SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.6 número2ACTITUDES ANTE EL AMOR Y LA TEORÍA DE STERNBERG. UN ESTUDIO CORRELACIONAL EN JOVENES UNIVERSITARIOS DE 18 A 24 AÑOS DE EDADEL NIÑO COMO SUJETO DESDE EL PSICOANÁLISIS índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Ajayu Órgano de Difusión Científica del Departamento de Psicología UCBSP

versión On-line ISSN 2077-2161

Ajayu v.6 n.2 La Paz ago. 2008

 

ARTÍCULO

 

Desarrollo y Adaptación del Inventario de Situaciones Sociales (ISS): Validación Factorial, de Criterio y Cálculo de Confiabilidad

 

 

Mariana Guaygua y Erick Roth

Universidad Católica Boliviana "San Pablo"

 

 


 

Las constantes demandas de la sociedad actual, requieren del individuo efectividad y eficacia en su relacionamiento, social, laboral y familiar. El grado de adecuación de su vinculación social y por lo tanto su ajuste interpersonal, dependerá de la manera en que encare las situaciones cotidianas o lo que es lo mismo, del grado de competencia con que maneje su entorno social. Es por lo tanto relevante para la psicología profundizar el estudio de la adquisición y utilización de las habilidades sociales y sobre todo de los mecanismos que nos permiten aproximarnos a este estudio de manera sistemática: los procedimientos de detección, evaluación y medición. Sin embargo, la naturaleza dinámica de las relaciones interpersonales y las influencias contextuales y situacionales a las que están expuestas hacen de este cometido algo verdaderamente complejo y dinámico, reduciendo la probabilidad de su medición con fines predictivos. Así, la conducta social que puede ser detectada en un contexto o situación, puede no necesariamente serla en otro diferente (Wilkinson y Canter, 1982).

Si bien las habilidades sociales han sido objeto de diversos estudios científicos, en los últimos años, particularmente en lo que respecta a su entrenamiento o desarrollo, se carece en el medio de investigaciones que hagan referencia a la adecuación de instrumentos de evaluación de este conjunto de comportamientos relaciónales en situaciones interpersonales.

La necesidad de responder a las dificultades encontradas en los procesos de evaluación, diagnóstico e investigación de las habilidades sociales están relacionados principalmente con la carencia de instrumentos y procedimientos estandarizados que permitan una aproximación más real y objetiva frente a las características psico-sociolaborales de las personas en sus diferentes etapas de desarrollo (adolescencia y vejez) y el contexto (escolar, universitario, laboral o comunitario).

Con respecto a la medición, una de las principales dificultades percibidas es la falta de contextualización de las pruebas disponibles; es decir, el uso de pruebas con parámetros extranjeros para el análisis de los datos obtenidos, la carencia de pruebas adaptadas al contexto boliviano y la realización de evaluaciones psicológicas poco sistemáticas empleando instrumentos con evidentes insuficiencias psicométricas y metodológicas.

El hecho de no contar con instrumentos adaptados a la población boliviana afecta no sólo la evaluación o diagnóstico de las habilidades sociales, sino también su estudio sistemático para ampliar el conocimiento local en esta área. Además, no es posible evaluar de manera confiable la efectividad de los programas de entrenamiento diseñados e implementados con propósitos de intervención.

Esta carencia plantea la necesidad de efectuar investigaciones orientadas a la construcción y ajuste posterior de instrumentos de medida tipo auto-informe cognitivo, que permita la evaluación y diagnóstico de habilidades sociales en situaciones sociales concretas, identificando de manera precisa la presencia, deficiencia o ausencia de la habilidad evaluada.

Para ello, el instrumento elaborado necesariamente debe cumplir con el nivel de exigencias y propiedades psicométricas que reúnen todas las pruebas psicológicas (test, inventarios, cuestionarios). En otras palabras, debe tener precisión y congruencia (confiabilidad), y medir realmente lo que dice medir (validez) (Argibay, 2006).

Si bien el número de instrumentos y abordajes en el tema de habilidades sociales es cuantioso (Roth,1986), es también grande la necesidad de contar con mecanismos de evaluación y diagnóstico específicos de las habilidades sociales, ajustados al contexto boliviano.

 

METODO

La presente investigación ha sido realizada para llevar a cabo la adaptación y ajuste de un instrumento cuantitativo para la medición de las habilidades sociales. Este tipo de estudios utilizan todos los recursos psicométricos para determinar la viabiliad de la medida y la aplicación de pruebas estadísticas epecializadas (Hernández, Fernández, Baptista, 1996l).

Participantes. En la investigación, participaron dos poblaciones diferentes: en la etapa de ajuste del instrumento, se conformó una muestra no probabilística de diez "expertos", constituida por psicólogos con experiencia en la elaboración de instrumentos de evaluación y entrenamiento de las habilidades sociales, estudiosos con experiencia teórica y práctica que han realizado tesis e investigaciones en el tema y catedráticos de la carrera de Psicología de la Universidad Católica Boliviana San Pablo.

Para la etapa de aplicación del instrumento, la muestra estuvo conformada por 118 (77 varones y 41 mujeres) "sujetos voluntarios", funcionarios pertenecientes a un Fondo Financiero Privado, de las ciudades de La Paz y El Alto. Esta muestra sirvió de base para el trabajo de adaptación de la prueba.

Ambiente. Durante la etapa de validación del instrumento, la muestra de "expertos", se trabajó de forma independiente y en instalaciones propias (oficinas, consultorio y universidad). Para la etapa de aplicación del instrumento (primera y segunda) la muestra de "sujetos voluntarios" se concentraron en instalaciones de la Institución Financiera (sala de reuniones y sucursales de oficina).

Instrumento. Para el presente estudio, se elaboró un instrumento denominado "Inventario de Situaciones Sociales (ISS)", que permitió evaluar y diagnosticar las habilidades sociales de personas con alfabetización básica.

Inicialmente el instrumento estuvo compuesto por 60 reactivos, redactados a partir de la revisión hecha de material bibliográfico, relacionado con el entrenamiento y evaluación de habilidades sociales, además de entrevistas con un experto en su entrenamiento. Los ítems o reactivos fueron distribuidos en cuatro factores, correspondiendo hipotéticamente 15 reactivos a cada factor:

-   Acercamiento y búsqueda,

-   Defensa/ rechazo,

-   Expresión de sentimientos,

-   Otorgar/ demandar

Luego de tres valoración sucesivas, efectuada por los 10 expertos, se determinó eliminar 29 ítems que no mostraban consistencia, quedando finalmente 31. Asimismo, los factores involucrados en la medición del constructo fueron reducidos a tres:

-   Otorgar/ demandar,

-   Acercamiento y búsqueda,

-   Autorevelación

Algunos reactivos sufrieron modificaciones en su redacción y por tanto fue necesario efectuar una nueva distribución en función a los tres últimos factores, como se verá más adelante.

Procedimiento. El procedimiento seguido para la elaboración del instrumento de evaluación y diagnóstico de habilidades sociales, comprendió 3 etapas: a) construcción de la escala, b) validación de la escala y c) confiabilización de la escala.

a) Construcción del instrumento. En esta primera etapa se elaboraron los reactivos que conformarían el inventario de situaciones sociales, los mismos que fueron redactados en base a la revisión de conceptos sobre evaluación/diagnóstico y entrenamiento de habilidades sociales, además de entrevistas con expertos en la materia. La construcción del inventario de situaciones sociales se realizó en cuatro momentos, los mismas que se describen a continuación.

La primera fase consistió en la revisión bibliográfica, identificación de factores críticos y selección de reactivos. La revisión bibliográfica permitió identificar factores y variables centrales relacionadas con el entrenamiento de habilidades sociales, como ser: conductas asertivas, conductas pasivas, conductas agresivas, rehabilitación (consumo de alcohol y drogas), práctica clínica (esquizofrenia, depresión, trastornos de ansiedad, impedimentos físicos) y práctica no clínica (entrenamiento a profesionales y estudiantes) tanto en programas de prevención como educación.

En base a la información bibliográfica recopilada, se propusieron hipotéticamente los factores que describían situaciones que requieren de un determinado grado de habilidad social para su expresión, respuesta, aclaración, petición, resistencia, oposición y defensa de derechos.

b) Validación Social del Instrumento

En esta segunda etapa se desarrollaron tres validaciones sucesivas. En la primera validación, los expertos elegidos (10 en total) para hacerla, eran personas que realizaron trabajos de investigación sobre habilidades sociales, o académicos e investigadores relacionados con el tema.

El material entregado a los expertos estuvo conformado por una hoja que contenía los conceptos de cada uno de los factores y la otra con los reactivos, acompañados por tres columnas para su clasificación, tal como se muestra a continuación, tal como se muestra en la tabla 1.

El procedimiento consistió en pedir a cada uno de los expertos marcar en una de las tres columnas, la correspondencia de cada reactivo con el factor que según su criterio era al que representaba o expresaba. Si cinco o más expertos (al menos el 50%) asignaban a cada factor el ítem correcto, se consideraba que el ítem debía permanecer en el inventario, de lo contrario el ítem debía ser descartado del inventario.

La primera validación mostró que sólo 16 de los 60 ítems fueron asignados correctamente. La información obtenida de esta primera validación, permitió obtener un criterio cuantitativo para depurar aquellos reactivos que no fueron identificados en el factor correspondiente. Con los reactivos confirmados, se procedió a una nueva clasificación de los mismos, debido a las modificaciones realizadas.

Otra medida para reducir las dificultades en el momento de clasificar los reactivos y dar mayor claridad al factor, fue la inclusión del objetivo y la finalidad en el concepto. También se realizaron modificaciones en la redacción de algunos reactivos, de forma que permitieran mayor comprensión, tomando en cuenta observaciones, sugerencias, dudas y dificultades realizadas por los expertos en el momento de identificar el factor al que pertenecía cada reactivo.

En la segunda validación, intervinieron también 10 expertos (los mismos de la primera validación). Los resultados obtenidos en la segunda validación mostraron que 34 ítems fueron asignados correctamente, mientras que los restantes 23 fueron incorrectamente asignados. Esta segunda depuración permitió también redefinir la estructura factorial originalmente propuesta.

Ocho expertos participaron en la última validación. Para este tercer intento, se entregó a cada experto, un ejemplar del Inventario de Situaciones Sociales conteniendo los 34 reactivos que sobrevivieron a las dos primeras depuraciones, y fueron cruzados con las tres columnas para relacionarlo con el factor correspondiente. Se entregó también la hoja de conceptos con las modificaciones en la presentación, para mejorar la comprensión de la tarea.

Los criterios cuantitativos de esta última validación reflejaron el total acuerdo de los expertos en 12 de los 34 reactivos. El resto de los reactivos fluctuaron con porcentajes entre 75 y 82 por ciento, rango considerado aceptable.

Debido al porcentaje de error encontrado, los reactivos que quedaron rezagados fueron tres, uno correspondiente al factor "Demanda- Rechazo" y dos del factor "Auto revelación". En la asignación definitiva de los reactivos a los factores, se llegó a consolidar conceptos y criterios sin hacer mayores modificaciones: 11 reactivos al factor "Búsqueda/Acercamiento", 9 al factor "Otorgar/Demandar" y 11 al factor "Auto revelación". De esta manera se conforman los treinta y un reactivos del Inventario de Situaciones Sociales (ver Anexo).

c) Validación Factorial y Confiabilidad del Instrumento

Durante la tercera fase del procedimiento, se calculó la validez factorial del instrumento en su versión final y se llevó a cabo el análisis de consistencia. Para ello se utilizó el paquete estadístico SPSS. Los resultados se detallan a continuación.

 

RESULTADOS

Validez de Constructo. La validez de constructo de un instrumento esta vinculada con la teoría (Wiersma, 1986), y se suele determinar mediante un método estadístico multivariado denominado "Análisis Factorial". En esta investigación, se aplicó el Análisis Factorial Exploratorio (EFA), lo que implicó asumir a priori una estructura teórica o un modelo conceptual en una muestra de la población. Si la estructura cuantitativa obtenida era coincidente con la estructura teórica se confirmaba el modelo teórico (Pérez-Gil y cols. 2000).

Para valorar la viabilidad del análisis factorial, se consideraron algunos criterios. Por un lado la prueba de esfericidad de Bartlett, que fue significativa al .000 y el test de Kaiser-Meyer-Olkin (KMO), de adecuación de la muestra que alcanzó un valor .824, lo que significa la presencia de valores apropiados para la aplicación del análisis factorial (véase tabla 2).

En el análisis factorial se empleó el método de Componentes Principales con rotación Varimax. En el análisis de los componentes principales y una vez obtenidos los autovalores iniciales, se procedió a su saturación, con el propósito de encontrar indicadores relativos al número de factores implicados en el análisis. La matriz de varianza explicada obtenida forzando los tres factores, acumuló el 46.02 por ciento de la varianza total y no se espera variaciones de importancia con la incorporación de nuevos autovalores. Este resultado es corroborado con la figura 1 que despliega la sedimentación de los autovalores para cada uno de los factores contemplados por la prueba.

Nótese en la figura 1 que la ruptura entre la pronunciada pendiente de los tres factores con autovalores más altos y la escasa diferencia entre los autovalores de los factores restantes ratifica la decisión de asumir sólo tres factores para el análisis.

A continuación se presenta la tabla 3 que exhibe la matriz con las saturaciones obtenidas luego de la rotación.

Como puede observarse, la rotación realizada, al cabo de 7 iteraciones, ordenó los items atendiendo a los tres factores previamente establecidos. El valor Lambda mínimo para el primer factor fue de .519, para el segundo fue de 4.76 y para el tercero, .399.

Ciertamente existen otros ítems que también saturan otros los factores rotados, aunque con valores desdeñables. A continuación se describen las definiciones de cada factor.

Factor 1: Demandar/Otorgar. Los ítems que componen este factor están referidos al conjunto de conductas verbales y no verbales que se manifiestan en un contexto interpersonal. Expresan reciprocidad y acción mutua (de un modo adecuado) en la interacción social de dos personas. Al incluir este factor dos acciones, son precisas para contribuir a su mejor comprensión: a) Demandar, que es la acción selectiva al propio comportamiento, requiriendo opiniones, ideas y puntos de vista que retroalimenten el juicio propio para afirmar posiciones personales, incluso con riesgo de perder reforzamiento social y con perspectiva de obtener mayor aprobación y consideración social, b) Otorgar significa la expresión libre de ideas, opiniones, creencias que incrementan la eficacia de una relación, facilitan la reciprocidad y acción mutua en la interacción social.

Factor 2: Búsqueda/ Acercamiento. Los ítems que componen este factor están referidos al conjunto de conductas verbales y no verbales manifestadas en un contexto interpersonal. Éstas permiten iniciar y mantener una conversación que supone aproximación, y establecer una relación de comunicación con otras personas. Asimismo, suponen un intercambio de información sobre situaciones, objetos, personas, discriminando el contexto y respetando a los demás. La ocurrencia de estas conductas no está circunscrita a un lugar y momento exclusivos (el cotidiano), ni son necesariamente de carácter temporal.

Factor 3: Auto-revelación. Los ítems que componen este factor poseen un grado de dificultad en la libre expresión de emociones, sentimientos positivos o negativos, deseos, opiniones, creencias que tienen un carácter temporal pero de contenido profundo. Suponen la adquisición de un compromiso personal (relación íntima y profunda) con otra persona. El objetivo que persigue la expresión de estas emociones, sentimientos, deseos y opiniones es establecer y mantener la eficacia en una relación.

Validez de Criterio

Para la estimación de la validez de criterio, se estimó la correlación entre el Inventario de Situaciones Sociales y la Escala de Habilidades Sociales de Elena Gismero (Jiménez y Pérez, 2006). Para ello se calculó el coeficiente de correlación Rho de Spearman, para cuya estimación se recurrió a los resultados obtenidos mediante la aplicación de ambos instrumentos a 15 funcionarios de un Fondo Financiero Privado. Las puntuaciones totales fueron procesadas por medio del paquete estadístico SPSS, arrojándose los siguientes resultados:

De acuerdo con lo expuesto, se observa que el coeficiente de correlación entre las dos escalas, alcanza un valor de .419, lo que señala una correlación moderada que indica que ambas escalas tienden a medir lo mismo (véase tabla 4 y figura 2.).

 

Confiabilidad del Inventario de Situaciones Sociales (ISS).

La confiabilidad del instrumento fue valorada a través de la consistencia interna y la estimación del Coeficiente de Alfa Cronbach, sobre la base de la varianza de los ítems del Inventario de Situaciones Sociales (ISS) elaborado y aplicado a una muestra de 118 individuos de un Fondo Financiero Privado que opera en las ciudades de La Paz y El Alto. El coeficiente Alfa de Cronbach expresado por Da Silveira, (1992), tiene el siguiente desarrollo:

Donde:

a : Coeficiente alfa de Cronbach,

k : Número de ítems del instrumento,

Si2: Varianza de cada ítem (desde 1...i)

S2sum: Varianza de todo el instrumento (Inventario de situaciones sociales)

De acuerdo a los resultados obtenidos para 31 ítems y una N = 118, la media de la escala arrojó un valor de 117,61, denotando una varianza de 200.95 y una desviación estándar de 14,17. El coeficiente Alfa de Cronbach para el Inventario de Situaciones Sociales fue de .90, lo que indica que el instrumento tiene un alto grado de consistencia interna. A continuación se reportan los coeficientes obtenidos para cada uno de los factores de la prueba:

En el caso del factor 1 "Otorgar y Demandar", para un total de 9 ítems, el coeficiente Alfa obtenido es de .8332 para 118 casos, lo que significa un alto grado de consistencia interna (ver tabla 5).

El factor 2 "Búsqueda y Acercamiento" presentó un total de 11 ítems, alcanzando un coeficiente Alfa de .8205 para 118 casos, lo que significa también un alto grado de consistencia interna (ver tabla 6).

El factor 3 "Auto-revelación" presenta un total de 11 ítems, el coeficiente Alfa obtenido fue de .7633 para 118 casos, lo que significa un grado aceptable de consistencia interna (ver tabla 7).

 

CONCLUSIONES

En la construcción de un instrumento, existen varios momentos importantes que deben considerarse para orientar a los investigadores interesados en este tema. En este sentido, se ofrecen las siguientes conclusiones:

La gran cantidad de conceptos y definiciones disponibles en la literatura sobre habilidades sociales, obliga a adoptar un enfoque conceptual inequívoco que permita aproximarnos a su medición determinando los alcances y objetivos del instrumento a construir. Esta formulación debe hacerse comprendiendo la dificultad inherente de la medición de los constructos psicológicos y por lo tanto, aceptando no sólo el reto teórico, sino también el metodológico.

Por lo tanto, la gran tarea a desarrollar es técnica y tiene que ver con la demostración inobjetable de la utilidad del instrumento. Este objetivo sólo es posible si somos capaces de confirmar que la prueba mide lo que teórica y conceptualmente fue propuesto que mida y que además, lo haga con un grado de consistencia aceptable. En el caso del presente estudio, pensamos que hemos producido una escala que cumple con ambos propósitos. Contamos, de manera preliminar, con un instrumento para evaluar las destrezas interpersonales a través de tres factores que probaron a su vez, con la ayuda del juicio de expertos independientes, estar íntimamente relacionados con el constructo teórico propuesto. Luego, el análisis factorial permitió, después de varios intentos auto-correctivos, estructurar 31 ítems y ordenarlos de manera congruente en torno a factores tales como "Demandar-Otorgar", "Búsqueda-Acercamiento" y "Auto-revelación".

En relación con la validez de criterio, se correlacionó el Inventario de Situaciones Sociales (ISS) con la Escala de Habilidades Sociales de Elena Gismero (Gismero, 2000). Esta escala está compuesta por 33 ítems, 28 de ellos redactados para detectar la falta de aserción o déficit en habilidades sociales y 5 de ellos en un sentido positivo, con cuatro alternativas de respuesta. El análisis factorial de esta escala reveló la presencia de 6 factores: a) autoexpresión en situaciones sociales, b) defensa de los propios derechos como consumidor, c) expresión de enfado o conformidad, d) decir no y cortar interacciones, e) hacer peticiones, y f) iniciar interacciones positivas con el sexo opuesto (Gismero, 2000 p.9).

En atención a estas características, se procedió al cálculo del coeficiente de correlación de Spearman, mostrando el grado de correlación entre dos grupos de rangos igualados en una escala +1 (positivo perfecto) -1 (negativo perfecto) (Coolican, 1997). El coeficiente de correlación entre ambas escalas indicó correlaciones positivas y aceptables y una dispersión moderada. El resultado extiende la validez del Inventario de Situaciones Sociales (ISS) ante la demostración de que mide constructos similares a los medidos por la Escala de Habilidades Sociales de Gismero.

Complementariamente, el grado de consistencia obtenida de la medida, nos hace pensar que el Inventario de Situaciones Sociales (ISS) posee una confiabilidad interesante que pronostica la estabilidad de las mediciones que realiza.

En consecuencia, podemos concluir que producto de la presente investigación, contamos con un instrumento confiable y válido que ponemos a disposición de la comunidad científica de la psicología para su aplicación en nuestro medio en la evaluación de habilidades sociales.

 

REFERENCIAS

Axt, R.; Lang da Silveira, F.; Moreira, M.A. (1992). Enseñanza de las ciencias: Revista de investigación y experiencias didácticas. Vol. 10. Barcelona: en línea, http://www.bib.uab.es/pub/ensenanzadelasciencias.

Aiken, L. R. (1996). Test Psicológicos y Evaluación. México: Prentice Hall.         [ Links ]

Arón, A.; Milicia, N. (1993). Vivir con otros. Santiago: Universitaria.        [ Links ]

Ávila, H.L. (2006). Introducción a la metodología de la investigación. Cd. Cuauhtemoc: Eumed.

Caballo, V. (1997). Manual de Evaluación y Entrenamiento de las Habilidades Sociales. Madrid: Siglo Veintiuno de España Editores, SA        [ Links ]

Coolican, H. (1997). Métodos de Investigación y Estadística en Psicología. México: El Manual Moderno, S.A. de C.V.        [ Links ]

Eguino, M. (2002), Adaptación de la escala de clima social en el trabajo desarrollada por Moos y Trickett para su administración en una Industria textil. Tesis Inédita. Universidad Católica Boliviana "San Pablo". La Paz, Bolivia.        [ Links ]

Gismero, E. (2000). Escala de habilidades sociales. Madrid: Tea Ediciones.        [ Links ]

Hernandez, R.; Fernández, C; Baptista, P.(1996). Metodología de la investigación. México: McGraw-Hill.        [ Links ]

Hidalgo, C; Abarca, N. (1991). Comunicación ínterpersonal. Santiago: Universitaria.        [ Links ]

Kelley, H.H. (1997). The "stimulus field" for interpersonal phenomena: The source of language and thought about interpersonal events. Personality an Social Psycology Review.        [ Links ]

Martínez, R. (1996). Psicometría: Teoría de los tests psicológicos y educativos. Madrid: Síntesis.        [ Links ]

Messick, S. (1989). Validity. En: R. L. Linn. Educational Measurement. New York: American Council on Education and Macmillan Publishing Company.

Michelson, L.; Sugai, D.P.; Wood, R.; Kazdin, A. (1994). Las Habilidades Sociales en la Infancia. Madrid: Martínez Roca.        [ Links ]

Monjas, M. (1992). La competencia social en la edad escolar. Diseño, aplicación y validación del Programa de Habilidades de Interacción Social. Tesis doctoral inédita. Universidad de Salamanca. Salamanca, España.        [ Links ]

Muñiz, J. (1992). Teoría Clásica de los Test. Madrid: Pirámide.        [ Links ]

Polit, D.; Hungler, B. (1995). Investigación Científica. México: Mc Graw - Hill Interamericana.        [ Links ]

Pelechano, V. (1984). Inteligencia social y habilidades interpersonales. Análisis y modificación de conducta. Madrid: Congreso Internacional sobre Evaluación Psicológica.        [ Links ]

Pérez - Gil, J.A.; Chacón, S.; Moreno, R. (2000). Validez de constructo: El uso de análisis factorial exploratorio-confirmatorio para obtener evidencia de validez. Malaga: Revista Psicothema.

Roth, E. (1986). Competencia Social. El cambio del comportamiento indivdual en la comunidad. México: Trillas.        [ Links ]

Sánchez, J.M. y García Villamisar, D.A. (1990). Intervención clínica en el ámbito escolar. Valencia: Promolibro.

Segura, M. y Arcas, M. (1999). Programa de competencia social. Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.

Trianes, M.; Muñoz, A.; Jimenez, M.(1997). Competencia Social: su educación y tratamiento. Madrid: Pirámide.        [ Links ]

Visauta, B.; Martori, I; Cañas, J.C. (2005). Análisis estadístico con SPSS para Windows. México: Mc Graw Hill.        [ Links ]

 

ANEXO INVENTARIO DE SITUACIONES SOCIALES

SEXO: FEMENINO MASCULINO EDAD:___________

ULTIMO GRADO CURSADO:___________

PRINCIPAL ACTIVIDAD:_______________________________________________________

INSTRUCCIONES: Lea atentamente cada una de las siguientes frases, que describen situaciones cotidianas y marque la opción que refleje la forma en la que usted actúa

1.- Tengo dificultad para expresar palabras de aliento a un amigo que acaba de perder a un ser querido

2.- Tengo dificultad para responder a comentarios desagradables y hostiles provinientes de familiares o amigos

3.- Me resulta difícil resisitir la insistencia de mis amigos, cuando me piden hacer algo que no quiero

4.- Tengo dificultad para negar un préstamo cuando se trata de una persona cercana

5.- Tengo dificultad para reclamar por mis derechos cuando se me acusa injustamente

6.- No se como pedir explicaciones a un amigo que ha sido grosero conmigo

7.- Tengo dificultad para pedir explicaciones a la persona que llega muy atrasada a nuestra cita

8.- Tengo dificultad para expresar lo que pienso a mis amigos cuando piden mi opinión sobre ellos

9.- No se cual es la mejor forma de expresar mi decisión cuando he cambiado de opinión

10.- Tengo dificultad para pedir al vendedor la devolución de mi dinero cuando el producto ha caducado o tiene fallas

11.- Tengo dificultad para afrontar agresiones físicas hacia mi persona provinientes de extraños

12.- No se como responder a la intromisión de alguien cuando interrumpe una conversación importante

13.- No se como abordar a una persona que es grosera y vulgar conmigo, cuando necesito información de mi interés

14.- Tengo dificultad para iniciar una conversación con un extraño(a) del sexo opuesto que recién conozco

15.- No se que hacer cuando una persona del sexo opuesto, me saluda y empieza a conversar conmigo

16.- Tengo dificultad para expresar mi satisfacción cuando recibo un reconocimiento público

17- Tengo dificultad para oponerme al pedido de mis amigos cuando sus exigencias afectan mis intereses

18- No se como abordar a una persona extraña que empieza a comentarme sobre sus problemas

19- Tengo dificultad para expresar mis convicciones religiosas o políticas cuando son distintas a la de los demás

20- Tengo dificultad para reclamar de manera firme y directa cuando la conducta de los demás tiene efectos negativos en mí

21- No se cual es la mejor manera para obtener una entrevista/cita después de muchas negativas

22- Tengo dificultad para pedir disculpas a amigos cuando mi comentario ha sido desagradable y fuera de lugar

23- Tengo dificultad para responder a comentarios y opiniones que juzgan negativamente mi forma de ser

24- Me resulta difícil expresar opiniones poco favorables acerca de los amigos, por temor a herir sus sentimientos

25- Tengo dificultad para establecer límites cuando personas invaden mi privacidad

26- Tengo dificultad para expresar disgusto cuando se discrimina a las personas por su apariencia física

27- Tengo dificultad para transmitir optimismo a personas que pasan por un momento difícil

28- Me cuesta trabajo expresar mi cambio de opinión a las personas por no ser visto como inseguro

29- Tengo dificultad para iniciar darla bienvenida e iniciar una conversación con personas nuevas en el trabajo /en el curso

30- No se como acercarme a una persona del sexo opuesto que me gusta

31- No se como iniciar una conversación con personas con las que tengo diferencias de opinión, cuando es preciso hacerlo

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons