SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.1 número2El niño y la familia desde el psicoanálisis. Una aproximación lacanianaINVESTIGACIÓN Y PSICOANÁLISIS índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Ajayu Órgano de Difusión Científica del Departamento de Psicología UCBSP

versión On-line ISSN 2077-2161

Ajayu v.1 n.2 La Paz ago. 2003

 

ARTÍCULO

 

EVOLUCIÓN DE LOS MODELOS COGNITIVOS

 

 

Pinto, Bismarck(*)

(*) Universidad Católica Boliviana San Pablo

 

 


 

 

1. Introducción.

“Así, pues, nada puede decirse de la ciencia del calzado cuando no se sabe lo que es la ciencia”

Sócrates

 

Existe la difundida opinión de que la filosofía debe ser dejada a los filósofos, la sociología a los sociólogos y la muerte a los muertos. Creo que ésta es una de las más importantes herejías – y tiranías- de nuestro tiempo.

John Fowles

 

Nunca piensen que lo saben todo. Tengan siempre el ánimo de confesarse: Soy un ignorante.

I.P.Pavlov

 

La Psicología como ciencia básica y aplicada ha demostrado su utilidad en los últimos años, se vive en esta época de post-modernidad una especie de “ renacimiento”, una revaloración del potencial humano, como Pigmalión [1] enamorado, es como si nos hubiéramos arrepentido de haber anulado la espiritualidad mientras nos acercábamos a la perfección tecnológica.

A pesar de haberse visto las certezas derrumbarse una a una, algunas sobreviven aún dentro de la ciencia, principalmente las posturas férreas del positivismo clásico arraigadas a los modelos experimentales de la Psicología, mientras que por su parte aún sobreviven también curiosas especulaciones sobre el inconsciente que navegan fantasmagóricas en mares artificiales sostenidas por la propia tautología engendrada en frágiles filosofías encumbradas en racionalismos carentes de la posibilidad de ser confrontados con la realidad, y por lo tanto indemnes a cualquier aproximación empírica. [2]

Nuestra ciencia al desprenderse de la Filosofía se ubicó en dos extremos, el de la negación absoluta de cualquier atisbo idealista: el Conductismo radical, y el método psicoanalítico que dio lugar a una teoría especulativa que aún se esfuerza por negar la cientificidad de la Psicología académica. [3]

Se formaron de esa manera escuelas psicológicas cuya finalidad era defender sus postulados, ni más ni menos estos grupos se configuraron como sectas científicas, las afirmaciones de los líderes eran asumidas muchas veces de manera irreflexiva como dogmas, cualquier acercamiento a otra escuela se consideraba deslealtad. Tales luchas intrínsecas y extrínsecas pueden observarse claramente en el movimiento psicoanalítico fundado por Freud, varios discípulos disidentes rabiosamente se alejaban del maestro debido al empecinamiento de éste con los supuestos básicos de su teoría. [4]

Sin embargo, no ha sido el Psicoanálisis el único que ha vivido las disputas por la verdad, hoy por ejemplo se percibe el recelo de los psicólogos cognitivos funcionalistas con las teorías de la psicología cognitiva constructivista. [5]

¿Qué es lo que le falta a la Psicología, o qué le sobra? Quizás el haberse apartado demasiado de sus raíces filosóficas y comprender que la Ciencia debe evolucionar a partir de sus propios acercamientos a la realidad. No es posible que nuestra ciencia continúe utilizando el razonamiento perverso de Procusto [6] . Es la teoría la que debe ajustarse a la realidad y no al contrario.

La gravedad de las afirmaciones psicológicas no afectan tan sólo a los constructos teóricos, sino que al tratarse la Psicología de una ciencia aplicada, quien se ve perjudicado por la falta de humildad es su propio objeto de estudio: el ser humano.

Desde el área clínica a la organizacional, los psicólogos aplican sus modelos teóricos a los problemas relacionales, elaboran diagnósticos y deciden intervenciones, algunos formados en universidades que han cerrado sus puertas al pensamiento crítico no se han cuestionado jamás la fiabilidad o no de sus técnicas, son como robots que responden a una programación académica impuesta.

El problema se agudiza en una realidad como la boliviana, formada por grupos humanos culturalmente diferentes, una población mayoritariamente pobre no puede recurrir a una Psicología hecha para ricos, nuestro país no puede encontrar soluciones a sus problemas humanos en una Psicología que no investiga las complejas realidades de su gente. Es inadmisible la presencia de caricaturescas luchas entre escuelas dentro de nuestras carreras, la presencia de post grados que visan sobre todo la realización de los profesionales y no así la búsqueda de soluciones para nuestro pueblo, profesionales formados en aulas cerradas a la realidad nacional, docentes que repiten los argumentos de libros foráneos sin cuestionar al estudiante sobre la relevancia de dichos textos contrastándolos con su entorno.

Se hace urgente una revisión de la profesión, la misma sólo ha de conseguirse si en primer lugar reflexionamos sobre la epistemología psicológica. Este es el propósito del presente artículo, revisaré la evolución de los modelos cognitivos para proponer al final cuál de ellos podría adecuarse mejor a nuestra realidad. Coherente con la introducción espero la manifestación de críticas y aportes que estos apuntes puedan generar.

 

2. Antecedentes filosóficos de los modelos cognitivos.

“El pensamiento, ese ser extraño. –pero no nos parece extraño cuando pensamos. El pensamiento no nos parece misterioso mientras pensamos, sino sólo cuando decimos retrospectivamente: “¿cómo fue posible eso?” ¡cómo fue posible que el pensamiento mismo tratara de ese objeto? Nos parece como si con él hubiésemos apresado la realidad.”

Ludwig Wittgenstein

La Filosofía tiene tres problemas fundamentales: el Mundo, Dios y el Hombre, la Epistemología trata de la realidad y del conocimiento, esto es: ¿es real la realidad? ¿cómo llegamos a conocerla? Es probable que estos problemas se remonten a épocas pre históricas, pues es parte de nuestro bagaje como animales sociales el desarrollo de una conciencia que de cuenta de la realidad interna y externa.

El pensamiento humano se ha caracterizado por una permanente disputa entre opuestos: bueno – malo, emoción – razón, objetividad – subjetividad, etc. Hay quienes sugieren que esta constante dicotomización de la realidad humana es fruto de un cerebro dividido en dos hemisferios [7] , sea como fuere, dicha lucha de opuestos se ha planteado también en la filosofía con un eterno problema el de la mente versus el cuerpo.

Los pensadores se han dividido entre aquellos que opinan que la realidad existe a pesar nuestro y aquellos que sugieren que sólo es tangible en función a nuestra existencia. Otro tanto se hizo en relación a los métodos del conocimiento, están los que abogan por una razón pura y aquellos que consideran a la experiencia sensorial como el camino correcto.

El debate seguramente se remonta a épocas pre históricas, estaban quienes enterraban a sus muertos y quienes se los comían [8] , desde el descubrimiento del fuego hasta el internet las técnicas se han modificado, el mundo no es el mismo, pero seguimos inseguros en relación a quiénes somos [9] .

Epicuro (341 – 270 a.C.) conforma una línea de pensamiento hedonista, alentando una vida dedicada al sensualismo, “carpe diem” dirían los latinos. Epicuro organiza un grupo de gente ambulante pregoneros de los principios epicúreos cual si hubiese sido un movimiento hippie de la antigüedad. Se opone tenazmente a cualquier tipo de metafísica, sólo existe lo sensible y el fin del ser humano debe ser la “ataraxia”, esto es la imperturbalidad, sólo alcanzable a partir del equilibro entre los placeres y el dominio de sí mismo [10] . Los fundamentos del empirismo se vislumbran en las ideas de este filósofo pre – socrático.

Por su parte Protágoras de Abdera (488 – 415 a.C.), a partir de sus antecesores: Parménides y Zenón de Elea, se inscribe en la línea de pensamiento conocida como “los sofistas”, cuya idea central es que el mundo es apariencia, y el objeto de la Filosofía es la retórica, esto es: el arte del convencimiento (Gorgias), hoy hablaríamos de persuasión, y encontraríamos en los primeros escritos de Paul Watzlawick coincidencias sorprendentes con estos griegos expertos en el arte del control [11] . Protágoras fue el más filósofo de todos los sofistas, mientras la mayoría de ellos estaba preocupado con sus artes persuasivas, él trataba de encontrar respuesta a la cognoscibilidad del mundo, enunciando su famosa frase: “ el hombre es la medida de todas las cosas, de las que son en cuanto que son, de las que no son en cuanto no son”.

Jenófanes decía: “Ciertamente ningún hombre ha visto una cierta verdad y nunca habrá alguien que sepa de los dioses y de las cosas,...pues aún si triunfa en decir lo que es completamente cierto, él mismo no sabrá qué sabe de ello; la opinión (apariencia) está fijada por el destino sobre todas las cosas.” [12] .

Con Protágoras y Jenófanes tenemos los primordios de la Psicología Cognitiva, puesto que existe la coincidencia con la idea de la construcción de la realidad. Es también posible afirmar que entre el sofismo clásico y las ideas de Protágoras se sitúan los postulados de la Psicología Cognitiva funcionalista que enfatiza el pragmatismo de sus modelos y la Psicología Constructivista más preocupada por la construcción de un marco teórico coherente con su epistemología.

Otro importante filósofo pre-socrático que ha influenciado en las ideas de la epistemología ha sido Heráclito el oscuro (544-483 a.C.), plantea que la realidad se establece a partir de la tensión entre los contrarios, todas las cosas están en permanente cambio “panta rhei”, todo está en flujo. La esencia de todas las cosas es el fuego, símbolo de la transformación. Heráclito es contrario a Parménides el filósofo de lo inmutable, Hegel, Marx y Heidegger serán influenciados por las ideas de este filósofo. Para la Psicología Experimental el concepto de “adaptación” es básico y por ende la idea de la flexibilidad de los organismos para adecuarse al medio. La Psicología Evolucionista de Luria y Vygotsky subrayan la importancia de la dialéctica como método y comprenden al ser humano fruto de sus circunstancias históricas, efecto y causa de sus propias creaciones [13] .

El idealismo tiene como padre a Platón (428 – 348 a.C.) su verdadero nombre era Aristokles, y durante veinte años fue discípulo de Sócrates (470 – 399 a.C.) quien fue encarnizado enemigo de los Sofistas pretendió encontrar las claves para atingir la realidad real y se centró en la moral y la virtud como fines de la Filofofía, desarrolla la mayeútica como método. Platón recurre a Sócrates como el personaje central de sus diálogos. Platón considera que las cosas sensibles son imperfectas y apenas manifestaciones de las ideas configuradas como moldes eternos de todas las cosas de este mundo, la forma para llegar a dicho mundo ideal es a través de la dialéctica, entendida por Platón como el arte del discernimiento. Platón no desdice la idea sofista de la apariencia pero añade la existencia de un referente verdadero, por ello ese mundo tiene primacía sobre el mundo de las cosas materiales, a esta postura sobre la realidad se le conoce como la naturaleza degradada. Platón es el primer responsable para el menosprecio del cuerpo en relación al alma.

Platón coloca en boca de Sócrates la siguiente frase: “Ciertamente la ciencia no descansa en las impresiones, sino en el razonamiento ejercido sobre ellas. Usando de este razonamiento según parece, pueden alcanzarse el ser y la verdad, pero resultaría imposible por otro medio” [14] .

El conocimiento es reminiscencia, por lo tanto no surge del contacto con las cosas, el alma sabe antes del encuentro con las cosas, el contacto sólo hace con que el alma recuerde; la naturaleza es simbología del mundo suprasensible de las ideas. El cuerpo es soma y además sema (sepulcro del alma), por lo tanto el cuerpo es apariencia y el alma realidad, el encuentro del cuerpo con el alma fue un accidente, concibe al alma como al jinete y al cuerpo como al caballo.

Hijo del médico Nicómaco, Aristóteles (384 – 322 a.C.) sostiene sobre sus espaldas la tradición racionalista del pensamiento humano. A diferencia de Platón que ponderaba a la Matemática como la mejor manera de llegar al conocimiento, Aristóteles se apoya en la Historia y las Ciencias Naturales. A diferencia de Platón concibe al hombre como compuesto de materia y forma, el cuerpo es la materia prima y el alma la forma sustancial, de tal manera que andan juntos configurando un único ser. Desidealiza y materializa el alma.

Para Aristóteles el conocimiento sólo es posible luego de la cognición, esto es después de la sensación se produce una conciencia de lo real, por ello el conocimiento requiere de la acción, es una tarea que el hombre debe cumplir, el conocimiento sensible es el origen de todo conocimiento.

Aristóteles retorna al sensualismo de Epicuro, incluyendo la importancia de la lógica en el afán de aprehender la realidad. Es el responsable por el Asociacionismo [15] al enunciar los principios de la asociación – asociación por contraste, igualdad y contigüidad en el tiempo y el espacio Aristóteles es el promotor del racionalismo y el empirismo, por ende precursor del pragmatismo y el positivismo contemporáneos.

Popper, en relación a las diferencias entre Platón y Aristóteles señalaba: “La diferencia fundamental entre la teoría platónica y la aristotélica es, creo que Aristóteles es un optimista cosmológico, mientras que Platón es más bien pesimista. El mundo de Aristóteles es esencialmente teleológico: todo progresa hacia la perfección. El mundo platónico es creado por Dios y, en el momento de la creación, es el mejor mundo: no progresa hacia nada mejor. De modo similar, el alma de Platón no es progresiva, sino que a lo sumo es conservadora. Mas la entelequia [16] de Aristóteles es progresiva; tiende a un fin, a un objetivo” [17] .

Como se puede apreciar durante la evolución histórica del pensamiento filosófico los conflictos se sitúan en la manera cómo se piensa el pensamiento, cómo conocemos lo que conocemos, y si lo que conocemos es aparente o es real. Problemas que se tornarán prácticos con el advenimiento de la Psicología, la misma que tiene sus Escuelas confrontadas desde las respectivas opiniones dicotómicas de la Filosofía.

Después de la Filosofía Clásica viene un período de influencia religiosa sobre el pensamiento filosófico, fue Filón de Alejandría quien partió de un error infantil, el de creer que los antiguos griegos conocían el Antiguo Testamento. De cualquier manera fue inevitable una filosofía teologizada. San Agustín y Santo Tomás se convertirían en las fuentes de la entusiasta religión cristiana, el primero un ferviente seguidor de Platón y el segundo aristotélico, así la Suma Teológica de Santo Tomás de Aquino será tan valiosa o más que la propia Biblia.

Será Guillermo de Ockam ( 1285 – 1349) quien tratará de cuestionar la Escolástica cristiana, desarrollando una postura más acorde con la naturaleza y a la que se conoce como nominalismo, para Ockam la ciencia consiste en enunciados universales, y en esta concepción se puede vislumbrar la teoría de las clases de Russell y Withead. Ockam obliga a que la Filosofía abandone el Paraíso y retorne a la Tierra, se refiere a dos formas de conocimiento el científico y el vulgar, sin desmerecer uno u otro, favorece al primero por encontrar en él los universales tan preciados por este fraile menor, quien sugiere que la mente construye sus realidades a partir de los conceptos, fundamento imprescindible del neopositivismo.

René Descartes (Cartesius para los latinos) filósofo y matemático francés ( 1595 – 1650) es el responsable por la concepción científico – técnica del mundo. Su propósito era encontrar una manera de obtener un conocimiento inequívoco, según él sólo posible a través de un método científico riguroso. Su “cogito ergo sum” le permite remitirse a la duda como certeza de su existencia, por lo tanto: “duda de todo hasta llegar a la indiscutible certeza de sí mismo en el acto de pensar”. Adopta una posición mecanicista y racionalista de la naturaleza, asumiendo una distinción entre el cuerpo (res extensa) y el espíritu (res cogitans), ambas independientes la una de la otra, a esta concepción del ser humano se la conoce como el dualismo cartesiano.

Escribe Descartes: “ Por pensar entiendo todo lo que en nosotros se verifica, de tal modo que lo percibimos inmediatamente por nosotros mismos; por lo cual, no sólo el entender, el querer y el imaginar, sino también el sentir, significan aquí lo mismo que pensar. Si digo que veo o ando, y de aquí infiero que existo; si me refiero al acto verificado por mis ojos o mis piernas, esta conclusión no es tan infalible que no tenga yo algún motivo para dudar de ella, a causa de que puede suceder que yo crea que veo o ando, aunque no abra los ojos ni me mueva de mi sitio, lo cual me sucede a veces durmiendo, y lo mismo me podría suceder quizá aunque no tuviese cuerpo; al paso que si me refiero aquí únicamente a la acción de mi pensamiento o del sentimiento, es decir, del conocimiento que hay en mí y que es causa de que me parezca que veo o ando, esta conclusión es tan absolutamente verdadera, que no puedo dudar de ella, por cuanto se refiere al alma, única que posee la facultad de sentir o de pensar, de cualquier otra manera que sea.” [18]

El dualismo de Descartes es radical, al grado tal que consideró un asiento para el alma pensante y la ubicó en la pituitaria. El aporte más importante de Descartes es el cogito, gracias a él es posible deducir la posibilidad del auto conocimiento humano, su mayor profundización la encontramos en la Fenomenología y el Existencialismo; sin embargo existe el riesgo de perderse en el cogito desarrollando un absurdo solipsismo, es decir creer que sin la existencia del sujeto no existe el mundo. Además del solipsismo otro riesgo es el alejarnos del mundo, desarrollando teorías ajenas a los fenómenos, tal como ocurre con el psicoanálisis:

“(El psicoanálisis) constituye una interesante metafísica psicológica ( y no cabe duda de que hay alguna verdad en él, como sucede tan a menudo en las ideas metafísicas), pero nunca fue una ciencia. Puede haber muchísimas personas que sean casos freudianos o adlerianos: Freud mismo era claramente un caso freudiano, y Adler, un caso adleriano. Pero lo que les impide a sus teorías ser científicas (...)es, muy sencillamente, que no excluyen ninguna conducta humana físicamente posible. Cualquier cosa que alguien haga es principio explicable en términos freudianos o adlerianos.” [19]

La llamada “epistemología cartesiana”, da lugar a que las especulaciones sobre la subjetividad se validen de manera tautológica, una definición justifica a otra dentro de un modelo coherente de lógica pero incoherente con el fenómeno.

La Psicología Cognitiva también ha sido afectada por la falacia dualista de Descartes, al plantear que el pensar es el substrato esencial del ser, al mismo tiempo que considera al pensamiento ajeno al cuerpo. De los postulados anteriores se puede deducir que quien no piensa no es, y que la Neuropsicología debe dar lugar a la metafísica para el estudio de la mente. Para Damasio [20] : “Este es el error de Descartes, la separación abismal entre cuerpo y mente, entre la sustancia medible, dimensionada, mecánicamente operada e infinitamente divisible del cuerpo, por una parte, y la sustancia sin dimensiones, no mecánica e indivisible de la mente; la sugerencia de que razonamiento, juicio moral y sufrimiento derivado de dolor físico o de alteración emocional pueden existir separados del cuerpo. Específicamente: la separación de las operaciones más refinadas de la mente de la estructura y operación de un organismo biológico.” (p.277-278)

A pesar de que la Psicología Experimental ha procurado más bien integrar las funciones psíquicas con las fisiológicas, cayó en otra consecuencia funesta proveniente de las ideas cartesianas: la supremacía de la razón sobre la emoción, y sin darse cuenta se abandonó la idea de la escisión mente – cuerpo y se planteó otra nueva: razón – emoción. Las investigaciones de Antonio Damasio demuestran la intrincada relación entre razón y emoción en la vida psíquica. En el estudio de la afasia se ha podido evidenciar que los recursos del pensamiento no descansan exclusivamente en sustratos lingüísticos [21] . De la misma manera el estudio del procesamiento de información durante la solución de problemas indica que la intuición, entendida como retroalimentación somestésica asociada a la integración de la información es indispensable para la asimilación del conocimiento [22] . El propio Damasio indica que el criterio moral sería imposible sin la participación de las sensaciones, cuya más claro efecto se evidencia en la psicopatía primaria en la cual el individuo no posee los recursos fisiológicos necesarios para la empatía [23] .

Giovanni Battista Vico filósofo italiano (1668 – 1744), contrario a la filosofía cartesiana, establece ciertas leyes de la evolución histórica, además de claramente retornar a Protágoras al enunciar: “Dios puede conocer el mundo pues lo ha creado, pero el hombre sólo lo que el mismo produce” [24] . Según este filósofo las cosas que nos rodean las construímos nosotros mismos, la ciencia lo único que haría sería “el esfuerzo de poner en bellas relaciones las cosas” [25] . Por lo tanto encontramos en Vico al pionero del pensamiento Constructivista.

Un movimiento filosófico muy importante para el desarrollo de la Psicología Científica ha sido el empirismo del siglo XVII, según el cual el conocimiento es producto de la experiencia, de tal manera que no es real aquello que no puede ser sometido a la experiencia. Sus fundadores fueron Francisco Bacon (1561 – 1627) yThomas Hobbes ( 1588 – 1679) ambos ingleses, ambos postulan que la experiencia es el fundamento de la ciencia y ésta debe estar al servicio del hombre.

Posteriormente John Locke (1632 – 1704) niega las ideas innatas, todo lo cognoscible proviene de las sensaciones. George Berkeley (1684 – 1753), desarrolla el idealismo subjetivo, la realidad sólo es real en la medida que puede ser representada Para David Hume (1711 – 1766) filósofo escocés se torna un empirista radical y es el cofundador del positivismo, para él las ideas son percepciones sentidas menos vivamente que las sensaciones, pero al fin de cuentas experiencia.

Mientras los empiristas ingleses planteaban los fundamentos en los cuales la Psicología Cognitiva encontrará sus primeros asideros epistemológicos, Etienne Bonnot de Condillac (1715 –1780) proponía un retorno a Epicuro y el sensualismo, pero este francés iba más allá al sugerir un sensualismo radical.

“Alea jacta est”, nada más parecía que podría ocurrir una vez que se definieron las dos posturas del conocimiento: el Racionalismo y el Empirismo, hasta que Immanuel Kant (1724 – 1804) desde Konigsberg lleva a cabo sus críticas a una y otra postura, convirtiéndose en el referente filosófico que da inicio a la Filosofía contemporánea. Plantea la existencia de dos tipos de juicios: los analíticos y los sintéticos, los primeros también denominados verdades formales son los que se hacen sin necesidad de la experiencia, Kant los denomina juicios a priori, mientras que los juicios analíticos necesitan recurrir a la experiencia para su comprobación. Para Kant, la ciencia se fundamenta en los juicios analíticos, pero presentan un defecto de nada sirven si no se recurre a los juicios sintéticos, y éstos a su vez son concretos y contingentes, por ende no pueden ser universales ni necesarios. Kant resuelve el problema fusionando ambos en juicios sintéticos a priori, en cuanto sintéticos aumentan nuestro conocimiento, y en cuanto analíticos son universales. Kant logra fusionar el Racionalismo con el Empirismo: todo conocimiento humano requiere de elementos procedentes de la razón y elementos materiales procedentes de la experiencia. Estos juicios sólo se dan en la matemática y en la física, pero no en la metafísica, por lo tanto el conocimiento metafísico no conduce a ninguna verdad.

Para Kant es imposible la representación sin haber asociado el objeto con algo ya existente, el objeto es integrado por el acto de nuestra representación, por ello se puede concluir que la realidad es una construcción de nuestros conceptos de asociación. Estas afirmaciones kantianas hallarán eco principalmente en los postulados piagetianos de la construcción de la realidad [26] .

Escribe Kant: “...que la razón sólo aprecia lo que ella misma produce según su proyecto, que la razón debe avanzar hacia las leyes estables con los principios de sus prejuicios y debe obligar a la naturaleza a responder a sus preguntas, pero no debe dejarse llevar por ésta como por andadores; pues si no las observaciones casuales, hechas sin un plan proyectado con anticipación, no se relacionarían con una ley necesaria, que la razón sin embargo busca y necesita” [27] .

La ciencia del siglo XX estuvo inmersa en la concepción kantiana del método, la teoría respaldando la técnica y viceversa, la concepción de modelo proviene de su filosofía, y los modelos cognitivos fácilmente pueden deducirse consecuentes de las elucubraciones kantianas. Kant concibió a la mente como un instrumento activo de la razón, coordina las ideas, transformando el mundo caótico en un mundo racional ordenado. Existe un yo trascendente siempre activo pero incapaz de conocerse a sí mismo, depende del entorno, y por lo tanto existe un mundo material que le estimula para organizarlo en la mente. Dicha organización es posible gracias a la presencia de las categorías del pensamiento: cantidad, cualidad, negación y modalidad, se constituyen en los recursos cognitivos reguladores de la representación. Luego añade el concepto de esquema definido de la siguiente manera: “ la representación de un procedimiento general, por la cual la imaginación ofrece su imagen a un concepto” [28] , dichos esquemas se sitúan entre la sensación y la abstracción, se trataría de un sistema de interpretación de la realidad, concepto muy cercano a teoría de los esquemas cognitivos tan en boga en los modernos modelos funcionalistas de la mente.

Es posible considerar a Kant un idealista “a medias” debido a que el sujeto se torna indispensable para el conocimiento, de tal manera concluye que el conocimiento no es sino una reflexión sobre las estructuras subjetivas de la mente, de tal manera que es imposible saber si lo externo es real, de ahí que se refiera a la “cosa como se presenta” como el fenómeno, y a la “cosa en sí” como el noúmeno, el mundo nouménico es incognoscible, toda aproximación que hagamos de él lo transforma en fenómeno, de ahí que García concluye que el idealismo de Kant es trascendental pues trasciende al fenómeno, pero no trascendente porque no llega al noúmeno [29] .

Otro alemán Georg Wilhelm Friedrich Hegel (1770 – 1831) desarrolla una nueva concepción del idealismo, divinizando a la razón en su concepto del espíritu absoluto, dicha razón precede al hombre mismo, señala: “La razón pura, incapaz de cualquier límite es la divinidad misma.” [30] . Lo primero fue Dios, por lo tanto la razón, y luego recién vino la naturaleza, lo real es racional y lo racional es real, por ello aquello que es capaz de ser razonado se diviniza, tal la concepción panteista de Hegel. Retoma a Heráclito y sugiere que una cosa es y no es al mismo tiempo, de tal manera que existe una permanente contradicción en las cosas mismas. Hegel considera que es la contradicción perenne de las cosas el motor de la realidad.

El análisis de la realidad siempre es parcial, por ello Hegel insiste en la importancia de identificar los contrarios que le complementen, la insuficiencia es común en el mundo del pensamiento como en el mundo de las cosas, cualquier ser considerado aisladamente queda fragmentado, por lo tanto las cosas son en la medida en que se relacionan entre ellas. Critica la concepción causal de la filosofía, piensa que la realidad debe definirse por sus relaciones antes que por sus efectos. [31]

Critica al racionalismo su incapacidad de integrar lo cuantitativo con lo cualitativo, tan complejo problema dentro de la metodología de las investigaciones sociales. Plantea el abandono de la razón analítica para dar lugar a la razón dialéctica, la razón debe dialogar, para ello necesita de la contradicción, sin ella no puede avanzar. Los tres momentos de la dialéctica hegeliana son: la tesis, la antítesis y la síntesis, Hegel la ejemplifica de la siguiente manera: tesis: el ser es, antítesis: el ser no es, síntesis: el ser es devenir.

La dialéctica de Hegel es criticada por Karl Marx (1818 – 1883) sobre todo por su postura excesivamente especulativa que da lugar a un idealismo radical. Marx considera que la razón no es un fin como plantea Hegel, sino un medio para resolver los problemas reales planteados por la sociedad. Abandona al espíritu como objeto de la dialéctica y lo reemplaza por la materia. Feuerbach (1804 – 1872) realiza una severa crítica al cristianismo iniciando una interpretación atea de Hegel, el hombre debe ser el objeto y fundamento de la filosofía y Dios es la proyección de las necesidades del hombre. Marx se entusiasma con la postura materialista subyacente al pensamiento de Feuerbach y desarrolla el materialismo dialéctico. Siguiendo su nuevo método Marx concluye que son las relaciones sociales las que definen la realidad, y ésta está definida por el poder de las minorías sobre las mayorías, propone el siguiente análisis dialéctico: tesis: el capitalismo, antítesis: el proletariado, síntesis: la sociedad comunista.

Desde la perspectiva marxista se estructura una Psicología Dialéctica Materialista, según la cual la realidad es un efecto históricamente definido, no es posible pensar en un mundo sin los intereses de las clases sociales. La importancia de la concepción social de la mente jugará un papel definitivo en la concepción del modelo cognitivo de la psicología de Vygotsky [32] .

Lamentablemente como lo anticipó Feuerbach“en el futuro la religión será sustituída por la política”, eso fue exactamente lo que aconteció en la antigua Unión Soviética, al grado tal que Lenin era citado en los textos de Psicología: “Una de las tesis centrales de Lenin era la afirmación del nexo indisoluble entre el materialismo filosófico y las ciencias naturales” [33] Esta irreverente inserción de la política en la ciencia y en la filosofía perjudicaron en el desarrollo de la psicología soviética, un ejemplo notable son las dificultades que tuvo que enfrentar Luria con la censura comunista [34] . Vale la pena citar el comentario de Pavlov hacia su ayudante cuando éste se atrasó diez minutos y utilizó como excusa a la revolución: “¿Qué importa una revolución, cuando tienes trabajo en el laboratorio?” [35]

La ciencia apegada a la urgencia de la objetividad y blanco de las críticas marxistas se justifica desde la filosofía de Auguste Comte (1798 – 1857), suya es la máxima: “savoir pur prévoir, prévoir pour prévenir”, es posible identificar en sus antecedentes históricos una postura conservadora y defensora de la burguesía enriquecida. Las ideas de Comte provienen de la Sociología y de la filosofía empirista.

Positivo es una palabra que tiene cinco significados: lo positivo es sinónimo de real, se lo entiende como útil, es constructivo en vez de destructivo, significa certidumbre, y finalmente paradójicamente se asocia con la idea del relativismo.

El positivismo no cuestiona la realidad, pretende un acercamiento directo a los hechos, interesándose no en el por qué sino en el cómo de los hechos. Rechaza cualquier especulación metafísica, si no es medible no es real. Considera que la Filosofía debe reducirse a la Ciencia. El conocimiento debe ser útil, en el sentido que permita el progreso.

La idea de progreso la desarrolla Herbert Spencer (1820-1903), según este inglés la evolución es la ley suprema del universo, tiende a la perfección, entendida como el equilibrio, es decir, a una igualdad de fuerzas, defiende la idea de “orden y progreso” como la meta del conocimiento humano.

El marxismo en el oriente y el positivismo en el occidente produjeron una crisis en los valores humanos, la propia Filosofía entró en una profunda crisis. Las filosofías Soren Kierkegaard (1813 – 1855) y de Friedrich Wilhelm Nietzche (1844 – 1900), reclamaron un retorno al hombre, la angustia Kierkegaardiana y la pasión Nietzchiana tendrán una gran influencia en la Filosofía del siglo XX, gestándose movimientos sociales como los hippies y filosóficos como el existencialismo contestatarios a los fundamentos positivistas.

La Psicología Experimental Conductista es una notable aplicación del positivismo, responsable por tantos prejuicios contra el estudio de los procesos cognitivos.

Surgirá una poderosa corriente filosófica durante la crítica situación mundial del siglo XX, el neopositivismo. Bertrand Russell (1872 – 1916) y Alfred North Witeheatd (1861 – 1947) publican el Principia Mathematica (1910/1913), donde presentan los principios de la lógica matemática, plantean que la matemática es un lenguaje y por lo tanto la lógica rige el sistemas de signos ya sea matemático o lingüístico.

Russell retoma el método analítico comprendido como aquél que permite la descomposición de lo complejo en lo menos complejo. Russell demuestra una correspondencia entre el lenguaje y la realidad. Para Russell la ciencia tiene sus límites, y son los límites impuestos por el lenguaje. El positivismo de Comte tenía una ética fundamentada en la utilidad, de tal manera que los fines justificaban los medios, mientras que Russell plantea una ciencia al servicio del hombre, cuya finalidad es la felicidad: “ Así pues, de la piedad nace el servicio, del servicio nace el amor, y del amor nace la sabiduría y la capacidad de resistencia. Y cuando hemos aprendido a resistir, la vida humana resplandece con una belleza extraña y melancólica; porque la ternura , la ternura y la sabiduría del amor infinito ennoblecen la trágica carga de la humanidad.” [36]

Ludwig Wittgenstein (1889 – 1951) funda la Filosofía del lenguaje, así como Russell considera que el conocimiento científico tiene sus limitaciones, Wittgenstein propone que el conocimiento en general está limitado por el lenguaje, para este vienés la filosofía es una investigación conceptual y no empírica [37] . Critica severamente al empirismo y al positivismo, considera que la realidad no es aprensible sino a partir de la construcción del lenguaje: “Todo lo que puedo ofrecer es un método, no puedo enseñar verdades nuevas. Queremos establecer un orden en nuestro conocimiento del uso del lenguaje: un orden para una finalidad determinada; uno de los muchos órdenes posibles, no el orden. Con esa finalidad siempre estaremos resaltando constantemente distinciones que nuestras formas lingüísticas ordinarias fácilmente dejan pasar por alto.” [38]

Wittgenstein piensa así del método experimental en Psicología: “ ...en psicología existen métodos experimentales y confusión conceptual...la presencia del método experimental nos hace creer que ya disponemos de los medios para librarnos de los problemas que nos inquietan; cuando en realidad problemas y métodos pasan sin encontrarse.” [39]

Para Wittgenstein el camino a la mente es el del lenguaje, y los fundamentos de su filosofía repercutirán en todas las páginas escritas del Constructivismo.

Desde Protágoras hasta Vico se ha venido insistiendo en que la realidad es una construcción, pero será Heinz von Foerster (1911 -)quien juntamente a otros sistematizará sus fundamentos. Para el constructivismo no existe una realidad objetiva, y que los objetos no son independientes de los observadores [40] . “La legalidad y la certeza de todos los fenómenos naturales son propiedades del que las describe y no de lo que se describe. La lógica del mundo es la lógica de la descripción del mundo” [41] . Por ello es que el constructivismo pone énfasis en el observador antes que en lo observado. Se piensa que la perseverancia en la objetividad ha sido un impedimento para el desarrollo científico. El constructivismo no cae en el solipsismo, puesto que parte de la idea de que es necesario tener distinciones, sólo a través del distingo es posible una identidad. Existe una realidad a la que damos forma, el problema radica en cómo la conceptualizamos.

Heisenberg desarrolló el principio de incertidumbre, según el cual es imposible la aprehensión de la realidad, pues el sólo hecho de medirla la altera. Así el constructivismo opina de cualquier realidad, desde la subatómica hasta la cósmica.

Humberto Maturana insiste en que la realidad se construye desde el diálogo, por ello los social establece las condiciones necesarias para la estructuración de las realidades, sin embargo ese diálogo debe enmarcarse dentro del amor: “el amor constituye un espacio de interacciones recurrentes en el que se abre un espacio de convivencia donde pueden darse las coordinaciones conductuales de coordinaciones conductuales consensuales que constituyen el lenguaje que funda lo humano, y es por esto que el amor es la emoción fundamental en la historia del linaje homínido al que pertenecemos.” [42]

Acerca del conocimiento, Maturana señala: “Tanto la comprensión, desde su perspectiva global sistémica, como el conocimiento desde su perspectiva local lineal, ocurren desde la mirada que acepta la legitimidad de lo que se vive, esto es, desde el amor.” [43]

El constructivismo nos obliga a entender los procesos de construcción de la realidad que hacemos, los mismos que sólo pueden identificarse en las relaciones de las personas. Por lo tanto no es posible un modelo de la mente sin que se tomen en cuenta los aspectos biológicos ni los sociales.

Aún no se han resuelto los problemas básicos de la Filosofía, la Psicología pretende responder a las preguntas del mundo y del ser desde sus métodos, es probable que los modelos cognitivos sean los que más se acercan a responder las preguntas sobre la existencia de la realidad, sin embargo el modelo Constructivista ha retornado al mandato socrático “conócete a ti mismo” y desde este mandato milenario propone comprender al observador para comprender el mundo.

 

3. Los Modelos Cognitivos.

Desconozco lo que yo pueda parecer al mundo; pero me parece a mí que sólo he sido como un niño jugando en la playa, que se divierte al encontrar de vez en cuando una guija más lisa o una concha más bonita que de costumbre, en tanto que el enorme océano de la verdad yace ante él sin ser descubierto.

Isaac Newton

 

Un científico es un hombre que va y mira, si quiere estudiar los peces va a pescar algunos y los mira; si está interesado en las estrellas va donde hay un telescopio y mira, ¿pero dónde va el científico cuando quiere estudiar la mente humana?

G. Miller

Alfred Korzybski (1879 – 1950) planteó que “el mapa no es el territorio”, afirmación muy importante a la hora de hacer ciencia; la Ciencia trabaja con constructos, hipótesis y modelos, tales “invenciones” son maneras de decir la realidad, probabilidades, pero de ninguna manera la realidad misma. Fue Popper el que profundizó en el tema de la demarcación dentro del quehacer científico y desarrolló el principio de falseabilidad, consistente en la característica que identifica al conocimiento científico, esto es, la posibilidad de poner en tela de juicio las afirmaciones emanadas de la investigación científica, caso contrario, cuando no se puede contrastar un determinado conocimiento con la realidad y por ende no hay forma de comprobar su validez no se trata de ciencia. [44]

Así, los modelos son la síntesis de una teoría científica por la que se logra identificarlo y diferenciarlo de otras teorías, por lo tanto los modelos son simplemente interpretaciones de las teorías, y éstas a su vez interpretaciones de la realidad.

Como toda construcción humana, los modelos científicos están sometidos a los condicionantes históricos, es más, muchas veces estos condicionantes son los responsables por el avance de la ciencia y a la vez, algunos modelos impiden la percepción de problemas urgentes para la sociedad. Los modelos que surgen de las distintas ciencias responden a un referente general que predomina en el pensamiento científico del momento, dicho referente se denomina paradigma. Según Thomas S. Kuhn: “Su logro carecía suficientemente de precedentes como para haber podido atraer a un grupo duradero de partidarios, alejándolos de los aspectos de competencia de la actividad científica. Simultáneamente, eran lo bastante incompletas para dejar muchos problemas para ser resueltos por el redelimitado grupo de científicos. Voy a llamar, de ahora en adelante, a las realizaciones que comparten esas dos caracterísiticas paradigmas...” [45]

Los paradigmas no son estáticos, se transforman a partir de que son sustituidos por otros mejores: “Estas transformaciones de los paradigmas (...) son revoluciones científicas y la transición sucesiva de un paradigma a otro por medio de una revolución es el patrón usual de desarrollo de una ciencia madura.” [46] Ante la ausencia de un paradigma, los modelos científicos pueden parecer igual de importantes, y esto es lo que ha venido sucediendo con la Psicología, cada modelo era elevado a la condición de paradigma, cuando lo que ocurría era que era un modelo muchas veces ajeno a la posibilidad de falseabilidad sobre el cual se seguía introduciendo nuevos conceptos.

Es posible que algunas teorías psicológicas al carecer de un referente lo único que hicieron fue generar problemas teóricos dentro de su propia estructura teórica y definir soluciones que interesaban apenas al conjunto de conceptos construidos a su interior. La ciencia se relaciona de manera dialéctica con el entorno, regulándose ambos en una constante contrastación.

Kuhn afirma: “Un paradigma es lo que comparten los miembros de una comunidad científica y, a la inversa una comunidad científica consiste en unas personas que comparten un paradigma.” [47]

La Psicología Cognitiva nace en un momento en que se hacía un cambio de paradigma: del Positivismo al Neopositivismo, se quiso hacer la transformación sin cambiar el método y las dos teorías clásicas de la cognición: la funcionalista y la estructuralista fueron víctimas de críticas provenientes del nuevo paradigma que cuestionaba justamente el método. ¿Cómo es posible ingresar a la cognición con instrumentos provenientes de la medición conductual?

De ahí que el modelo Cognitivo Social puede sobrevivir a las embestidas del Neopositivismo, puesto que su método proviene de una visión dialéctica y no lineal como ocurre con las teorías funcionalistas y estructuralistas, puede acomodarse a las exigencias del relativismo y dar cuenta de los fenómenos complejos de la neuropsicología debido a que parte de una aproximación cualitativa de los fenómenos psicológicos.

Los avances de la física obligan a un cambio urgente de la lógica newtoniana en el mundo de las partículas sub atómicas, la Mecánica Cuántica indica que las leyes de Newton no funcionan en el mundo del átomo y que urge una nueva manera de ver las cosas. Cuando se sale del átomo la ciencia ya no puede ser la misma, la objetividad y la medida son puestas en tela de juicio, “es imposible aprehender lo real, el sólo hecho de observar altera lo observado”. La Psicología debe recurrir a nuevas formas de aproximarse al fenómeno humano, el Constructivismo se convierte en el nuevo modelo para comprenderlo.

3.1. El modelo cognitivo funcionalista

Tráiganme doce niños sanos, de buena constitución y la libertad de poder criarlas a mi manera. Tengo la seguridad de que, si escojo alguna de ellas al azar, y pueda educarla convenientemente, podré transformarla en cualquier tipo de especialista que yo quiera – médico, abogado, artista, gran comerciante, y hasta inclusive en mendigo y ladrón, independiente de sus talentos, inclinaciones, tendencias, aptitudes, vocaciones y de la raza de sus antepasados.

John Broadus Watson

 

Dentro de la piel de cada uno de nosotros está contenida una pequeña parte del universo (...) lo sentimos y, en cierta forma, lo observamos, y parecería tanto descuidar esta forma de información sólo porque únicamente una persona pueda entrar en contacto con el propio mundo interno. Con todo de establecer tal contacto, es necesario examinar nuestro comportamiento.

B.F. Skinner

            

El Funcionalismo es una forma de pensar que posee tres características esenciales: se interesa por las operaciones y no así por los contenidos, se preocupa por la utilidad de los procesos mentales por lo tanto es pragmático, y finalmente considera que existe una interacción entre el medio y el hombre lo cual obliga a una constante adaptación. Se trata de un pensamiento lineal causal, preocupado en identificar las relaciones entre las funciones de las variables identificadas, parte del principio de que existe la posibilidad de identificar una variable dependiente si ésta es sometida a la intervención de una variable independiente, un estímulo provoca una respuesta. [48]

El conductismo de Watson (1878 –1958) llevó las ideas funcionalistas a una postura radical, niega la posibilidad de una conciencia porque no se la puede medir, y reduce la psicología humana a la conducta, considera virtudes de su modelo el ser mecanicista, materialista, determinista y sobre todas las cosas objetivo. Claramente esta visión se desprende del Positivismo y se convertirá en una especie de maldición que aún se ve inserta en los modelos contemporáneos de la Psicología Cognitiva.

Skinner (1904 – 1990) literalmente lleva la conducta al laboratorio y desarrolla un modelo reduccionista del ser humano reflejado en la triple relación de contingencia, en la misma se identifican con claridad los tres supuestos básicos del funcionalismo: operaciones, pragmatismo y adaptación [49] . El modelo skinneriano satisface plenamente las exigencias del positivismo, se pretende aplicar dicho modelo a todos los problemas humanos, desde el retardo mental hasta el comportamiento criminal exigido por los ejércitos.

El modelo Skinneriano adolecía de la ausencia de un lenguaje matemático, Clark L. Hull (1884 –1952)propone una teoría lógico – matemática de la conducta, al hacerlo Hull observa la necesidad de incluir variables “no observables” pero deducibles a partir de los experimentos: el impulso, la fuerza del hábito y la inhibición condicionada, de ahí que se logran identificar procesos internos que son definidos con términos cuantificables. [50]

El estudio de los procesos cognitivos se iba tornando cada vez más en una urgencia a resolver por la Psicología Experimental, hasta que Edward Ch. Tolman (1886 – 1959) introduce el concepto de variable intercurrente, definidas de la siguiente manera: “ Son éstas los procesos inferidos entre las variables independientes (estímulos) y las variables dependientes (respuestas)” [51] . Tolman incluye el concepto de significado en su modelo, y es factible decir que es el iniciador del estudio de la cognición desde una perspectiva funcionalista.

Charles Osgood desarrolla la hipótesis de la mediación, [52] y será un importante promotor del desarrollo de la Psicolinguística, entiende la importancia del lenguaje como manifestación de los procesos cognitivos, e introduce algunas ideas desarrolladas por Guthrie desde su teoría de la contiguidad y la concepción que los estímulos propioceptivos son antecedentes para la emisión de una respuesta, es posible entonces el estudio de los procesos internos, y finalmente el lenguaje: “...las señales internas (em) que surgen de las respuestas de mediación (rm), con la estimulación distintiva que les caracteriza, las que abren ese nuevo campo de posibilidades: estímulos diferentes se hacen semejantes sólo porque despiertan la misma rm.” [53]

Al fin Osgood plantea que toda teoría del aprendizaje debe tener como eje central el estudio del significado. En septiembre de 1948 en California se lleva a cabo el Simposio de Hixon, se critica al conductismo y se promulga el nacimiento de una ciencia cognitiva. Dicha ciencia cognitiva debe recurrir a las nuevas teorías desarrolladas por la ciencia: la teoría matemática de la información y la cibernética.

Miller sitúa el nacimiento de la ciencia cognitiva el 11 de septiembre de 1956, fecha en que se lleva a cabo en el Instituto de Tecnología de Massachussets el Simposio sobre Teoría de la Información, Allan Newell y Herbert Simon expusieron “la máquina de la teoría lógica”. [54] Miller, Pribram y Galanter (1960) escriben “Plans and the Structure of Behavior”, anunciando la “muerte” del conductismo, plantean el abordaje cibernético de la conducta: TOTE (Test-Operate-Test-Exit) (Evaluación – Operación – Evaluación – Salida). Elaboran la analogía del ordenador para explicar el procesamiento de la información en el ser humano.

Ulric Neisser en la misma década introduce la idea de que la cognición requiere de procesos analíticos y sintéticos [55] , equiparando definitivamente la mente humana a un ordenador.

El modelo Cognitivo Funcionalista se caracteriza por partir de los siguientes principios:

·           El objeto de estudio es la representación, configurada por símbolos, reglas, imágenes, esquemas.

·            Los procesos de la representación explican el comportamiento.

·           La analogía por excelencia del funcionamiento mental es el ordenador.

·            No se consideran importantes el afecto, el contexto, la cultura, la historia.

·            Validación de los estudios interdisciplinarios.

·            No se abandonan las exigencias del positivismo para denominarse ciencia.

3.2. El Modelo Cognitivo Estructuralista

Ya es tiempo, -dijo la morsa- de muchas cosas contar...Que en el lago el agua hierve, que puede el toro volar...Junto con la pequeña Alicia pasamos a través de la superficie del espejo, y nos hallamos en el País de las Maravillas, en el cual todo es tan conocido y cercano, y al mismo tiempo tan raro y excepcional.

Lewis Carroll: A Través del espejo

 

Para el Estructuralismo, no es posible una Psicología sin el estudio de la conciencia, la misma que se forma a partir de elementos constituyentes del aparato psíquico.

Spranger define estructura como una “configuración de la realidad, cuando ésta es un todo, en el que cada parte y cada función parcial desempeña un cometido importante para el todo, y ello de forma que la constitución y la acción de cada parte están a su vez condicionadas en función del todo y por tanto sólo son comprensibles a partir del mismo” [56]

El Estructuralismo se fundamenta en que: La estructura es un sistema abierto, es decir es capaz de intercambiar información con otras estructuras, la estructura se establece desde la referencia del otro. [57]

Se parte del supuesto de que existe una estructura básica sobre la cual se construyen el resto de las estructuras, sin dicha base no es posible la secuencia organizada de los elementos constitutivos de la totalidad.

Una de las grandes preocupaciones del Estructuralismo es el lenguaje, Ferdinand de Saussure (1857 – 1913) funda la Lingüística como la ciencia que estudia la lengua, y aplica el enfoque estructuralista para desarrollar su teoría [58] .

Noam Chomsky (1928-) desarrolla la teoría Generativa del Lenguaje, según la cual los estados finitos de las estructuras básicas del lenguaje sufren transformaciones antes de manifestarse en el habla [59] . Se refiere a una competencia y a una actuación en el lenguaje, la primera se equipara al concepto de lengua de De Saussure, y la segunda al concepto de habla. Chomsky piensa que para comprender los procesos que generan el lenguaje se debe estudiar la estructuras de la competencia, denominada estructura profunda, es universales y resultante de un “LAD” (Dispositivo para la adquisición del lenguaje) innato e indispensable de ser estimulado por el entorno para activarse. Las estructuras profundas sufren transformaciones, las mismas que responden a unas reglas de transformación de tal manera que se manifiesten en la estructura superficial, que es lo que evidenciamos como resultado del complejo procesamiento del lenguaje.

Chomsky ha jugado un papel indispensable para el nacimiento de la Psicología Cognitiva, a pesar de su oposición a que la Psicología se inmiscuya en los temas de la Lingüística, debatió con Skinner y con Piaget [60] , pero a pesar de ello es citado en la mayoría de los textos sobre la cognición humana. Chomsky ofrece la oportunidad de llegar a la mente a través del estudio del lenguaje.

La teoría más importante de la perspectiva estructuralista de la cognición es la de Jean Piaget (1896 – 1980), “postula la existencia, entre la función y el contenido, de las estructuras cognoscitivas. La estructura, al igual que el contenido y a diferencia dela función, evidentemente cambia con la edad, y estos cambios evolutivos constituyen para Piaget su principal objeto de estudio. ¿Qué son las estructuras en el sistema de Piaget? Son las propiedades organizativas de la inteligencia, organizaciones creadas a través del funcionamiento e inferibles a partir dela naturaleza de la conducta cuya naturaleza determinan. Como tales, Piaget las considera mediadores entre las funciones invariables de la conducta, por una parte y sus diversos contenidos, por la otra.” [61]

El sistema teórico de la Psicología Genética de Piaget se alimenta de la matemática, la lógica, la física y la biología, lo cual nos muestra las bases mismas del pensamiento piagetiano: existe un mundo físico (física) que es aprehendido por un organismo estructurado según leyes biológicas (biología) que influyen también en la forma cómo se organiza la realidad (lógica), el medio a través del cual se puede inferir el contenido y estructura de la mente es la presentación de problemas de cantidad y cualidad (matemática). El enfoque que utiliza Piaget para guiar su metodología es el lógico analítico, a diferencia del modelo funcionalista que recurre a la inducción, Piaget es deductivista.

Piaget para explicar la aprehensión de la realidad decide entender el desarrollo de la inteligencia, puesto que para él el ser humano debe adaptarse a la realidad que le rodea, de tal manera que es la inteligencia la que le facilita tal adaptación. Para interactuar con la realidad hacemos uso de dos procesos: la asimilación y la acomodación.

La asimilación es la “ incorporación de un nuevo objeto, experiencia o concepto dentro de las estructuras cognoscitivas existentes”. La acomodación se refiere a “los cambios en las estructuras cognoscitivas para incluir nuevas experiencias”. [62]

Para Piaget esos dos procesos son indispensables para la construcción de lo real: “La asimilación y la acomodación son mutuamente indisociables desde un principio. La acomodación de estructuras mentales a la realidad implica la existencia de esquemas asimilativos sin los cuales ninguna estructura sería posible. Inversamente la formación de esquemas a través de la asimilación supone la utilización de realidades externas a las que los primeros deben acomodarse.” [63]

El concepto de esquema es central en el modelo estructuralista de Piaget, “un esquema es una estructura cognoscitiva que se refiere a una clase semejante de secuencias de acción, las que forzosamente son totalidades fuertes, integradas y cuyos elementos de comportamiento están íntimamente interrelacionados.” [64] Los esquemas deben mantener una cohesión en la cadena de acciones, ser repetibles y mantenerse como unidad y poseer un núcleo de significado. Los esquemas se caracterizan por tratarse de aplicaciones repetidas, una vez constituidos, se utilizan una y otra vez al ambiente.

El eje de la teoría de Piaget se sitúa en la concepción evolutiva de los esquemas: “el desarrollo pasa de un estado inicial de profundo egocentrismo, en el cual la asimilación y la acomodación están indiferenciadas y, a pesar de ello, son mutuamente antagónicas u opuestas en su funcionamiento, hasta un estado final de objetividad y equilibrio en el cual las dos funciones son, por una parte, relativamente separadas y distintas y, por la otra, coordinadas y complementarias”. [65]

Gardner señala que “las ampulosas afirmaciones de Piaget revelaron poseer menos solidez que sus demostraciones experimentales concretas. Los formalismos lógicos en que se apoyan sus etapas carecen de validez; las etapas mismas fueron puestas en tela de juicio, y sus descripciones de los procesos biológicos vinculados con el tránsito de una a otra etapa no han podido ser corroboradas ni siquiera por estudiosos que simpatizan con su obra”. [66]

Una muestra de los problemas que tiene actualmente la teoría piagetiana es la crítica de Mandler 199: “ Los bebés de no más de tres meses pueden categorizar y, a partir de ahí, ser capaces de formar conceptos. Jean Piaget, el famoso psicólogo suizo del desarrollo pensaba que ellos no podían, pero se equivocó. Al juzgar las habilidades de los bebés Piaget fue un subestimador.” [67]

Por lo visto tanto el nivel teórico como el aplicado de la teoría piagetiana han sido puestos en duda debido a la fragilidad de la epistemología estructuralista, la que evidentemente puede caer fácilmente en confundir sus constructos con los fenómenos a los que pretende acercarse y generar un sistema cerrado incapaz de dar cuenta de los enigmas planteados por la realidad. Muchas veces en el afán de perfeccionar un modelo se abandona la simplicidad del problema a favor de hacer cada vez más complejo el modelo.

3.3. El modelo Cognitivo Socio Histórico

Unos pocos sin embargo, elegirán el camino más largo. Primero tratarán de conocer las gotas y después el Océano. En su fuero interno se crearía la convicción de que en algún momento aparecería la respuesta, de que viajando paso por paso quizás lograrían llegar a la base; a la esencia misma de la creación de la experiencia.”

Jacobo Grinberg – Zylberbaum

 

La palabra es para el hombre un estímulo condicionado, tan real como los demás estímulos comunes con los animales, pero al mismo tiempo tan omnímodo como ningún otro.

Ivan Petrovich Pavlov

La filosofía marxista inculcó sus fundamentos a la ciencia de la Unión Soviética, una ciencia que debe sustentarse en los principios del Materialismo Histórico y utilizar como método la dialéctica materialista. Kedrov y Spirkin la definen como “un sistema de conceptos acerca de los fenómenos y leyes del mundo externo o de la vida psíquica de los individuos, que permite prever y transformar la realidad en beneficio de la sociedad; una forma de actividad humana históricamente establecida...La ciencia es un complejo fenómeno social, que incluye numerosas facetas y está relacionado con otros fenómenos de la vida social.” [68]

Mientras que para la ciencia occidental el estudio de la Psicología era cuestionado como saber científico, los científicos soviéticos no podían pensar en una ciencia sin que la Psicología sea central puesto que el Materialismo Histórico considera que la realidad se forja a partir de las relaciones sociales. Sin embargo a diferencia de la Psicología del Occidente, la Psicología Marxista no puede pensar en una Psicología del individuo sino en una Psicología esencialmente social.

“La Psicología soviética se encontraba ante la tarea de estructurar un sistema psicológico sobre los nuevos principios marxistas – leninistas. El rico material psicológico debía conservarse e incrementarse, partiendo, sin embargo, de un nuevo enfoque teórico fundamental. Ello significaba proseguir la evolución histórica del pensamiento científico, pero sin limitarse a hacer pequeñas correcciones en los conceptos idealistas y mecanicistas ni en las tiempo ha caducas tradiciones, tal como querían hacer los partidarios de la psicología tradicional, sino crear a base de la dialéctica marxista – leninista nuevos criterios y buscar nuevas rutas para resolver los problemas fundamentales del pensamiento psicológico.” [69]

Esta manera radical de concebir el mundo, definió una Psicología del individuo integral inmerso necesariamente en sus condiciones sociales concretas. [70]

La Psicología Marxista se fundamenta en tres pilares: la teoría del reflejo, la teoría de la actividad y la naturaleza social del hombre.

La teoría del reflejo es esencial para comprender la definición de realidad del Modelo Cognitivo Socio – Histórico, este concepto fue profundizado por I.M. Séchenov (1829 – 1905), sostenía que fue un error de la Psicología Idealista el aislar lo psíquico, cuando debe ser considerado en interacción con el ambiente, este es el error capital de la Psicología Occidental que según Séchenov le llevó a escindir el cuerpo del alma. En su obra Reflejos cerebrales expone los resultados de sus investigaciones fisiológicas, uno de sus más importantes aportes fue el de considerar imposible la sensación sin el movimiento y viceversa.

Durante los años sesenta Chernishevski y Potebnia defenderán el principio central de Séchenov de considerar la unidad de la conciencia y el lenguaje, idea que será muy importante en la concepción de la organización de la mente.

En síntesis “la teoría gnoseológica del reflejo parte de la comprensión de que los resultados del conocimiento deben ser relativamente adecuados al objeto, existente independientemente del sujeto cognoscente, es decir, reflejarlo de alguna manera.” [71]

La teoría de la actividad, fue concebida por L.S. Vygotsky (1896 – 1934), S.L. Rubinstein ( 1889 – 1960) y A.N. Leóntiev (1903 –1979), entendida como unidad orgánica entre la práctica y la teoría, es la esencia de la especie humana. La actividad se relaciona con la práctica puesta en manifiesto en el trabajo, y éste trabajo a su vez modifica la esencia del hombre. “En consecuencia, para la filosofía materialista dialéctica son importantes dos momentos: el primero consiste en que el sujeto de la actividad es examinado socio – históricamente; el segundo, en que la actividad es conceptualizada materialistamente, es decir como actividad objetal. Esto a su vez tiene una doble determinación: según la lógica de su objeto (lo que corresponde con el principio de la prioridad de lo material) y según la lógica de la propia actividad (lo que corresponde con el carácter creador de ésta).” [72]

Por último la naturaleza social del hombre es el tercer principio derivado de una concepción de la sociedad distinta a cómo la concibió el Occidente, no es un entorno al que nos debemos adaptar (tal como señala el modelo funcionalista), sino es una creación del propio ser humano, por ello el hombre no es sólo objeto, es sujeto de las relaciones sociales. Esta concepción de la naturaleza humana contradice la idea de que lo social se superpone a lo biológico, los psicólogos soviéticos consideran al ser humano un ente biológico creador de su propio entorno el cual a su vez le influye pero que jamás le quita su esencia natural.

“De esta manera, el hombre, convertido en sujeto del proceso social, depende de la acción de dos leyes: primero, de la acción de las leyes biológicas, en virtud de las cuales sus órganos se adaptaron a las condicione y exigencias de la producción; y segundo, a través de estas leyes, de las leyes social – históricas, que regulan el desarrollo de la producción y de los fenómenos que ella engendra.” [73]

En las geniales investigaciones de Ivan Petrovich Pávlov (1849 – 1936) se plasman los tres principios anteriormente expuestos, de tal manera que es capaz de explicar los fenómenos psíquicos desde la metodología fisiológica, definiéndolos de la siguiente manera: “La única diferencia entre estos dos reflejos consiste en que el fisiológico es constante, incondicional, mientras que el psicológico varía constantemente y por consiguiente es condicional.” [74]

Pávlov construye su teoría psicológica desde el simple concepto de señal, reemplaza el término estímulo tan caro para el conductismo y le otorga desde el inicio la concepción de significado, partiendo de enlaces temporales, estimulación y extinción de la actividad nerviosa, la inhibición cortical, las leyes de irradiación, concentración de la excitación y la inhibición, desarrolla varios experimentos para dar respuesta a preguntas provenientes de diferentes áreas de la psicología: psicopatología, percepción, sugestión, lenguaje.

Al lenguaje Pávlov lo define como un segundo sistema de señales, en el cual la palabra se configura como representación de una representación: “...las señales de estas señales son una abstracción de la realidad, permiten la generalización, lo que constituye nuestro punto suplementario propiamente humano, el pensamiento abstracto, que crea un principio, el empirismo, adquisición privativa de la humanidad, y, finalmente la ciencia instrumento máximo de orientación del hombreen el medio ambiente...” [75]

La llegada de N. Wiener a Moscú ofreció la oportunidad para que los jóvenes psicólogos rusos vieran en la Cibernética una solución a muchos de sus problemas, a diferencia de los modelos funcionalistas y estructuralistas, la Psicología Marxista no comparará la mente humana con el computador, recurrirá al modelo cibernético y a la lógica dialéctica para ofrecer un modelo socio – histórico de la mente humana.

P.K. Anojin ( 1898 – 1974) es el principal epistemólogo del modelo cognitivo socio histórico, plantea los fundamentos de la concepción de la teoría general de los sistemas funcionales. Descubre los impulsos aferentes de retorno cuando un sistema ejecutor de una respuesta se activa, intuyendo así la importancia de la regulación en el procesamiento de la información [76] .A partir de este descubrimiento desarrolla el principio de los sistemas funcionales, “los cuales representan organizaciones cerradas que reúnen los mecanismos centrales y periféricos sobre la base de la aferentización proveniente en forma permanente de los órganos periféricos...es el contorno cerrado de regulación automática de la actividad del organismo.” [77]

El principio de la regulación es el núcleo de la teoría de León Semianovich Vygotsky, indica que el desarrollo de la mente es social: “el hecho de que las actividades mentales del niño son condicionadas ya desde el comienzo por sus relaciones sociales con los adultos es de importancia fundamental. La secular experiencia humana es transmitida al niño por los adultos. En ese proceso el niño adquiere no sólo nuevos conocimientos sino también nuevos modos de conducta.” [78] .

Para Vygotsky el lenguaje es esencialmente social y es el regulador de la actividad psíquica [79] , utiliza el concepto de mediación para referirse a la función del lenguaje en la organización cognitiva. Por ello es importante comprender cómo se introyecta el lenguaje como mecanismo operativo. El proceso se denomina internalización y consiste en tres transformaciones:

·            Una operación que inicialmente representa una actividad externa es reconstruída y comienza a ocurrir internamente.

·            Un proceso interpersonal es transformado en un proceso intrapersonal.

·            La transformación de un proceso interpersonal es un proceso intrapersonal es el resultado de una larga serie de eventos ocurridos a lo largo del desarrollo. [80]

Alexandr Romanóvich Luria (1902 –1977) fundador de la Neuropsicología, es la síntesis de la propuesta teórica y práctica de la Psicología Soviética, sus preocupaciones estuvieron centradas en la clínica de las lesiones cerebrales [81] , y a partir de las descripciones pormenorizadas de las dificultades cognitivas asociadas a las lesiones construyó un modelo del cerebro consistente en tres unidades funcionales [82] .

La nueva clasificación de las afasias que presenta Luria es un monumental esfuerzo por lograr una coherencia entre la teoría y la práctica enmarcadas siempre en la epistemología del modelo Cognitivo Socio - Histórico [83]. La realidad es distorsionada cuando el cerebro se daña, por lo que el mundo es diferente de manera muchas veces bizarra para un lesionado cerebral, no cabe duda de que la realidad se construye en el cerebro, pero es influenciada por la cultura [84] .

El trabajo de Luria termina con la creación de una nueva disciplina científica plasmada en una obra póstuma [85] , logra sintetizar la clínica neurológica con la Psicología Cognitiva y la Lingüística. Si bien es cierto que su modelo del cerebro ha sido superado por la Neuropsicología actual sus principios epistemológicos aún perduran y el método clínico desarrollado en la evaluación y tratamiento de los efectos cognitivos de las lesiones cerebrales continúan beneficiando a muchas personas. [86]

El Modelo Cognitivo Socio – Histórico da cuenta de la cognición humana desde una perspectiva sistémica, a diferencia del modelo funcionalista y del estructuralista, piensa en el ser humano afectando y siendo afectado por su entorno social sin abandonar su condición biológica. El razonamiento que utiliza deja de ser el causal lineal, es dialéctico y por lo tanto relacional, no consiste en un modelo cerrado como es el estructuralista y menos determinista como el funcionalista.

Al no coincidir con el Positivismo es cuestionado y poco comprendido en el Occidente, muchos han intentado traducirlo en un modelo funcionalista, pero esas arremetidas han derivado en modelos híbridos poco consistentes.

3.4. El Modelo Cognitivo Constructivista

¡Llama a esto un sueño!

Wittgenstein,

 

He olvidado la palabra que quería pronunciar y mi pensamiento, incorpóreo regresa al reino de las sombras.

O. Mandelstam

Los estudios de la percepción humana han derivado en reflexionar sobre la consistencia del mundo real exterior e interior, la información que obtenemos a través de los receptores es una descodificación de los estímulos. Por ejemplo los colores no existen en el mundo exterior, lo que existe en el mundo exterior son las ondas electromagnéticas, las cuales pueden ser recibidas por nuestros ojos, convertidas en sustancias químicas en la retina y posteriormente en impulsos eléctricos en las neuronas.

Grinberg-Zylberbaum [87] indica que no vemos en la retina ni en el nervio óptico, "vemos" como resultado de la activación. Esa activación está dirigida por nuestra intención, por lo tanto: " Consideramos al mundo como existente y a nosotros como observadores del mismo, cuando en realidad somos sus creadores" El mismo autor escribe: " La flor es para mí en tanto yo la perciba". La realidad es en la medida en que nuestros sentidos la puedan percibir, y además que seamos capaces de darle un significado, el cual está determinado por el estado del organismo, la socio historia y la experiencia personal. " El estímulo puede o no ser físico, eso no importa, lo fundamental es la forma como ese estímulo sea construido en nosotros mismos". ( Grinberg - Zylberbaum, 1975, pg. 41 )

Watzlawick (1921- ) [88] considera que la realidad es resultado de la comunicación. El niño aprende lo que es el mundo en función a las construcciones que sus padres hacen para él, por lo tanto, la primera construcción de larealidad se hace en la familia.

Desde la mecánica cuántica surgió el Principio de Incertidumbre, conocido también como el Principio de Heisenberg, según el cual, el imposible una aprehensión absoluta de la realidad, ya que el acto de observar altera la realidad.

Siguiendo a Einstein [89] , añadiremos, que lo real se define en función del observador, antes que del objeto observado, por lo tanto lo real se construye en la mente de quien observa, y quien observa percibe lo real en relación a cómo aprendió a percibir lo real como real.

Guidano [90] escribe: " En otras palabras, vivimos en una pluralidad de mundos y realidades personales posibles, creados por nuestras propias distinciones percibidas. Hay tantos campos de existencia como tipos de distinción construidos por el observador”

La construcción del símismo es un proceso aprendido, por una parte la información propioceptiva e interoceptiva nos da una información que estructura nuestra imagen corporal, la cual se añade a las ideas que los demás tienen de nuestro cuerpo que se añade a veces congruentemente y otras incongruentemente a nuestra imagen corporal, sumemos a aquello los patrones de perfección estética corporal que nos envían los medios masivos de comunicación. Probablemente la anorexia nerviosa sea la consecuencia más fatídica de esa construcción incongruente entre la información somestésica, los mensajes familiares y los mensajes sociales; la anoréxica se considera obesa a pesar de estar pesando veinticinco kilogramos.

La esquizofrenia es otro fenómeno humano que ocasiona profundos cuestionamientos a quienes se consideran normales, ¿cómo saber que el loco no percibe lo que dice percibir ? ¿ qué realidad es la real, la del loco o la del psiquiatra que le atiende? Haley [91] ( 1974 ), considera que el actuar esquizofrénicamente sólo es posible en un mundo que crea en la locura, sino nadie podría darle la idea de que está loco.

Watzlawick demuestra que al haberse borrado la homosexualidad del DSM III como entidad clínica, los homosexuales automáticamente dejaron de estar enfermos. La definición del sí mismo depende de las distinciones sociales. El ser se define en relación a las creencias y patrones estructurados socialmente.

Entonces, yo soy en función a la consideración de mis propias construcciones somestésicas y a la valoración que los demás hacen de mi actuar en el mundo el cual es introyectado por mí determinando una representación de mí mismo. El problema radica entonces en la apropiación de mi cuerpo, en mi autopertenencia, en mi propio desencarnarmede las construcciones ajenas, en la recuperación de mis sensaciones, en la construcción de mis creencias, aún a sabiendas de que no dejarán de ser construcciones; la diferencia radica en la conciencia de la creación en vez de la in­cons­ciencia que deriva en no ser dueño de mi propia existencia.

Siguiendo el pensamiento de Russell [92] , podemos decir que la recuperación del sí mismo requiere el reconocimiento de las mentiras que nos fueron enseñadas como verdades lo que permitirá la apropiación de nuestras propias construcciones, generándose así la creación de nuestro propio sí mismo y la destrucción del sí mismo enajenado.

Wittgenstein escribió: “Los límites de mi lenguaje significan los límites de mi mundo”. " La lógica llena el mundo; los límites del mundo son también sus límites... Lo que no podemos pensar no podemos pensarlo. Tampoco pues, podemos decir lo que no podemos pensar." [93]

El significado, según Wittgenstein, está dado por el uso que se hace del lenguaje, el significado de una palabra es su uso: " el niño no aprende que hay libros, que hay sillas, etc., etc., sino que aprende a tomar los libros, a sentarse en las sillas, etc., etc." [94] Postura que coincide con la de Maturana, quien considera " ... que las palabras son nodos en redes de coordinación de acciones, no representantes abstractos de una realidad independiente de nuestro quehacer." [95]

¿ Cuál la relación entre emoción, lenguaje y cognición?" Las emociones son dinámicas corporales que especifican los dominios de acción en que nos movemos. Un cambio de emoción implica un cambio de dominio de acción. Nada nos ocurre, nada hacemos que no esté definido como una acción de una cierta clase por una emoción que la hace posible, De esto resulta que el vivir humano se da en un continuo entrelazamaniento de emociones y lenguaje como un fluir de coordinaciones consensuales de acciones y emociones." [96]

El amor implica el respeto y la tolerancia por las construcciones del otro, la creación de la "nosotrosidad", el tú y el otro creando el espacio "nosotros" sin perder autenticidad, nombrar las emociones surgidas de experiencias compartidas en un lenguaje inventado por los amantes, cuyo significado sólo tiene sentido en relación a la convivencia. El amor es la posibilidad de compartir las cogniciones a través de las palabras alienadas de las convenciones externas.

Constructivismo = cuando la noción de "descubrimiento" es sustituida por la de "invención”. [97]

Epicteto decía que nos son las cosas las que nos inquietan, sino las opiniones que tenemos sobre las cosas. Watzlawick [98] diferencia dos tipos de realidad: la realidad de primer orden, resultado de la percepción directa por vía de los órganos sensoriales, y la realidad de segundo orden, que otorga atribución de sentido y valor, de tal manera que somos nosotros los que atribuimos una significación al mundo. Popper [99] crea el concepto de Mundo 3, para referirse al mundo de los símbolos, exclusivo de la condición humana, un mundo de objetos incorporales, el mundo de las ilusiones, la realidad entre paréntesis de la que nos habla Maturana. Es pues, este énfasis puesto en la invención de la realidad el campo epistemológico del constructivismo radical, donde todo lo que existe es creado por la mente humana, en un proceso recursivo en el cual el lenguaje desempeña un papel protagónico.

Von Foerster [100] define a la realidad como "Una imagen cómoda, pero superflua, que nace a través del diálogo cuando la forma aparente (denotativa) del lenguaje es cambiada por su función (connotativa) "

Las ideas del constructivismo surgen desde diversos sectores de la ciencia: el antropólogo Gregory Bateson, los psicólogos Ernst von Glasersfeld, Paul Watzlawick, los biólogos Humberto Maturana y Francisco Varela, el neurofisiólogo Warren McCulloch, el físico Erwin Scrödinger, y Heinz Von Foerster (cibernético, matemático, físico y filósofo)

Se pone en tela de juicio la posibilidad de la objetividad, porque la observación depende de quien observa, lo observado estará siempre influido por el observador. No existe una división entre observar y ser observado, es un flujo interdependiente. Por esta razón desde la perspectiva del constructivismo interesa más el cómo conocemos que aquello que conocemos, de lo cual se deriva su fundamento central: la pérdida de la certeza

Nardone y Watzlawick [101] sintetizan el constructivismo radical de la siguiente manera: "no es una escuela específica, sino un enfoque del pensamiento(liberal thinking) basado en una irreductible "elasticidad" que niega cualquier forma de "absoluto"o de "verdad" indiscutible y que, partiendo de aquí se interesa por el funcionamiento de las cosas con una actitud desengañada y pragmática"

Otro concepto importante es el de mismidad, es decir " la experiencia de ser" un sí mismo" , es algo entrelazado con nuestra experiencia vital.. algo que nos sucede como condición de vida, algo que, en tanto vivimos en el lenguaje simplemente nos sucede " [102] De tal modo que el sentido de nuestra integridad es otorgarnos la congruencia entre nuestro propio concepto y el concepto que el otro se hace de mí.

Heisenberg dice: " La realidad de la que podemos hablar jamás es la realidad en sí, sino una realidad sabido o incluso, en muchos casos, una realidad configurada por nosotros mismos. Cuando se objeta contra esta última formulación diciendo que, a fin de cuentas, existe un mundo que sigue su curso sin necesidad de nosotros y al que nos referimos propiamente con la investigación, hay que replicar a esa objeción, esclarecedora en un primer momento, diciendo que ya el vocablo " existe " proviene del lenguaje humano y, por consiguiente, difícilmente puede significar algo que no esté referido a nuestra capacidad cognitiva. Precisamente, para nosotros se da sólo el mundo en el que el concepto "existe" tiene un sentido" [103]

El modelo Cognitivo Constructivista incluye en sus conceptos los aportes del modelo Socio – Histórico y los fundamentos filosóficos del modelo Estructuralista, pero se opone a las consideraciones planteadas por el modelo Funcionalista, debido principalmente a las críticas hechas hacia el pensamiento lineal y la falacia de la medición.

 

4. Conclusiones

Señores, todavía no sabemos nada. Señores, casos como éstos (refiriéndose a una niña con ablación del hemisferio izquierdo) son justamente los que nos dan la pauta de cuán poco hemos llegado a saber en la ciencia.

A.R. Luria

Hemos revisado los orígenes filosóficos de la Psicología Cognitiva para finalmente esbozar las características fundamentales de los cuatro modelos más importantes. Aún no se han respondido con certeza a las preguntas básicas planteadas por los filósofos de la antigua Grecia, pareciera que lo único que se ha hecho es parafrasear a cada uno de ellos. Si bien esto deja un sabor amargo al estudioso que pretende después de muchos años de estudio e investigación encontrarse con una Psicología diáfana, lo más grave es el perjuicio que la aplicación de los modelos puede ocasionar en las personas con quienes el Psicólogo trabaja.

Considero que es imprescindible que la formación del Psicólogo debe profundizar en los temas epistemológicos, de lo contrario se tendrá un individuo preparado para aplicar instrumentos sin entender su procedencia y sin medir las consecuencias de su utilización.

Las posturas filosóficas en torno a la realidad son necesarias a la hora de tomar una decisión vocacional dentro de la profesión del Psicólogo, decisión que en muchos casos refiere antes que cuestionamientos epistemológicos, simpatías hacia determinado líder, conocimientos superficiales o simplemente la moda de determinado modelo.

La evolución de los modelos cognitivos demuestra las dificultades de los científicos en poderse librar de prejuicios y presiones del entorno, respondiendo ellos mismos a uno de los principios comunes a todos los modelos cognitivos: la realidad es una construcción. Como tal, el científico también se halla sometido a las leyes de la realidad humana, y por ello no fue un Skinner ni es un Maturana los que definen las teorías, sino que ellos son efecto de una historia que les determina.

Queda claro que no es suficiente un conocimiento filosófico profundo, sino que además es urgente una formación ética de los psicólogos y parte de la ética debe coincidir con el principio de veracidad, de tal manera que la elección de un determinado modelo responda a la coherencia del modelo. La otra parte de la formación ética se relaciona con la integridad personal del psicólogo, esa ingenuidad ante el fenómeno que se investiga, sólo es posible conseguirla en estudiantes que trascienden a las expectativas tradicionales que la sociedad tiene de ellos, la felicidad no está en el tener sino en el saber.

Algunos autores pretenden integrar los modelos anteriormente descritos, sin embargo no es plausible conciliar el funcionalismo con ninguno de los otros tres modelos, porque el sustento espistemológico es dispar. La independencia de los modelos puede ofrecer mayor riqueza para el conocimiento, los resultados de unos alimentarán a los otros, como ya ocurrió entre Vygotsky y Piaget, éste último al conocer la teoría de la internalización del lenguaje propuesta por el primero, revisó la teoría del lenguaje egocéntrico.

Una de las implicaciones inmediatas de la revisión de los modelos cognitivos es el cuestionamiento de la psicoterapia, desde una perspectiva socio – histórica y constructivista no es posible una consideración aislacionista del hombre, la idea de individuo debe dejar lugar a la idea de ser social. Desde esta concepción la psicoterapia idónea será aquella que enfoque la problemática del paciente de manera relacional, es decir: la persona con su historia y su entorno. Desde ese planteamiento, la terapia relacional cobra vigencia y se sustenta sólidamente en la epistemología socio – histórica, el hombre es un ser que construye la realidad a partir de sus relaciones sociales.

Por ello la psicoterapia aún cuando sea individual debe pensar al otro como un ser en relación, a la vez que no debe olvidar que el terapeuta también responde a las mismas leyes sociales que el paciente.

Por último, el modelo socio – histórico y el constructivista se adecuan a los problemas manifestados por nuestra realidad boliviana, permiten a partir de su concepción relativista organizar teorías que puedan ser congruentes en cada una de las diversas culturas de nuestro país. Mientras que los modelos funcionalista y estructuralista preconciben a un ser humano con valores y necesidades determinadas por el propio modelo. Pienso que la investigación desde los lentes socio – históricos y constructivistas enriquecerán el conocimiento sobre nuestra gente y ofrecerán alternativas de solución para mejorar nuestras vidas.

 


Notas

[1] Pigmalión: personaje de la mitología griega, rey de Chipre y escultor, creó la estatua de una hermosa mujer a la que dio vida, posteriormente se enamoró de ella y descubrió que se olvidó darle un alma.

[2] Popper, K. 1974 El problema de la demarcación. En: Miller, 1995 Popper: escritos selectos. México: FCE

[3] Revisar los textos anti psicología académica de Braunstein.

[4] Roazen, PG 1978Freud e seus discípulos. Sao Paulo: Cultrixg

[5] Una experiencia ejemplar fue la que tuve en el Congreso Mundial de Terapias Cognoscitivas y Conductuales llevado a cabo en Acapulco en julio de 1998. Había preparado una conferencia sobre el modelo cognitivo relacional aplicado a los problemas del aprendizaje, luego de mi exposición un psicólogo cognitivo comportamental objetó mi enfoque debido a que “me apartaba del modelo científico”.

[6] Procusto: personaje de la mitología griega, acostaba en su cama a sus huéspedes, si el cuerpo del invitado excedía el tamaño de la cama le cortaba las piernas hasta que cabía exactamente en el lecho, y si era pequeño entonces Procusto las estiraba hasta que coincida el tamaño del cuerpo con el del catre.

[7] Para profundizar en el tema, es recomendable el libro de Gardner, M.1993 El universo ambidiestro. Barcelona: Labor.

[8] Leakey,R. 1981 Origens. Brasilia: Universidade.

[9] Kurzwell, R. 1999 The age of spiritual machines. N.Y. Viking

[10] Muller, M., Halder, A. 1976 Breve diccionario de filosofía. Barcelona:Herder.

Marcos, M.G. 1979 Historia de la filosofía. Madrid: Alhambra

[11] Watzlawick, PG y otros. 1971 Teoría de la comunicación humana. Barcelona: Herder.

Watzlawick, PG1986 El lenguaje del cambio. Barcelona: Herder.

Watzlawick, PG, Weakland,J., Fisch,R. 1984Cambio . Barcelona: Herder.

Watzlawick, PG, Weakland,J., Fisch,R. 1984Cambio . Barcelona: Herder.

Watzlawick,PG 1995 El arte de amargarse la vida. Barcelona: Herder

[12] En: Von Glasersfeld, E. 1995. Introducción al constructivismo radical. En: Watzlawick, PG y otros1995 La realidad inventada. Barcelona: Herder.

[13] Luria,A.R.   1987Desarrollo histórico de los procesos cognitivos. Madrid: AKAL

Leontiev, A.N. 1968 El hombre y la cultura. Bs. Aires: Grijalbo.

Vygotsky,L.S. 1987 Historia del desarrollo de las funciones psíquicas superiores. La Habana: E.C.T.

[14] Platón. Teeteto. PG 83. (Edición 1977 Lima: Universo)

[15] > Heidbreder, E. 1978 Psicologias do século XX. Sao Paulo: Mestre Jou.

[16] Entelequia: del griego entelekheia: lo que tiene en sí la consumación como fin, la actividad que tiende a un fin. Enunciado muy acorde a las ideas de la psicología funcionalista de William James.

[17] Popper,K. En: Popper,K, Eccles,J. 1993 El yo y su cerebro. Barcelona:Labor

[18] Descartes, R. Los principios de la filosofía. En: Obras de Renato Descartes. 1971. La Habana: Instituto Cubano del Libro. PG 170

[19] Popper, K. 1974 El problema de la demarcación. En: Miller,D. Popper: escritos selectos. México: FCE. Pgs. 140 -141

[20] Damasio,A.1994     El error de Descartes. Santiago: Andrés Bello

[21] Pinto, B. (1987) Variables intercurrentes en la afasia. La Paz: UCB Tesis de grado. No publicada

[22] Gardner, H.1993 La mente no escolarizada. Buenos Aires: Paidós.

[23] Lykken 2000 Las personalidades antisociales. Barcelona: Herder

   Pinto, B. 2001 Trastorno antisocial de la personalidad y criminalidad. Artículo no publicado.

[24] Vico,G. 1710 De antiquísima Italorum sapientia. Nápoles: Stamperia de Classici Latini. (ed. 1858)

[25] En: Von Glasersfeld, E. 1995. Introducción al constructivismo radical. En: Watzlawick, PG y otros 1995 La realidad inventada. Barcelona: Herder

[26] Piaget, J. 1965 La construcción de lo real en el niño. Bs. Aires: Proteo

[27] En: Von Glasersfeld, E. 1995. Introducción al constructivismo radical. En: Watzlawick, PG y otros1995 La realidad inventada. Barcelona: Herder. PG 22-23

[28] En: Gardner, H.     1987    La nueva ciencia de la mente. Buenos Aires: Paidós. PG 74

[29] García, M. 1979 Historia de la Filosofía. Madrid: Alambra.

[30] En: Ibid

[31] Es interesante observar la coincidencia de la dialéctica hegeliana con los principios de la Teoría General de Sistemas.

[32] Vygotsky, L.S. 1984 A formação social da mente. São Paulo: Martins Fontes.

Vygotsky, L.S. 1987 Historia del desarrollo de las funciones psíquicas superiores. La Habana: E.C.T.

[33] Yaroshevsky,M.G. La psicología en el siglo XX. Bs. Aires: Grijalbo. PG 91

[34] Las vidas de Alexander Luria. En: Gardner, H.1987 Arte, mente y cerebro. Buenos Aires: Paidós

[35] Citado por Russell, B.La perspectiva científica. Madrid: Altamira

[36] Russell, B. 1996 El credo del hombre libre y otros ensayos. Madrid: Cátedra. PG41

[37] Wittgenstein, L. 1988 Investigaciones filosóficas. México: UNAM

[38] Ibid. PG132

[39] Ibid. PG 525 - 527

[40] Von Foerster,H.      1987   Sistemi che osservano.   Roma: Editrice Astrolabio

[41] Segal, L.1994 Soñar la realidad. Buenos Aires: Piados. PG 25

[42] Maturana, H. 1995Emociones y lenguaje en educación y política. Santiago: Dolmen

[43] Maturana, H. (1997) La objetividad. Santiago: Dolmen.

[44] Popper, K. Eccles,J. 1993 El yo y su cerebro. Barcelona: Labor

Popper, K. 1974 El problema de la demarcación. En: Miller, 1995 Popper: escritos selectos. México: FCE

[45] Kuhn,T. 1989 ¿ Qué son las revoluciones científicas? Buenos Aires: Piados Pgs. 33-34.

[46] Ibid. PG36

[47] Ibid. PG271

[48] Heidbreder, E. 1978 Psicologias do século XX. Sao Paulo: Mestre Jou.

[49] Skinner, B.F. 1975Sobre el conductismo. Barcelona: Fontanella.

[50] Alcaraz, V.M. 1980 La función de síntesis del lenguaje. México: Trillas

[51] Hilgard, E. R. , Bower, G.H. 1977 Teorías del aprendizaje. México: Trillas

[52] Osgood, Ch.E. 1976 Curso superior de psicología experimental. México: Trillas

[53] Alcaraz, V.M. Ob. Cit. PG 63

[54] Buenos Aires: Paidós

[55] Neisser, U. 1967 Cognitive Psychology. New York: Appleton – Century - Crofts

[56] En: Muller, M., Halder, A. 1976 Breve diccionario de filosofía. Barcelona:Herder.

[57] Ibid. PG 154.

[58] De Saussure, F. ed.1987Curso de lingüística general. Madrid: Alianza

[59] Chomsky, N. 1977Problemas actuales en teoría lingüística. Temas teóricos de gramática generativa.

Chomsky, N. 1977Temas teóricos de gramátia generativa. México: S. XXI

[60] Bayés R. (compilador) 1980¿Chomsky o Skinner? La génesis del lenguaje. Barcelona: Fontanella.

[61] Flavell, J.H. 1995La psicología evolutiva de Jean Piaget. México: Alianza.

[62] Papalia,D. Olds,S. 1998 Psicología del desarrollo. Bogotá: Mc Graw Hill.PG 37

[63] En: Flavell, J. Ob. Cit. PG 69

[64] Ibid. PG72

[65] Piaget en_ : Flavell, J. Ob. Cit. PG78

[66] Gardner, H.     1987     La nueva ciencia de la mente. Buenos Aires: Paidós. PG 136

[67] En: Rich,J. 1999 El mito de la educación. PG 173

[68] Kedrov,M.B., Spirkin,A. 1968La ciencia. México: Grijalbo.

[69] Rubinstein, S.L. 1985 Principios de Psicología general. Buenos Aires:Grijalbo. Pgs. 100 – 101

[70] Yaroshevsky,M.G. 1979 La Psicología en el siglo XX. Bs. Aires: Grijalbo

[71] Shuare, M. 1990 La psicología soviética tal como yo la veo. Moscú: Progreso.

[72] Ibid. Pg. 21.

[73] Leontiev, A.N. 1968 El hombre y la cultura. Bs. Aires: Grijalbo

[74] Pávlov, I.P. 1904. Discurso pronunciado en la recepción del premio Nobel. En: Pávlov, I.P. Actividad nerviosa superior. Barcelona: Fontanella.

[75] Pávlov, I.P. 1932 Respuesta de un fisiólogo a los psicólogos. En: Pávlov, I.P. Actividad nerviosa superior. Barcelona: Fontanella.

[76] Anojin, P.K. 1987 Psicología y la filosofía de la ciencia. México: Trillas.

[77] En: Shuare, M. 1990 La psicología soviética tal como yo la veo. Moscú: Progreso. Pg. 133

[78] Luria, A.R. (1984) El papel del lenguaje en el desarrollo de la conducta. México: Cartago

[79] Vygotsky, L.S. 1984 A formação social da mente. São Paulo: Martins Fontes

[80] Vygotsky, L.S.1980   Pensamiento y lenguaje. México: Quinto sol.

[81] Luria, A.R. 1982 Las funciones corticales superiores del hombre. La Habana: Editorial Científico Técnica del Ministerio de Educación

[82] Luria, A.R.(1981)   El cerebro en acción. Barcelona: Martinez Roca

[83] Luria, A.R.1980 Cerebro y lenguaje. Fontanella: Barcelona.

[84] Luria, A.R.1980 Los procesos cognitivos. Barcelona: Fontanella

[85] Luria, A.R. 1980   Fundamentos de Neurolingüística. Masson: Barcelona

[86] Kolb, B., Wishaw,I.Q. 1987Fundamentos de Neuropsicología Humana Barcelona: Labor

[87] Grinberg - Zylberbaum J.   1976Nuevos principios de psicología fisiológica. México: Trillas

[88] Watzlawick, P.   1986    ¿ Es real la realidad ?    Barcelona: Herder

[89] Einstein, A. (1991) La relatividad.México: Grijalbo.

[90] Guidano, V.1994    El si - mismo en proceso.   Barcelona: Paidós

[91] Haley, J. 1974Tácticas de poder de Jesucristo. México: ETC

[92] Russell,B1990 Antología.México: Siglo XXI

[93] Wittgenstein, 1979,Tractatus logico - philosophicus. Madrid: Alianza UniversidadPg. 163

[94] Wittgenstein En: Peña 1994 Wittgenstein y la crítica a la racionalidad.Bogotá: ECOE Pg. 28

[95] Maturana, H. 1994   El sentido de lo humano.    Santiago: Dolmen

[96] Ibid.

[97] Von Foerster, 1987    Sistemi che osservano.   Roma: Editrice Astrolabio Pg. 235

[98] Watzlawick, P.   1986    ¿ Es real la realidad ?    Barcelona: Herder

[99] Popper, K., Eccles, J.   1993    El yo y su cerebro.    Barcelona: Labor

[100] Von Foerster, Ob.Cit.

[101] Nardone, G., Watzlawick, P.   1992   El arte del cambio.   Barcelona: Herder. Pg. 53

[102] Balbi, J   1994   Terapia cognitiva posracionalista. Conversaciones con Vittorio Guidano. Buenos Aires: Biblos.

[103] En Watzlawick, P. 1986    ¿ Es real la realidad ?    Barcelona: Herder

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons