SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.12 número2VIH: TRANSMISIÓN VERTICAL Y SÍNDROME NEUROLÓGICO EN INFANTESPSORIASIS índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista Científica Ciencia Médica

versión On-line ISSN 2220-2234

Rev Cient Cienc Méd v.12 n.2 Cochabamba  2009

 

IMÁGENES EN MEDICINA

 

PÉNFIGO SEBORREICO CON ERITEMA POLIMORFO

 

 

Zuan P. Copana-Olmos, Celia Chávez A., Marisabel R. Coronel Q.

1Estudiantes de 4to año de Medicina, Universidad Mayor de San Simón. Cochabamba, Bolivia

 

 


 

Paciente femenino de 50 años, internada por presentar dolor intenso generalizado en la piel. Presenta lesiones dérmicas de mas o menos 2 meses de evolución, con áreas eritematosas y vesículas que confluyen a ampollas con fondo eritematoso, que con el tiempo se extendió a una gran superficie del cuerpo. Al examen físico se evidencian: lesiones dérmicas sobreinfectadas con secreción purulenta en algunas regiones del cuerpo(cuello y brazos) además de lesiones hiperqueratósicas y decamativas que comprometen todo el cuerpo. El diagnóstico de ingreso fue pénfigo vulgar impetiginizado con hepatitis autoinmune. Se solicita pruebas inmunológicas como ANA, anti DNA, ANCA, C3 y C4, que resultaron negativas. Se hizo un estudio histopatológico de la piel: donde se encontró dermatitis espongiotica con vasculítis linfocítica vinculable a un cuadro reaccional. El diagnóstico final fue pénfigo seborreico, eritema polimorfo y vasculitis.

El pénfigo seborreico, también llamado síndrome de Senear-Usher o pénfigo eritematoso, es la segunda variedad más frecuente (30-40%) después del vulgar. Clínicamente se presenta en forma de placas eritematoescamosas o eritemato-costrosas bien definidas, de diversos tamaños y en ocasiones costras de aspecto melicérico, sólo ocasionalmente se llega a presentar como una exulceración que no cura a pesar de los tratamientos. En cuanto a la topografía, afecta la cara, el dorso de nariz y las regiones malares, tiene distribución en «alas de mariposa» puede afectar piel cabelluda y región retroauricular, también aparece en el tronco, en región preesternal y espalda. Se manifiesta en la edad adulta y su evolución es similar a la del pénfigo foliáceo, de curso benigno muy crónico. No afecta la mucosa oral. Puede relacionarse con lupus eritematoso sistémico, miastenia gravis o timoma. Los principales diagnósticos diferenciales son el lupus eritematoso, impétigo y la dermatitis seborreica. La histopatología del pénfigo eritematoso es idéntica a la del foliáceo y consta de espongiosis eosinofílica, ampollas subepidérmicas con pocos queratinocitos acantolíticos y ampollas subcórneas con queratinocitos granulares disqueratósicos.

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons