La Paz, es una de las más grandes y conocidas por su población de vicuñas en el país. La fibra y la lana de vicuña es la más cotizada a nivel mundial. Estos animales que no han sido domesticados son esquilados de una manera sostenible y casi de forma ritual por las distintas comunidades de la zona.

Estamos primero en Ucha Ucha, donde la mayoría de los jóvenes de la comunidad, luego de una reunión de organización, salen de manera ordenada a buscar y capturar grupos de vicuñas mientras otros comunarios los esperan para llevar a cabo la esquila de los animales capturados, los cuales serán puestos en libertad ese mismo día.

Todo comienza con la construcción de la red, en un lugar geográfico importante; desde muy temprano en la mañana, y sin importar la edad de los participantes, se van colocando los postes para luego, con largas cuerdas, sujetar las redes. Después los grupos de "vaqueros" andinos diseñan una estrategia de captura, reparten gasolina para sus motos y salen en busca de los animales. A los pocos minutos, retorna el rugir de los motores, y se pueden apreciar grupos de vicuñas corriendo delante de las motocicletas. La parte más difícil ha terminado. Ahora sólo queda la delicada labor de esquilar a los animales con la ayuda de unas tijeras muy rudimentarias para conseguir la preciada lana.

Estas imágenes forman parte del proyecto de la creación de la Colección del Bicentenario, un archivo de imágenes y sonidos inéditos de Bolivia, que se registrarán durante los próximos seis años, con el propósito de retratar el espíritu de una nación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons