SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.09 número08"No basta interpretar el mundo….hay que intervenir sobre él" índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Punto Cero

versão On-line ISSN 1815-0276

Punto Cero v.09 n.08 Cochabamba  2004

 

CONTENIDO


ENTREVSTAS

ENTREVISTA A JORGE GONZALES ENTREVISTA A JOSÉ MARQUES DE MELO

ARTCULOS

NUEVAS NARRATIVAS DE IDENTIDAD Jorge Komadina Rimassa

JUVENTUD: UNA "JODITA" AH...POLÍ TICA, ENTRE LA EFICIENCIA PRODUCTIVA Y EL EFICIENTISMO "CRÍ TICO"

Marcelo Guardia Crespo

CÓMO HACER RETORNAR LA CIUDADANÍ A A LA CIUDAD

Luiz Roberto Alves

FOLKCOMUNICACIÓN, APORTE BRASILEÑO A LA TEORÍ A DE LAS COMUNICACIÓN

José Marques de Melo

LA INTERPRETACION SIMBOLICO-DISCURSIVA J. Antonio Mayorga U.

LAS POLÍ TICAS NEOLIBERALES Y SU INFLUENCIA EN LA CULTURA DE LAS COMUNIDADES ANDINAS

Antonio Rocha

LA COMUNICACIÓN INTERPERSONAL. DE SIRACUSA A PALO ALTO. PARTE I

Omar Salinas

UNA PROPUESTA METODOLOGICA PARA EL ESTUDIO DE LAS MEDIACIONES

Eduardo Ruiz Marí n

POBLACIÓN MUESTRA Y MUESTREO Pedro Luis López.

LAS RADIOS COMUNITARIAS Y SU RELACION CON EL DESARROLLO LOCAL

Carlos M. Arroyo Gong alves

GLOBALIZACIÓN Y LABERINTO DE LA POSTMODERNIDAD EN LA VIDA Y OBRA DE UN ARTISTA.

Leonardo de la Torre Ávila

¿POR QUE ESTUDIAR COMUNICACIÓN?

Desde que apareció la comunicación como profesión, las personas se preguntaron: ¿Por qué estudiar algo que todos hacemos todos los días, desde que nacemos, sin tener que entrar a la universidad? ¿Cuál el beneficio para la sociedad?

Para entender el rol de la comunicación y su importancia como profesión en la sociedad, debemos partir de constatar que toda forma de institución, desde la más simple como la amistad, hasta la más compleja como una red de empresas o un organismo del estado, dependen de la comunicación, es decir de la transmisión e intercambio de informaciones.

Sin embargo todas esas infinitas formas suelen tener problemas debido justamente a la falta de comunicación. Las amistades, así como las parejas pueden romperse por falta de entendimiento. Con mayor razón, un sistema político o económico en el que no existe circulación de información correcta ni oportuna. O, como en el caso de los conflictos nacionales más recientes donde constatamos que la incomunicación es una tradición desde el encuentro de las culturas originarias con las europeas. Así, pasando por el rol importantísimo del periodismo en la construcción de la democracia, podemos encontrar infinidad de casos en que los problemas de la sociedad pueden resolverse gracias a la comunicación.

Pero, si todos sabemos comunicarnos desde niños, ¿por qué surgen esos problemas?, y ¿cómo podemos eliminarlos?

En ese punto se explica el rol del comunicador profesional, como un agente capaz de detectar problemas en los que puede intervenir para lograr no sólo mejorar la comunicación a fin de alcanzar el entendimiento, sino de hacer que los procesos naturales de transmisión e intercambio de información, así como de producción de conocimiento, se hagan más eficientes en favor de la sociedad y sus instituciones. A eso llamamos comunicación científica. Porque no es improvisada, es sistemática, técnica, lógica y busca la eficiencia.

Para eso se ha creado esta profesión, para formar comunicadores científicos, que es lo que distingue al profesional de quien se comunica como aprendió en la vida diaria o en la práctica.

El comunicador profesional se forma en ciencias sociales porque ésta es una de sus disciplinas. Aprende a comprender cómo se organiza y funciona la sociedad. Aprende a entender los fenómenos identificando sus causas en la historia. Aprende a manejar los medios de manera racional y con fundamento estético. Conoce los procedimientos de investigación científica para conocer la realidad, así como los pasos de la planificación para incidir sobre ella.

Por eso, primero investiga, luego proyecta, produce medios y mensajes, aplica y evalúa los resultados para reciclar los procesos. Ese es el trabajo del comunicador que desempeña su rol de manera profesional y científica, porque los procesos racionales y sistemáticos en la comunicación garantizan los resultados de una comunicación exitosa.

Así, por ejemplo, el periodista produce noticias de manera sistemática, adecuada y justa, de modo que el público pueda formar opinión, decidir y participar en las decisiones de su comunidad. Si su trabajo tiene deficiencias, la única perjudicada es la sociedad.

El Relacionista Público, realiza su trabajo partiendo del conocimiento de sus públicos internos y externos para que los bienes o servicios ofrecidos por su institución sean conocidos para beneficio de la comunidad.

Del mismo modo, el Publicista realiza su trabajo dentro de estrategias planificadas en la lógica del mercado, no para engañar sino para orientar al público a escoger lo que más le conviene.

Por su parte, el Comunicador para el Desarrollo es eficiente en el apoyo a procesos de cambio social, la planificación de procesos de transferencia de tecnología, difusión de innovaciones y producción de conocimiento que contribuyan a mejorar las condiciones de vida de los destinatarios.

Por eso se estudia comunicación, para que las formas naturales de interactuar sean potenciadas en beneficio de las personas y que los resultados sean controlables y benéficos para la sociedad.

Así como en números anteriores, la revista Punto Cero se propone fortalecer la formación de comunicadores científicos a través de la publicación de trabajos de docentes y estudiantes. En este octavo número, tenemos entrevistas con dos importantes investigadores latinoamericanos, Jorge González de México y José Marques de Melo del Brasil. Ambos, desde sus campos específicos producen reflexiones que además de contribuir a conocer mejor las comunicaciones de nuestros pueblos, hacen que la llamada Escuela Latinoamericana de la Comunicación sea reconocida por sus aciertos en todo el mundo científico.

Luego contamos con la contribución del sociólogo Jorge (Yoyo) Komadina quien presenta un trabajo en el que aborda la subjetividad de las nuevas generaciones de bolivianos, las narrativas de identidad de los jóvenes que, según él, se organizan en torno a la tensión entre el individuo y las comunidades modernas.

En la misma línea, Marcelo Guardia Crespo, presenta un panorama de lo que serían las presiones culturales sobre los jóvenes, desde la perspectiva de la productividad y la exigencia crítica, resaltando que, a veces injustamente, se condena la actitud supuestamente apolítica de los jóvenes frente a los problemas de la sociedad.

Luiz Roberto Alves, colaborador asíduo de nuestra revista y nuestra carrera, nos ofrece una reflexión sobre la importancia de la creación de políticas públicas como fenómeno educativo y comunicacional por excelencia. Para Alves, el lugar de la creación de políticas públicas no es el de la gestión administrativa o del gobierno, sino de los procesos de movilización y comunicación de los actores políticos, de los actores de la ciudad.

Una de las contribuciones más importantes de los teóricos brasileños es la noción de Folkcomunicación, trabajada por Luiz Beltr‹o. José Marques de Melo, con el afán de difundir esta teoría, resume sus componentes más importantes en un artículo gentilmente enviado para nuestra Revista.

Antonio Mayorga, docente de nuestra carrera, en un artículo sobre la interpretación simbólico-discursiva hace una aproximación a los modelos explicativo e interpetativo de las ciencias sociales para la comprensión de la realidad social.

El Doctor José Antonio Rocha nos ofrece un análisis sobre las incidencias de la política neoliberal en las culturas andinas en Bolivia, abordando aspectos como características de la implantación de esa política en el país, religión, territorio, globalización y economía.

Detectar posibles conexiones y coincidencias entre las teorías de la comunicación con la semiología es el objetivo de Omar Salinas, titulado y docente de nuestra carrera. En este trabajo, identifica elementos de la propuesta de la teoría de la pragmática de la comunicación con la retórica de los antiguos griegos.

Eduardo Ruiz, también titulado de nuestra carrera, propone un análisis de la teoría de mediaciones como propuesta teórica y metodológica en la investigación en comunicación.

En la misma línea de la investigación, Pedro Luis López, titulado y docente de metodología de investigación, presenta una reflexión y recomendaciones para la determinación de muestras en la investigación científica.

Carlos Arroyo, docente de la UCB en La Paz, reflexiona sobre la radio comunitaria a través de un recorrido por los dos conceptos para que, una vez dejado claro cómo se los entiende, se establezca su posible relación.

Finalmente un ensayo creativo sobre la globalización y las reacciones de los artistas, del estudiante Leonardo de la Torre, nos muestra cómo es posible detectar lo que las sensibilidades especiales, de un compositor y poeta como Joaquín Sabina, permiten conceptualizar sobre la dinámica cultural que se vive.

Con esos trabajos, ponemos a consideración el octavo número de la revista Punto Cero, en el que tenemos un nuevo Consejo Editorial conformado por docentes y estudiantes como es característica de nuestra revista. Para el próximo número, a editarse el segundo semestre de este año, y al que invitamos a colaborar con artículos, proponemos trabajar temas relacionados con democracia, elecciones, campañas políticas y todo lo referente a esta coyuntura electoral que vivimos.

Agradecemos a las autoridades de la regional Cochabamba por el apoyo brindado y a ustedes, nuestros lectores, que nos apoyan con su importante lectura y crítica.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons