SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.7 número2INFLUENCIA DEL INCREMENTO EN LA MAGNITUD DE RAZÓN FIJA SOBRE EL CONTRAFREELOADING EN ORGANISMOS INFERIORES índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Ajayu Órgano de Difusión Científica del Departamento de Psicología UCBSP

versión On-line ISSN 2077-2161

Ajayu v.7 n.2 La Paz ago. 2009

 

ARTÍCULO

 

DISONANCIA COGNITIVA EN BAILARINES QUE PARTICIPARON EN EL GRAN PODER 2008

 

COGNITIVE DISSONANCE IN DANCERS WHO PARTICIPATED IN GRAN PODER 2008

 

 

Erik Fernández* y Víctor Hugo Rico

 

Departamento de Psicología Universidad Católica Boliviana “San Pablo”

* Director de la investigación

 

 


RESUMEN

En la presente investigación se encontró como disonante a la mayor parte de los sujetos que conformaron la muestra, para cada categoría y en cada una de las submuestras, se entiende como la mayor parte a un porcentaje superior al cincuenta y uno por ciento para cada caso. Se pudo ver los mayores porcentajes de respuesta a la razón por la que bailaron en la fiesta del Gran Poder 2008 fue por fe, diversión y por fe y diversión entre los encuestados, por lo cuál el análisis se centro en estas tres submuestras.

Con relación a la variable género, no se encontraron grandes diferencias respecto a la activación de la disonancia así como en la utilización de estrategias de reducción. Lo que llama poderosamente la atención en la comparación de la variable género, es que de acuerdo a los porcentajes observados, en las condiciones que activan la disonancia, en todas y cada una de las subcategorías, así como en las tres submuestras de fe, diversión y fe-diversión las mujeres en mayor o menor grado tienen porcentajes más elevados que los hombres. Por otro lado, se observa todo lo contrario en las estrategias de reducción de la disonancia, donde los porcentajes más elevados los presentan los sujetos masculinos respecto a sus pares femeninos.

A partir de estos resultados se puede inferir que, a pesar de que un menor porcentaje de varones cumplen alguna de las condiciones de activación de la disonancia en relación a sus pares femeninos, estos pueden lidiar con mayor facilidad con sus pensamientos disonantes, al menos los referentes a su participación en esta fiesta, al ellos acudir en mayor porcentaje a estrategias de reducción de la disonancia, a diferencia de las mujeres, que lo hacen en menor medida.

Se pudo ver que efectivamente la cantidad de personas que participan de esta fiesta buscando divertirse, conocer nuevas personas y terceros se ha incrementado considerablemente, pero de igual forma la dimensión de la fiesta como tal va creciendo, y si bien el número de personas que realmente participan por fe al señor del Gran Poder no es el mismo que al principio, continúan siendo la mayor parte de los bailarines, los cuales conformaron la submuestra más numerosa, y que seguramente transmitirán esta fe a sus siguientes generaciones.

Por esta causa se considera que la presente investigación permitirá hacer de conocimiento público la proporción de los participantes de la investigación que sean identificados como disonantes a partir de las respuestas presentadas, las condiciones que activan la disonancia en estas personas y las estrategias que los mismos utilizan para la reducción de la disonancia. Lo cuál permitirá realizar conclusiones que sirvan de argumento para alguna de las posiciones respecto a esta fiesta, a ambas posturas o tal vez a ninguna de las dos y para comprender mejor el contexto de la misma.

Palabras clave: Disonancia cognitiva, género, motivación, fiesta.


ABSTRACT

This research found that most of the subjects from the sample were found to be dissonant, for each category and in each of the sub samples, most is understood to be fifty one per cent and above for each case. The answers with the highest percentage as to why they danced in Gran Poder 2008 were faith, entertainment and both faith and entertainment among the people in the sample survey. For this reason these three sub samples were the focus of the analysis.

There were no major differences in dissonance activation or in the use of reduction strategies regarding the gender variable. What calls the attention about the gender variable is that, according to the observations, women have higher percentages than men in dissonance activation conditions, in each and everyone of the subcategories, as well as in the three subsamples, faith, entertainment and faith-entertainment. In the other hand, it is exactly the opposite in dissonance reduction strategies, where the highest percentages are those of the male subjects in comparison of their female partners.

According to these results it is safe to infer that although a lower percentage of male subjects fulfill some of the dissonance activation conditions in relation to their female partners, they can deal with their dissonant thoughts with ease, at least those referring to their participation in this festivity, by using in a higher percentage dissonance reduction strategies unlike women who use it less frequently.

It became evident that as a matter of fact the amount of people who take part in this festivity looking for entertainment, meeting new people and others has increased considerably, but so has the dimension of this event in itself, and although the number of people who truly participate because of faith to el Señor del Gran Poder isn’t the same at it was before, it is still most of the dancers, which were a part of the biggest subsample, and who will surely pass this on to their next generations.

It is because of this that this research will make the proportion of participant identified as dissonant as a result of the answers they gave, their dissonance activation conditions and the strategies they use to reduce the dissonance, be of public knowledge. This will allow the reader to reach a conclusion supporting a point of view whether it be against or in favor or even none of these about this festivity, and to better understand its context.

Key words: cognitive dissonance, gender motivation, party,


 

 

Cuando se habla de los bailarines que intervienen en la fiesta del Gran Poder, fiesta en esencia religiosa, surgen aspectos paralelos y contradictorios, generadores de controversia, como ser el consumo de alcohol, la lujuria y la inversión de tiempo y de dinero que requiere esta participación. Por lo tanto, todas las posiciones contrapuestas respecto a esta fiesta, son las que generan una serie de interrogantes, las cuáles resultan fascinantes a la hora de investigar acerca del tema.

Es por esto que se buscó conocer en primera instancia, la causa manifiesta por la cuál estas personas participaban de la fiesta, a partir de la cuál se fue indagando más para conocer la importancia que le daban a esta participación y como esta causa manifiesta por la cual participaron en la fiesta lidiaba con todos los aspectos de su vida que se ven afectados a la hora de bailar, y es ahí donde aparece el tema central, ¿son estas personas consistentes en sus respuestas?, es decir, ¿son sus cogniciones consonantes a la hora de razonar sobre estos temas?, o es que podrían llegar a pasar por alto pensamientos o prioridades y emitir conductas irregulares, es decir convertirse en disonantes.

¿Cómo disonantes?, Leon Festinger crea en 1957 la teoría de la disonancia cognitiva, la cuál define como un estado motivacional poco placentero, de tensión o psicológicamente incómodo. Las personas intentan evitarla o al menos reducir su intensidad para alcanzar la consonancia. La tendencia a restablecer la consistencia entre actitudes o creencias se genera automáticamente y su logro es gratificante.

Según Festinger (1957), dos elementos o creencias son consistentes (consonantes) cuando uno implica, se deriva de o sigue al otro (por ejemplo, el ejercicio físico es bueno y hago deporte diariamente). Las creencias son inconsistentes (disonantes) cuando psicológicamente se contradicen, son incompatibles o una implica la negación de la otra (por ejemplo, fumar cigarrillos produce cáncer de pulmón y consumo diariamente una gran cantidad de cigarrillos). Por último, las creencias son irrelevantes cuando recíprocamente nada tienen que ver la una con la otra o cuando el conocimiento de una nada dice respecto a la otra (por ejemplo, las creencias simultáneas el ejercicio físico es bueno, la obra de Cervantes es grandiosa y fumar cigarrillos produce cáncer de pulmón pueden coexistir sin tener implicaciones unas con respecto a otras).

Para el presente estudio se creo una definición operacional que dice: La disonancia cognitiva refiere a un estado de incomodidad que se genera cuando existe un encuentro entre creencias que son inconsistentes (disonantes) las cuales se contradicen, son incompatibles o la afirmación de una implica la negación de la otra. Para su aparición deberán presentarse condiciones que activen la disonancia, así como estrategias utilizadas por el individuo para la reducción de dicha disonancia.

A partir de la definición operacional, se categorizó las variables, donde el estudio se concentró en dos categorías: las condiciones que activan la disonancia y las estrategias utilizadas para la reducción de la disonancia. Desde las cuáles surgen las subcategorías respectivas.

Entre las estrategias de reducción de la disonancia Festinger (1957), sugirió tres alternativas distintas. La elección de una u otra dependería de la resistencia al cambio del sujeto. Las tres estrategias son:

a) Modificar uno de los elementos de forma que la relación entre creencias se vuelva más consistente. Así, ante la disonancia producida por las creencias fumar cigarrillos produce cáncer de pulmón y consumo diariamente una gran cantidad de cigarrillos, lo más efectivo para la persona sería cambiar la conducta progresivamente hasta dejar de fumar. Pero como a veces es difícil modificar el elemento conductual, también podría reducirse la disonancia cambiando el componente actitudinal hacia uno de los elementos (llegando a pensar, por ejemplo, que bajo determinadas circunstancias o bajo ciertas condiciones fumar no es muy pernicioso después de todo).

b) Introducir nuevas cogniciones a fin de aumentar la importancia de uno de los elementos y disminuir el peso relativo disonante del otro. Por ejemplo, el fumador que busca información crítica relativa a la investigación sobre hábito de fumar/cáncer de pulmón y decide, a la vista de la escasez de pruebas a favor de esta relación, así como de la dificultad de extrapolar resultados de la investigación animal al campo humano, que es seguir fumando no es tan nocivo como puede parecer a simple vista.

c) Alterar la importancia de los elementos de manera que sean menos contrarios entre sí. Por ejemplo, la persona que, pese a la evidencia de los efectos nocivos del tabaco, piensa que el placer de fumar durante un número reducido de años es superior a la hipotética ventaja de vivir más tiempo privado de ese placer. Por extraño que parezca, para algunas personas lo importante no es el tiempo que se vive, sino disfrutar de la vida plenamente aunque se viva menos tiempo (Morales, 1997).

Para la segunda categoría se tomó en cuenta las investigaciones de Festinger y Carlsmith, las cuales ponen de relieve las principales condiciones que favorecen a la aparición de la disonancia:

a) Publicidad. La evidencia empírica sugiere que la inconsistencia per se no produce disonancia. Para que esto ocurra se necesita que los demás puedan identificar a la persona y ligarla con la conducta discrepante de modo que no pueda negar que es autora de la conducta en cuestión (Brehm y Cohen, 1962; Riess y Schlenker, 1977).

b) Responsabilidad. Si los que toman una decisión se sienten responsables de sus consecuencias, se activará la disonancia y no importará que las consecuencias se hayan previsto o no, por el contrario, si la persona no se siente responsable de la acción, no habrá disonancia pese a la magnitud del resultado. Diferentes investigaciones subrayan que el efecto de la disonancia depende de las atribuciones internas del sujeto. Las cogniciones disonantes no producen necesariamente disonancia a menos que este involucrado algún elemento de la responsabilidad personal (Aronson, 1968; Greenwald y Ronis, 1978).

c) Consecuencias negativas. La investigación de Cooper y Worchel (1970) subrayó la relevancia de las consecuencias negativas de la conducta en la activación de la disonancia, este estudio fue una replica de otros similares, pero introduciendo una variación: algunos de los cómplices del experimentador simulaban no ser persuadidos. Conforme a lo esperado, se obtuvo la típica relación inversa entre la magnitud del incentivo y la disonancia solo cuando el cómplice era persuadido.

d) Magnitud y tipo de incentivo. Se requiere que el incentivo sea lo suficientemente atractivo y ejerza presión necesaria como para hacer que la persona se comprometa a realizar un acto contrario a sus creencias. Si la presión para realizar la conducta es suficiente, es, por ello mismo, consistente con la decisión de ejecutarla y no se produce disonancia. La razón es que, a medida que aumenta el incentivo, aumentan también las cogniciones consonantes con la conducta de manera que queda poca disonancia por reducir. Para que surja la disonancia se requiere que la magnitud del incentivo sea mínima o apenas suficiente.

Acto seguido se plantearon los objetivos de esta investigación: como objetivo general se planteó el describir la presencia o ausencia de disonancia cognitiva en las respuestas presentadas por los bailarines de la fraternidad elegida que participaron en la fiesta del Gran Poder 2008. Así como los objetivos específicos, los cuáles se enfocaron en la descripción de las estrategias de reducción de la disonancia, las condiciones que favorecen a la aparición de la disonancia y las respectivas comparaciones según género.

Una vez completado el vaciado de los datos, se estableció una división de la muestra en sub muestras, esto según las respuestas presentadas a la pregunta 1 del instrumento, la cuál refiere a la razón por la cuál participan en la fiesta del Gran Poder, conformando estos tres grupos por las respuestas más recurrentes presentadas. Estas tres submuestras establecidas estuvieron conformadas por las personas que respondieron que bailaron por fe, por diversión y las personas que bailaron por fe y diversión. Esta división se la realizó con el objetivo de optimizar el análisis de los datos, ya que se diseñaron criterios de análisis para clasificar a un sujeto como disonante o no disonante mediante fórmulas diferenciadas para cada submuestra, las cuáles de acuerdo a la razón por la que bailaban y los distintos cruces que presenta el instrumento, eran capaces de encontrar probables inconsistencias en las respuestas presentadas, es decir cogniciones encontradas.

Una vez establecidas las submuestras, y tras realizado el vaciado de datos, se obtuvieron los resultados siguiendo la línea de análisis diferenciado para cada submuestra, esto partiendo de la causa manifiesta de participación en la fiesta del Gran Poder, para así realizar el análisis de las condiciones de activación de la disonancia, las estrategias de reducción de la disonancia con comparaciones en primera instancia entre submuestras, para luego hacer una comparación por género entre submuestras.

 

MÉTODO

Participantes de la investigación. Para la presente investigación se tomaron en cuenta a sujetos con las siguientes características: Sujetos masculinos y femeninos de entre 18 y 60 años de edad, y todos bailarines de la danza morenada, pertenecientes a la misma fraternidad.

El tamaño de la muestra obtenida fue gracias a la fórmula estadística de tamaño de la muestra con conocimiento del universo, desde donde, contando la fraternidad con un universo de 1250 personas se obtuvo un tamaño de la muestra de 303 personas, de las cuáles se aplicó el instrumento a 155 mujeres y 148 hombres.

El instrumento utilizado fue: El cuestionario DC-GP (Disonancia Cognitiva en el Gran Poder) instrumento creado de acuerdo a las características de la investigación, adecuado para dicha población, dicho instrumento fue diseñado en escala Likert. El instrumento fue diseñado con 17 ítems. Vale recalcar que el instrumento antes de ser aplicado, atravesó por el proceso de validación por expertos, para así poder afirmar que el instrumento mide efectivamente la variable en cuestión.

Para el análisis de los datos se diseñaron ciertos criterios de análisis para lograr clasificar a un sujeto de la muestra como disonante o no disonante, para optimizar este análisis se trabajó de forma diferenciada para cada submuestra, es decir, las fórmulas para clasificar a las personas que dijeron haber bailado por fe, no son las mismas para las personas que dijeron haber bailado por diversión, así como son distintas las fórmulas para las personas que bailaron por fe y diversión.

Cabe mencionar que ciertos cruces son obviados de acuerdo a la razón manifiesta por la que el sujeto dijo haber bailado, esto debido a que el análisis tiene la finalidad de encontrar coherencias e incoherencias, contradicciones en las respuestas, concretamente choques entre las cogniciones expresadas por los encuestados, por lo tanto algunos de estos no son aplicables, es por esto que existe un menor número de cruces en caso de la persona haber marcado que bailó por fe y diversión, donde por ejemplo en la categoría publicidad no se puede encontrar contradicciones ya que esta respuesta es incompatible a toda fuente de disonancia posible a encontrar en esta categoría en particular. Para la comprensión de las fórmulas para encontrar disonancia se detalló en el documento de tesis la lógica que se utilizó para cada subfórmula, las cuáles son tomadas en cuenta en una, dos o las tres submuestras sobre las que se trabajó.

El procedimiento estuvo compuesto por cinco fases, la primera de estructuración teórica, fase inicial la cual sirvió para la obtención del material y respaldo teórico base para la investigación como tal, esta fase tuvo dos etapas, la de búsqueda de información y la de redacción de la parte teórica. La segunda fase fue la de elaboración del instrumento, con las etapas de operacionalización de las variables, categorización de las variables y validación del instrumento, tres en total.

La tercera fase fue de aplicación del instrumento, la cuarta fase fue de procesamiento de datos, con las etapas de recolección de datos cuantitativos, vaciado de datos y análisis de datos. La quinta y última fase fue de resultados, donde se realizó diferentes tablas explicativas con sus respectivas descripciones, abordando descripciones de frecuencia, condiciones de activación de la disonancia, estrategias de reducción y comparaciones según género, todo con un análisis diferenciado para las submuestras principales.

 

RESULTADOS

A continuación se muestran las principales tablas de resultados obtenidas en la investigación:

En la tabla 1 se puede ver la frecuencia y porcentajes de la causa manifiesta por la cuál dijeron haber bailado los encuestados en la pregunta 1 del instrumento, pregunta clave para conformar las submuestras, para el posterior análisis diferenciado con los tres grupos más numerosos (Fe, diversión y fe/diversión).

 

La Tabla 2 muestra las condiciones de activación de la disonancia para la submuestra Fe, clasificando por porcentajes a los sujetos disonantes y no disonantes por cada sub categoría, esto bajo los criterios de análisis diseñados. Se hicieron tablas similares de condiciones de activación de la disonancia para las restantes dos submuestras (Diversión y Fe/diversión).

 

En la Tabla 3 se puede ver las estrategias de reducción de la disonancia para la submuestra Diversión, en la cual se clasifica a los sujetos pertenecientes a esta submuestra por quienes utilizan una de las estrategias y no utilizan dicha estrategia, esto en porcentaje. El mismo procedimiento se efectuó para las otras dos submuestras.

 

Se observa en la tabla 4 las condiciones que activan la disonancia según género, donde se divide para cada subcategoría en género femenino y masculino, y se expresa en porcentaje la cantidad de hombres y mujeres pertenecientes a la submuestra Fe-diversión que activan o no activan la disonancia en cada sub categoría. Tablas similares para las submuestras de Fe y de diversión están en el documento de tesis.

Se observa en la tabla 5 las estrategias de reducción de la disonancia según género para la submuestra Fe, donde se detalla el porcentaje de varones que utilizan cada estrategia, así como el porcentaje de mujeres que utilizan y no utilizan cada sub categoría. En el documento de tesis se puede apreciar las tablas que detallan las estrategias de reducción de disonancia según género para las submuestras de Diversión y de Fe/diversión.

 

CONCLUSIONES

Se encontró como disonante a la mayor parte de los sujetos que conformaron la muestra, para cada categoría y en cada una de las submuestras, se entiende como la mayor parte a un porcentaje superior al cincuenta y uno por ciento para cada caso. Se pudo ver los mayores porcentajes de respuesta a la razón por la que bailaron en la fiesta del Gran Poder 2008 fue por fe, diversión y por fe y diversión entre los encuestados, por lo cuál el análisis se centro en estas tres submuestras. El análisis individual para cada submuestra, mostró que, en el caso de las personas que respondieron que bailaron por fe, la mayoría de estas se encontraron disonantes, siendo publicidad la condición que activó la disonancia en mayor porcentaje y la modificación de uno de los elementos disonantes la estrategia de reducción de la disonancia más utilizada por este grupo de personas. Estos datos sugieren que, estas personas que dijeron haber bailado por fe, al tener que enfrentarse a especulaciones, confrontar o explicar las razones por las que participan en esta fiesta, llegan a activar o hacer evidente la disonancia producida entre cogniciones, explicada por la subcategoría publicidad la cual es la más utilizada por este grupo, y que a su vez resulta lógico que recurran a la modificación de uno de los elementos disonantes para reducir su disonancia, ya que esta estrategia permite racionalizar estos pensamientos en conflicto con mayor facilidad ante terceros.

Entre los sujetos que dijeron haber bailado por diversión, también se encontró a la mayor parte de ellos disonantes, siendo magnitud de incentivo la condición que activó la disonancia en la mayoría de ellos, donde esa gran importancia que le atribuyen estos sujetos a bailar en el Gran Poder es algo compleja de inferir a cabalidad, claramente esta la diversión y entretenimiento que les produce, pero los mismos pueden ser generados ya sea por el solo hecho de bailar una danza que disfrutan, por las fiestas y consumo de alcohol, por el hecho de hacer nuevos amigos, como medio para encontrar una pareja o una combinación de elementos. Como estrategia de reducción de la disonancia la mayoría recurría a la modificación de uno de los elementos disonantes.

En el caso de las personas que dijeron haber bailado por fe y diversión, de igual forma se halló que la mayor parte de ellos son disonantes, siendo la magnitud de incentivo la principal condición de activación de la disonancia para este grupo, donde una posible explicación podría estructurarse de forma similar a la referente a las personas que bailaron por diversión, donde el tema de la fe es incluido, y donde además de los beneficios mencionados en el párrafo precedente, se encuentra la ventaja de creer en un ser superior, el Señor del Gran Poder, con el cual se están congraciando, y lo hacen de la mejor forma, divirtiéndose. La alteración de uno de los elementos disonantes es la estrategia de reducción de la disonancia más utilizada por este grupo, ya que al participar de la fiesta tanto por fe como por diversión, pueden atribuirle un mayor valor al tema religioso en ciertas circunstancias, como al tema económico o a la diversión que obtienen al bailar dependiendo de la situación, el momento o la persona con la cuál se este discutiendo el tema.

Con relación a la variable género, entre las personas que marcaron haber bailado por fe, tanto hombres como mujeres obtuvieron los puntajes más altos en publicidad como condición que activa la disonancia en la mayoría de los representantes de ambos géneros. Entre las estrategias de reducción de la disonancia, la más utilizada por las mujeres fue la alteración de uno de los elementos disonantes y la estrategia más utilizada por los varones fue la modificación de uno de los elementos disonantes .

Entre las personas que dijeron haber bailado por diversión, magnitud de incentivo fue la condición que activó la disonancia en la mayoría de las representantes del género femenino y consecuencias negativas fue la condición que activó la disonancia en la mayoría de los representantes del género masculino. A su vez, para ambos grupos la modificación de uno de los elementos disonantes fue la estrategia de reducción de disonancia más utilizada.

Finalmente, entre los sujetos de la muestra que dijeron haber bailado por fe y diversión, tanto para varones como para mujeres la magnitud de incentivo fue la condición que activó la disonancia en la mayor parte de los miembros del grupo, así como la alteración de uno de los elementos disonantes fue la estrategia de reducción de la disonancia más utilizada por ambos géneros.

Como se puede ver, no existen grandes diferencias entre géneros respecto a la activación de la disonancia así como en la utilización de estrategias de reducción. En la submuestra de fe y diversión la mayoría de los sujetos de ambos géneros activan la disonancia por la misma condición (magnitud de incentivo), así como recurren a la misma estrategia de reducción (alteración de uno de los elementos disonantes). El mismo fenómeno se presenta en la estrategia de reducción de disonancia más utilizada por las personas que dijeron haber bailado por diversión, así como publicidad es la condición que genera mayor activación de la disonancia en la submuestra de fe. Las diferencias encontradas entre géneros fueron solamente en las condiciones que activan la disonancia en la submuestra diversión, como en las estrategias de reducción de la disonancia en la submuestra fe.

Lo que llama poderosamente la atención en esta comparación de la variable género, es que de acuerdo a los porcentajes observados, en las condiciones que activan la disonancia, en todas y cada una de las subcategorías, así como en las tres submuestras de fe, diversión y fe-diversión las mujeres en mayor o menor grado tienen porcentajes más elevados que los hombres. Por otro lado, se observa todo lo contrario en las estrategias de reducción de la disonancia, donde los porcentajes más elevados los presentan los sujetos masculinos respecto a sus pares femeninos, a excepción de porcentajes iguales presentados en una subcategoría y alteración de uno de los elementos disonantes para la submuestra fe, que es el único caso donde el porcentaje de los sujetos femeninos es mayor.

A partir de estos resultados se puede inferir que, a pesar de que un menor porcentaje de varones cumplen alguna de las condiciones de activación de la disonancia en relación a sus pares femeninos, estos pueden lidiar con mayor facilidad con sus pensamientos disonantes, al menos los referentes a su participación en esta fiesta, al ellos acudir en mayor porcentaje a estrategias de reducción de la disonancia, a diferencia de las mujeres, que lo hacen en menor medida.

Esto podría deberse a diferentes factores o a una combinación de los mismos, donde probablemente exista una influencia de lo cultural y social, el hecho de que aún en nuestra sociedad impera el machismo, y para un hombre es mucho más fácil que para una mujer el decir abiertamente que baila para conocer mujeres, o para estar de fiesta y beber alcohol, lo cual influye no solamente en los porcentajes más elevados de activación de disonancia en el género femenino, sino en las estrategias de reducción de la disonancia utilizadas más, y probablemente mejor que las mujeres.

De igual forma, estos recursos utilizados por los varones, para poder admitir con mayor facilidad razones para su participación en la fiesta, con menos temor a ser juzgados que los sujetos femeninos, que se cree le dan mayor importancia a la opinión de terceros, podrían ser generalizados a momento de crear excusas o razones ya sea conciente o inconcientemente para lidiar con cogniciones disonantes, es decir, el alterar un elemento disonante, modificarlo o introducir nuevas cogniciones podría ser más fácil para los hombres, tratándose de este tema en particular, por el hecho de que ellos al tener que enfrentar este fenómeno de choque de cogniciones disonantes, no le otorgan tanto valor o importancia a opiniones de terceros, a las expectativas de otros, a lo que se debe o debería hacer para quedar bien, sino se concentran más en sus propios pensamientos, valores y conducta, ahora bien, es obvio que esto será relativo, y que las opiniones, sobre todo de personas cercanas serán influyentes, pero esta comparación se la hace a partir de lo que otros piensan, es decir en base a los clásicos comportamientos esperados por nuestra sociedad.

Como se había planteado en principio, se buscaba a partir de los resultados, que esta investigación sirviera de argumento para alguna de las posiciones respecto a las causas por las que las personas bailan en la fiesta del Gran Poder, a lo que se responde que efectivamente la cantidad de personas que participan de esta fiesta buscando divertirse, conocer nuevas personas y terceros se ha incrementado considerablemente, pero de igual forma la dimensión de la fiesta como tal va creciendo, y si bien el número de personas que realmente participan por fe al señor del Gran Poder no es el mismo que al principio, continúan siendo la mayor parte de los bailarines, los cuales conformaron la submuestra más numerosa, y que seguramente transmitirán esta fe a sus siguientes generaciones. Por esta causa se considera que la presente investigación permitirá hacer de conocimiento público la proporción de los participantes de la investigación que sean identificados como disonantes a partir de las respuestas presentadas, las condiciones que activan la disonancia en estas personas y las estrategias que los mismos utilizan para la reducción de la disonancia. Lo cuál permitirá realizar conclusiones que sirvan de argumento para alguna de las posiciones respecto a esta fiesta, a ambas posturas o tal vez a ninguna de las dos y para comprender mejor el contexto de la misma.

 

LIMITACIONES

Una limitación que sufrió este estudio fue el inicio del mismo, se cree que fue en el semestre equivocado del año, ya que al ser los bailarines del Gran Poder la población objetivo, y el realizarlo en el segundo semestre del año, tomando en cuenta que la fiesta se la realiza en Mayo y los ensayos formales inician a finales de Noviembre, se presentaron muchas dificultades tanto para la aplicación de los instrumentos como para la ubicación de los sujetos de la investigación.

Por las mismas causas, no se pudo aplicar un muestreo aleatorio, que originalmente estaba pensado de esa forma, pero ante la inexistencia de una lista con los miembros de la fraternidad, el alejamiento de muchos y la inclusión de otros tantos se hacía utópico, por lo cual se tuvo que desechar la idea, a pesar que de esa forma las investigaciones se hubieran enriquecido mucho más.

 

RECOMENDACIONES

Se cree que al tratar el tema de la disonancia cognitiva, resultaría de gran utilidad el poder establecer entrevistas con los sujetos de la investigación, ya que si bien mediante un instrumento se obtiene un acercamiento cualitativo con datos importantes para el análisis, el hecho de poder cuestionar las respuestas que se obtiene de las personas, observar su lenguaje corporal y cambios en los tonos de voz, se podría hacer un análisis más detallado y completo de la disonancia cognitiva, estrategias de reducción y condiciones que activaron dicha disonancia.

A su vez, hubiera sido de gran utilidad el contar con algún instrumento diseñado para el estudio de la disonancia cognitiva o al menos para el trabajo con poblaciones similares, el cuál no se pudo obtener pero que probablemente fue estructurado en alguna universidad extranjera. Para el instrumento creado, se considera que al restringir a una sola opción la respuesta a la pregunta uno, es decir, la causa por la cuál se participó en la fiesta, se puede modificar de cierta forma los criterios de análisis para que estos sean más simples y fáciles de usar.

De igual forma, las etapas de recolección de datos dejan la impresión que, al trabajar el tema de disonancia cognitiva, y esta ser medida mediante un instrumento, el análisis puede verse negativamente influenciado por variables no especificadas, ya que las respuestas presentadas por los sujetos encuestados, no solo podrían ser fácilmente confundidas con fenómenos similares, sino el hecho de que una persona conteste de forma equivocada (malhumorada, apurada o confundida), podría hacer que esta sea erróneamente clasificada como disonante, por lo cuál se cree que la experimentación deberá ser en ambientes en los que se cuente con un mayor control de variables y con la mayor cantidad de instrumentos que sirvan de apoyo, sobre todo los que sirvan para detectar síntomas de ansiedad como por ejemplo un galvanómetro.

 

REFERENCIAS

- Albó, X. (1985).Los Señores del Gran Poder. La Paz: Alenkar.         [ Links ]

- Allen. (1965). En Moscovici S. (1991). Psicología Social I. Madrid: Ediciones Paidós..         [ Links ]

- Aronson. (1968). Greenwald, Ronis. (1978). En: Morales F. (1997). Psicología Social. Madrid: McGraw Hill.         [ Links ]

- Austin, T. (1999). En: Roman, C. (2006). Identidad cultural en adolescentes de La Paz de colegios particulares, de cuarto curso de secundaria. La Paz: UCB         [ Links ]

- Baron, R,. Byrne, D. (1998). Psicología Social. Prentice Hall.         [ Links ]

- Bell, D. (2007). How and why we lie to ourselves. Cognitive dissonance. Disponible en: http://www.spring.org.uk/2007/10/how-and-why-we-lie-to-ourselves.php         [ Links ]

- Bolivia Contact. (2001). Festividad de la virgen de Urkupiña. Disponible en: http://www.boliviacontact.com/es/sugerencia/urkupina2.php         [ Links ]

- Brehm, Cohen (1962). Riess, Schlenker (1977). En: Morales F. (1997). Psicología Social. Madrid: McGraw Hill.         [ Links ]

- Cárdenas, C., (2007). En: IEB. (2007). En el Gran Poder se rearticulan las jerarquías, según un estudio de la fiesta. Disponible en: http://www.pieb.com.bo/noticia.php? idn=1743         [ Links ]

- Carroll, R. (2005). Cognitive dissonance. Disponible en: http://www.skepdic.com/cognitivedissonance.html         [ Links ]

- Cofer, C., Appler, M. (1982). Psicología de la Motivación. México:Trillas.         [ Links ]

- Davidof, L. (1998). Introducción a la Psicología. México: McGraw Hill.         [ Links ]

- Deutsch, Gerard. (1955). En: Moscovici S. (1991). Psicología Social I. Madrid: Ediciones Paidós.         [ Links ]

- Drekonja, G. (2002). EL desarrollo a la medida humana. Disponible en: http://www.inwent.org/E+Z/1997-2002/ds202-10.htm

- Fernández, J.M. (2000). Tratado de psicologia social. Madrid: Síntesis.         [ Links ]

- Festinger. (1957). En: Morales F. (1997). Psicología Social. Madrid: McGraw Hill.         [ Links ]

- Flores, E. (1996). Identidad Cultural de Sullana. Disponible en: Disonancia cognitiva en bailarines Fernández y Rico http://portal.huascaran.edu.pe/comunidad/xtras/web/catalogo_multimedia/doc_portal/D OCENTES_PRODUCTOS_identidad_cultural.doc         [ Links ]

- Gómez, L., Canto, J. (1997). Psicología Social. Madrid: Pirámide         [ Links ]

- Hernández, R., Fernández, C., Baptista, P., (2002). Metodología de la Investigación. México: McGraw Hill.         [ Links ]

- Herskovits, M. (1995). EL hombre y sus obras. México: Fondo de Cultura Económica.         [ Links ]

- Jáuregui, R. (2000). Cultura, ética y folklore. Disponible en: http://saber.ula.ve/db/ssaber/Edocs/pubelectronicas/fermentum/numero_29/articulo8.pdf         [ Links ]

- Kiesler, Pallak, (1976). Wicklund, Brehm (1976). En: Morales F. (1997). Psicología -Social. Madrid: McGraw Hill. Madrid         [ Links ]

- Lagarde, M. (1992). Identidad y subjetividad femenina. Managua: Edición Fundación Puntos de Encuentro para la transformación de la vida cotidiana.         [ Links ]

- Layme, F. (2005). Con ojos aymaras. Jayma. La Paz. Bolivia. -Levine. (1980). En: Moscovici S. (1991). Psicología Social I. Madrid: Ediciones Paidós.         [ Links ]         [ Links ]

- Lewis, L. (2004). Emotional blackmail, cognitive dissonance. Disponible en: http://www.couplescompany.com/features/Politics/CogDiss.htm         [ Links ]

- Maenhout, K., (2008). En: DECOM. (2008). Una mirada antropológica aborda el tema del poder en el Gran Poder. Disponible en: http://www.infodecom.com/Manager.php? var=5328         [ Links ]

- Mantilla J. (1993). Gran Poder 1993. S La Paz: Servicios gráficos Unión.         [ Links ]

- Martins, E., Milazzo, L., Santamaría, S. (2007). Socialización. Disponible en: http://www.monografias.com/trabajos12/social/social.shtml        [ Links ]

- Mendoza. (1993). En: Mantilla J. (1993). Gran Poder 1993. LaPaz: Servicios gráficos Unión.         [ Links ]

- Montaño. (1993). En: Mantilla J. (1993). Gran Poder 1993. La Paz: Servicios gráficos Unión.         [ Links ]

- Morales, F. (1997). Psicología Social. Madrid: McGraw Hill.         [ Links ]

- Moscovici S. (1991). Psicología Social I. Madrid: Ediciones Paidós.         [ Links ]

- Papalia, D., Wendkos, S., Duskin., (2001). Desarrollo Humano. México: McGraw Hill.         [ Links ]

- Pinto. (1993). En: Mantilla J. (1993). Gran Poder 1993. La Paz: Servicios gráficos Unión.        [ Links ]

- Peñafiel, J. (2002). Las diferentes festividades religiosas en Bolivia. Disponible en: http://www.geocities.com/juanpc1942/Festividades.htm         [ Links ]

- Raimi, (2006). Perú tiene cerca de 3,000 fiestas. Publicado en: http://raicesmilenarias.blogspot.com/2006/10/per-tiene-cerca-de-3000-fiestas.html         [ Links ]

- Rodríguez, G., Alcon, C. (1995).Introducción a la psicología de los grupos. Pirámide. Madrid. España         [ Links ]

- Ruiz, P. (2001). Disponible en: http://www.bolivia.com/especiales/Gran_Poder/index.html         [ Links ]

- Sainz. (1993). En: Mantilla J. (1993). Gran Poder 1993. La Paz: Servicios gráficos Unión.         [ Links ]

- Soria, F. (2003). Los folklore en Bolivia. Disponible en: http://www.boliviacontact.com/es/informacion/folklore.php -UNESCO. (2008). Cultura. Disponible en: http://es.wikipedia.org/wiki/Cultura         [ Links ]         [ Links ]

- Spence, Spence. (1966). En: Morales F. (1997). Psicología Social. Madrid: McGraw Hill.         [ Links ]

- Syque (2008). Cognitive dissonance. Disponible en: http://changingminds.org/explanations/theories/post-decision_dissonance.htm         [ Links ]

- Syque (2008). Cognitive dissonance. Disponible en: http://changingminds.org/explanations/theories/consistency_theory.htm         [ Links ]

- Wellhöfer, P. (1981). Compendio de psicología social. Editorial Herder. Barcelona, España         [ Links ]

- Wikipedia. (2008). Folklore. Disponible en: http://en.wikipedia.org/wiki/Folklore         [ Links ]

- Whitbourne (2007). En: Martins, E., Milazzo, L., Santamaría, S. (2007). Socialización. Disponible en: http://www.monografias.com/trabajos12/social/social.shtml         [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons