SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.7 número5NUEVOS FANTASMAS CIUDADANOS PARA EL PERIODISMOCREATIVIDAD Y CAMBIO CULTURAL EN EL CONTEXTO DE LA EDUCACIÓN índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Punto Cero

versão On-line ISSN 1815-0276

Punto Cero v.7 n.5 Cochabamba jul. 2002

 

REPORTE DESDE EL CIELO

 

Fernando Andrade Ruiz

Director Carrera de Comunicacón Social UCB Cochabamba

andrade@ucbcba.edu.bo

 


El Cielo, septiembre de l999 (corresponsal   celestial).­
Patricia, de doce años, no supo de la llegada de Kelly, de doce años, hasta que la vio entrar por la prístina nube que separa este paraíso de la atmósfera terrestre. Ambas se miraron sonrientes, se abrazaron, volvieron a mirarse y sólo entonces un brillo de lágrima apareció simultáneo en sus cuatro ojos tristes. Vestían la túnica blanca que aquí se entrega a todo el que llega; se tomaron de las manos y caminaron juntas comentando la belleza del paraíso.

Llegaron de Bolivia. Patricia desde La Paz, cuatro días antes que Kelly, de Cochabamba. No se conocían pero, cada una en su ciudad y en su escuela, estudiaban los mismos textos, escuchaban las mismas canciones de moda, reían y jugaban alegres con sus amigas. Ninguna había recibido su primera menstruación y las dos tenían una muñeca sobre su cama el día que salieron a la calle para no regresar más. En días y en lugares diferentes, fueron brutalmente violadas y asesinadas.

Al verlas pasar, dos periodistas bolivianos (también  hay periodistas que llegan al cielo) iniciaron el siguiente diálogo:

- Qué violento se puso nuestro país.

- No sólo el nuestro y tampoco sólo ahora. ¿Alguna sociedad humana no fue violenta?1 . Recuerda cómo mataron a nuestro Señor y hasta en los cuentos infantiles hay violencia: la abuela de Caperucita devorada brutalmente por el lobo, Blanca Nieves envenenada...

- Sí, aunque las cosas parecen estar peores hoy, ya que las sociedades muestran diversas formas de agresividad ocultas en exclusiones económicas, políticas, educativas. La violencia física es una consecuencia de todo ello y no es correcto analizarla en forma aislada.

- En los complejos procesos de este fin de siglo (globalización, desterritorialización, revolución tecnológica y otros), las sociedades contemporáneas están perdiendo sus capacidades para domesticar el caos con lo que no sólo se multiplican las formas de peligro y amenaza, sino que éstas cubren muy diversos escenarios2.

- Claro, sucede que no hay espacios adecuados para la negociación de conflictos y los discursos políticos y culturales no representan dimensiones claves de la vida, como puede ser la violencia3.

- Sí, pero frente a todo ello siempre está la respuesta y actitud individual. La culpa de la violencia no sólo debe ser atribuida a los grandes problemas sociales.

- Es verdad, la violencia social es un problema difícil de analizar porque está compuesto de muchas influencias: racismo, pobreza, drogas, alcohol, abuso infantil, sexual, analfabetismo, bandas, armas, enfermedades mentales, declive de principios de cohesión familiar, moral pública...4 aunque, claro, el procesamiento de todo ello de todas maneras se hace desde la individualidad pues, si no, todos tendríamos las mismas respuestas ante los mismos estímulos.

- Abandoné la tierra con la duda si también influyen los modernos medios de difusión masiva, sobre todo aquellos que transmiten mensajes de crónica roja, de estimulación sexual, de publicidad indiscriminada de bebidas alcohólicas ( tan ligadas a los delitos, sobre todo en Bolivia).

- Más de sesenta años de investigación científica en el mundo y aproximadamente cinco mil estudios al respecto, no han podido comprobar que esos medios sean causa directa de violencia pero tampoco los han podido liberar de posibilidades de influencia. Son muchos y variados los riesgos de que los estímulos que transmiten públicamente puedan ser procesados por algunos individuos hacia distintas formas de violencia6.

- Tendría que bastar ese daño potencial para que los productores de mensajes masivos actúen con más cuidado en la selección de temas y en la forma cómo los presentan. Muchos de ellos pierden la percepción de lo que significa "masivo" y también que todo mensaje conlleva un contenido a ser interpretado por el receptor en formas insospechadas.

- Pero al margen de la difícil discusión sobre si los medios influyen o no en la violencia social7, lo realmente lamentable es que ofreciendo ese tipo de mensajes desaprovechan el enorme servicio que pueden prestar para ayudar positivamente a enfrentar los grandes problemas sociales. Esa misión debería ser especialmente importante en Bolivia dado el grave nivel de pobreza de su población, sus bajos índices de escolaridad y el hecho de que, para grandes mayorías, la principal fuente de entretenimiento e información les viene por los medios masivos.

- Estás hablando de ética, de responsabilidad y de servicio social, que al parecer son principios olvidados por quienes buscan hacer de la comunicación social sólo un vulgar negocio, utilizando para ello a los sectores sociales más empobrecidos. No hay otra razón que justifique a la llamada "prensa amarilla", aunque sus usufructuarios pretendan disimularla con variados eufemismos.

- Antes de preguntarnos cuánto mal hacen este tipo de medios (pregunta, pese a todo, difícil de responder) sería más sencillo si nos preguntamos cuánto bien hacen, lo que facilita la respuesta.

- Dicen que un periódico de esos cuesta en Bolivia menos que un boleto de transporte público.

- Me parece una maravilla que se haya logrado abaratar tanto el costo y así permitir que mayor cantidad de gente lea periódicos, que siempre fueron de circulación restringida por su costo, el lenguaje utilizado y los temas tratados.

- Mayor razón para lamentar que no cuiden los mensajes que difunden, para lo cual se basan en el estereotipo de que a la gente de sectores populares y empobrecidos sólo le gusta consumir sexo y violencia. Si las ventas son altas se debe más al costo, que al contenido. Deberían probar con mensajes más constructivos, creativos y atractivos. Dar "liebre por gato", diría mi recordado profesor español.

- Es que entra en juego la libertad de prensa.

- Esa libertad, como cualquier otra, termina donde comienzan los derechos de los demás y la sociedad democrática debería vigilar para que estos sean tratados con responsabilidad8. Es la misma responsabilidad y cuidado que le pedimos al maestro, al médico, al carnicero, al dueño del restaurante, a todo aquel que ofrece algo para el consumo público. El uso de la libertad debe basarse en principios      de      ética   y responsabilidad social.

- En todo caso la mayor o menor influencia de ese tipo de mensajes sobre las personas dependerá del nivel educativo y crítico que éstas tengan. ÒNo vemos las cosas como son, sino como somosÓ9

- El Estado, la Iglesia, la sociedad civil a través de canales democráticos tendrían que preocuparse por los dos polos de la comunicación masiva: educación, ética y responsabilidad social en la emisión de mensajes ( ya que detrás de cada mensaje hay alguien que lo elabora) y educación para la recepción. Aumenta la calidad de la oferta si el consumidor es más exigente y viceversa (en la viceversa está la comunicación).

- Qué bueno sería que todos los principios rectores estuviesen en la mente de las personas y fundamentadas en el respeto a los demás. Así, las leyes no harían falta.

- Mucho soñar, mi querido colega, parece que eso no condice con el género humano, como se encargó de recordarlo Hobbes10.

- No habrá que renunciar a las utopías.

- Ni perder la esperanza de que tecnologías tan poderosas como la de los medios masivos puedan ayudar a construir una sociedad diferente. También se puede hacer comercio y ganar dinero con más creatividad y respeto y no sólo exacerbando los morbos colectivos o "convirtiendo a la mujer en un simple objeto del deseo sexual"11. Creo que no tendríamos que renunciar al ideal de una sociedad más pacífica. Un nuevo orden comprometido con la humanidad debe también aclarar en qué medida y con qué posibles consecuencias un sistema de medios, orientado sólo al negocio, debe en sus ofertas respetar o violar principios éticos y civiles fundamentales de una sociedad12.

El intercambio de criterios quedó interrumpido cuando se vio aparecer lenta y apacible la figura de nuestro Señor, tomando de las manos a Kelly y a Patricia, que sonreían inocentes y hermosas. Sus cuerpecitos,  cruelmente flagelados, quedaron allá abajo en medio de llanto, pobreza, crónica roja, alcohol, drogas, sexo perverso y discusiones políticas y académicas sobre el particular. Aquí están en bella compañía y protección que compensará eternamente el horror de su partida.

-"La paz sea con ustedes" saludó el Señor.

- Y ojalá también con los de allí abajo, contestó uno de los ángeles periodistas.

Notas:

1.  Según la denominada "Tesis Biológica" el origen de la violencia está en la propia naturaleza humana y en su lucha por la sobrevivencia (darwinismo social). Conferencia "El conflicto entre la información y la desinformación", CERES-UCB, Cochabamba, 28 sep 99, Registro documental en SECRAD-UCB,Cbba.

2.  El párrafo está elaborado sobre una cita a REGUILLO, Roxana, incluida en ROMO,Cristina, "Sobre ética y violencia en la información" Revista Diálogos de la Comunicación No. 53, FELAFACS, Bogotá, diciembre l998,pág. 18

3.  Basado en una cita a Jesús Martín Barbero, citado por Bonilla y Rincón, "Violencias en Pantalla", Rev. Diálogos No. 53,op.cit.,pág.47.

4.  Cf. WARTELLA, Elen, "Violencia en la TV norteamericana",Revista Diálogos No. 53, op. cit. pág. 9

5.   En ese período surgieron varias interpretaciones diferentes: Que ver violencia libera tensiones (Teoría de la catarsis); que los medios enseñan (Teoría Social del Aprendizaje, Badura, l960; Saperas l987); que los medios estimulan ( Teoría de los efectos de estímulo, De Fleur,l982); que los medios sólo confirman lo pre-existente (Teoría del Refuerzo); que hay tendencia a la imitación en algunos perceptores (Teoría de la imitación racionalizada); que hay búsqueda de figuración pública (Teoría de la espectacularidad del delito); que los medios son agentes determinantes de conductas (Teoría del impacto colectivo); que los perceptores re-semantizan mensajes, en función a sus propios referenciales (Teoría de las mediaciones)

6.   Algunos testimonios parecen confirmar tal peligro: Los asesinos de Sharon Tate dijeron que fueron educados por la TV a través del programa Combate. En los años 20, asaltantes de bancos echaron la culpa a los “cinematógrafos”. En 1992, niños raptores alemanes quisieron comprobar si lo que vieron en la TV funcionaba en la realidad. En 1993 un colegial asalta un banco con el fin de superar a los asaltantes que se ve en la TV y que siempre se hacen atrapar. En l996 en Passau,Alemania, un niño de 13 años siguió el ejemplo de la película viernes 13 e hirió a su prima y a su vecina con un hacha. En 1993, psicólogos y psiquiatras alemanes relacionan problemas de personalidad con alto consumo de TV. En l995, 46 % de jueces y fiscales alemanes relacionaron delitos comunes con medios masivos. Cf. Rev.Diálogos No. 53,op.cit.,varios artículos..

7.   El Ministro alemán Stoiber en l993 dijo: “basta de discutir sobre la violencia en medios masivos.!Hay que hacer algo!,!boicot social a los medios!, ¡no hace falta buscar mucho los efectos!”. Citado por Watella,op.cit.

8.  Derecho de vigilancia que está respaldado por la legislación boliviana vigente, según recuerda el Arzobispado de Cochabamba mediante un Comunicado que se hizo público el 30 de enero de l999: "Art.199 de la Constitución, Arts. 318, 324 del Código Penal y Arts. 134,138,161,164 del Código del Menor que protegen a la niñez y a la juventud frente a la difusión de material pornográfico, sancionando los delitos contra la moralidad pública".

9.  Graffiti en una plaza de la ciudad de Medellín, Colombia.

10.  Hace referencia al concepto de "El hombre lobo del hombre" del filósofo inglés Thomas Hobbes.

11. Extractado del Comunicado del Arzobispado de Cochabamba,op.cit.

12. Rebollo Eduardo, Diálogos No.53, op.cit.pág.83.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons