SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.06 número02CONTENIDOSER O NO SER ALIENADO: índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Punto Cero

versão On-line ISSN 1815-0276

Punto Cero v.06 n.02 Cochabamba jan. 2001

 

"LOS VIEJOS IDEALES SIGUEN VIVOS"

 

PUNTO CERO

 


¿Cuál es la importancia de la propuesta que hace sobre. la Mediación Pedagógica ?

PRIETO CASTILLO

Nosotros venimos trabajando en el campo de la comuni­cación desde hace muchos años exigiendo lo que se ha llamado "la vuelta al receptor".

Hace dos o tres décadas se insistía en los medios y en los mensajes. La gente aparecía como un apéndice, condenada a hacer lo que los mensajes le decían y mandaban. En los últimos años, nos hemos preocupado mucho por las cuestiones culturales; por la vida cotidiana de la gente y por las distintas lecturas que hace la gente con relación a todos estos tomas que tienen que ver con la comunicación, las ofertas que le llegan de los medios.

En el caso mío, he venido haciendo un camino, que en realidad no es de ahora, porque siempre he estado preocupado por ese tema, cada vez más fuerte, hacia la discusión de lo que puede aportar la comunicación a la educación. En ese sentido, la propuesta que estarnos desarrollando ahora, lo que llamamos la "Mediación Pedagógica", es un intenso de poner en el centro del sistema educativo al interlocutor, es decir, al aprendiz.

Daniel Prieto Castillo es uno de los autores latinoamericanos que más ha producido en el campo de comunicación y educación en las últimas décadas. Su obra, atendiendo siempre los requerimientos teóricos y metodológicos de lo que las ciencias de la comunicación requieren en cada contexto, está fuertemente mareada por un deseo de proporcionar a los profesionales de la comunicación y la educación instrumentos aptos para dotar a los pueblos de nuestros países. de herramientas que promuevan su desarrollo.

Actualmente, en un momento en que los modelos de comunicación se ven enriquecidos por los estudios de los destinatarios y sus contextos de vida cotidiana como factores que les sirven para defenderse de informaciones nocivas o, al mismo tiempo, facilitar intensos procesos de aprendizaje, el argentino Daniel Prieto Castillo propone dar un paso al frente con la incorporación del análisis de mediaciones en toda perspectiva educativa.

Importantes trabajos recientes como "Educar con Sentido: apuntes sobre el aprendizaje", "La 'ida Cotidiana: Fuente de Producción Radiofónica", "Mannual de Producción de Materiales para Neo-lectores", Discurso Autoritario y Comunicación Alternativa" y el propio libro "La Mediación Pedagógica" son pruebas de la preocupación por esta nueva perspectiva de pensar en todas las tareas para promover y acompañar el aprendizaje. Sobre esta temática conversamos con el mencionado autor, en su visita a Bolivia el 95, en Santa Cruz de la Sierra.

- Esto se ha dicho siempre, pero lo importante es tomárselo en serio y tratar de jugarlo hasta las últimas consecuencias, de manera tal que todo lo que se haga en torno al aprendiz sea pedagógico en el sentido de utilizar recursos, textos, prácticas, perfiles de docentes que estén tratando de promover y acompañar el aprendizaje; de manera que esto es una continuación de viejos temas y una preocupación que me obsesiona cada vez más: los problemas educativos de América latina.

PUNTO CERO

¿Esta propuesta se inscribe dentro del cambio de paradigma que hay en el estudio de las ciencias sociales y en la comunicación en particular?

PRIETO CASTILLO

Sí, sin duda. Lo que pasa es que yo me he lanzado de lleno a trabajar en el campo educativo y sigo trabajando en lo comunicacional, por supuesto. Acabo de hacer un texto de comunicación rural. Me interesa mucho todo lo que tenga que ver con el aprendizaje y todo lo que tenga que ver con las prácticas educativas.

PUNTO CERO

Con relación al concepto mediación, ¿Cuáles son las similitudes y diferencias con el que maneja Jesús Martín Barbero?.

PRIETO CASTILLO

El tronco es común en el sentido de la preocupación, desde hace unas décadas, por la vida de la gente, por la manera de recibir, de relacionarse, de interactuar, de vivir los espacios y los objetos, de vivir la propia historia y la propia cultura. Este tronco arranca de preocupaciones que vienen no sólo de la escuela francesa contemporánea, sino fundamentalmente de preocupaciones que se vienen moviendo, digamos así, a través de pensadores como Sartre, tan preocupado por las mediaciones como un objeto de estudio, para ir más allá de los intentos de absolutización de algunas categorías de interpretación de la realidad. De manera que los puntos de contacto con Jesús son fuertes en ese sentido.

La diferencia, o el camino que estamos haciendo con Francisco Gutiérrez, es tomar lo educativo como un espacio de mediación y decir que existen mediaciones educativas, pero que no todas son pedagógicas. Así que no nos quedamos en el hecho de, en el caso de la educación, reconocer esas mediaciones, sino que avanzamos en insistir que hay mediaciones poco pedagógicas y mediaciones antipedagógicas, en el sentido de que están poniendo trabas o están perjudicando el aprendizaje ajeno.

Nosotros avanzamos en esa línea, por todo lo que estoy diciendo, para decir: bueno, una mediación pedagógica tendría que reunir tales y cuales características en el sentido de materiales, textos, etc.

Por otra parte, el concepto de Mediación Pedagógica también se lo está usando en otros intentos de análisis. Hay toda una escuela israelita que está trabajando con este concepto de Mediación Pedagógica, pero ellos vienen por el lado de la relación con los niños más pequeños, por el lado del acompañamiento que supone ese mediar el mundo con relación a las primeras competencias que se van adquiriendo. El paso que dimos con Francisco Gutiérrez es llevar el concepto de Mediación Pedagógica a todo aprendizaje posible.

PUNTO CERO

Sin embargo, ¿la complejidad de este tema nos lleva a pensar que hasta lo pedagógico o lo antipedagógico pueden ser producto de una definición del propio receptor?.

PRIETO CASTILLO

Sí y no. Yo creo que no hay discusión cuando caracte­rizamos algo poco pedagógico, porque se está ejerciendo violencia, se está ejerciendo un sistema que no deja lugar al otro a que pueda presentar algún tipo de alternativa a lo que se le está diciendo, cuando hay una estructuración de la relación en la que realmente el aprendiz está sometido a todo tipo de arbitrariedades o de direcciones del que le está enseñando. Entonces eso, yo creo que es muy clarito, ahí no hay discusión.

Si hablamos de los matices, sí, eso puede ser discutible, como un texto en sí. Yo lo puedo leer con un placer terrible y resulta que a otro le parece antipedagógico. En ese sentido, entramos a una serie de matices. Pero a nosotros nos preocupa fundamentalmente un compromiso de claridad, Entonces, sí hay una definición: cómo llegar al otro con un compromiso que le permita sentirse motivado por el texto, como llegar al otro con un compromiso que le permita ser motivado por el trabajo en grupo, Todo eso supone efectivamente una definición. Pero hay situaciones que son claramente antipedagógicos

PUNTO CERO

Cuando usted se refería a anteriores modelos que concentraban su atención en el mensaje, en el contenido, podemos ver que el proceso comunicativo es más complejo; ¿se puede decir que tenemos más elementos para poder plantear una concepción pedagógica?.

PRIETO CASTILLO

Sin duda, los sistemas se han enriquecido aI infinito. Yo estoy escribiendo ahora un texto que me pidieron desde Colombia, de Mediación Pedagógica y Nuevas Tecno­logías de la Información. Si te pones a pensar en lo que puede ser la computadora como sistema de mediación, es fantástico. Es casi una conexión directa a tu cerebro, si la sabes manejar, y si la sabes manejar para favorecer ni aprendizaje. Efectivamene, el mundo se ha enriquecido mucho y de la tiza y el texto Tradicional ahora hay un paso muy grande.

PUNTO CERO

En las universidades bolivianas, se utilizan mucho algunos de sus textos, sobre todo los referidos a análisis de mensajes, Ahora parece haber también un cierto reclamo en cuanto a la metodología. ¿Nos quedarnos en el análisis de mensaje? o ¿cómo pasamos a analizar los procesos de significación, sabiendo ahora que tenemos una perspectiva más
compleja?.

PRIETO CASTILLO

Yo insistí en esa línea en textos posteriores que no sé si circularon mucho aquí; pero mi preocupación se centra en lo que supone la comprensión de los textos en sus espacios de significación, lo que supone la lectura diferenciada. Yo he trabajado mucho ya desde el año 76 en lo que supone la complejidad de la vida cotidiana como espacio de reinterpretación y resignificación de textos. Esta es una línea que creo es bastante dominante en este momento y tiene que ver con algunos textos como "Creación de Materiales para Neo-lectores" que publiqué en Costa Rica, en Centro América, los mismos textos estos de Mediación Pedagógica que ahora estoy trayendo acá.

Efectivamente, aquellos textos míos de la década de los 70, a partir del 76 al 84, después está el texto que publiqué con CIESPAL, son textos que no creo que dejen de tener un sentido, sino que hay que ubicarlos dentro de un proceso más amplio de lectura de lo que supone toda esta teoría de la resignificación y de la búsqueda de espacios de resignificación.

PUNTO CERO

Hay un concepto que todavía es muy utilizado, inclusive en niveles superiores de  investigación: la diferenciación entre perceptor y receptor. ¿Qué opinión le merece esta separación'?.

PRIETO CASTILLO

Yo empecé con ese concepto hace mucho, el de perceptor, en general en los textos se sigue usando el de receptor. Inclusive García Canclini dice receptor porque ya es una tradición, igual que consumidor. Son discusiones en cuanto a los términos; yo prefiero perceptor, porque la máquina recibe y el hombre percibe. Lo digo en ese sentido. En la percepción uno está significando. Cuando yo percibo un rostro no sólo lo percibo (y además de que sé que hay un rostro delante mío) sino que a la vez lo estoy significando y lo estoy calificando o descalificando.

El ser humano siempre percibe porque la percepción está traspasada, teñida de significados. Y la máquina no percibe en ese sentido, sino que recibe y transmite en todo caso.

PUNTO CERO

Mucha gente considera que éste es un momento de cierta incertidumbre en el campo de la investigación, en el campo de práctica también, tal vez a causa de la crisis de teorías, aquí se nos está haciendo una propuesta concreta que parece vislumbrar algunas salidas. ¿Qué comentario le merece esto?,

PRIETO CASTILLO

Cuando vino la caída de referentes, terminando la década del 80, me parece que ya no teníamos de dónde agarrarnos. Yo me senté con un grupo de amigos y reflexioné mucho también sobre qué hacer, y me dije: "bueno, hay que seguir haciendo lo mismo", es decir, trabajando en lo que uno venía trabajando, tratando de abrir nuevos espacios de sentido y resignificación de lo que uno venía trabajando.

¿Qué quiero decir con esto? . No quiero decir que uno esté repitiendo cosas muertas, pero nosotros creíamos en el ser humano, creemos en el ser humano. Creíamos que todo lo que tiene que ver con la comunicación, tiene que ver con la ética. Seguirnos creyendo en la comunicación y la ética. Creíamos en sociedades distintas, seguimos creyendo en ellas.

Entonces, creo que hay un riesgo en todo esto que estamos viviendo del excesivo golpe de pecho. Hay gente que se golpea tanto el pecho que acaba golpeándose la espalda y eso es doloroso, porque no puede ser que si se produjo una crisis tan fuerte, uno tenga que. enterrar todo lo que soñó y todo lo que viene viviendo. Lo que hay que hacer es ser prudente en estar manejándose con estereotipos, entonces evidentemente la crisis demostró que no hay blanco y negro, sino que hay blancos, infinitos grises hasta que se llega al negro. Bueno, nos movemos en una situación mucho más, si lo quieres, llena de matices. Pero los viejos ideales no tienen por qué morirse.

PUNTO CERO

¿Conoce Cochabamba?

PRIETO CASTILLO

Conozco Cochabamba y quiero mucho a la gente de allí.

PUNTO CERO

¿Algún saludo a la gente que lo conoce y lo lee?

PRIETO CASTILLO

Yo siempre digo que los libros llegan antes que uno. En Cochabamba encontré gente muy querida cuando estuve el año 85 en un seminario que hicimos en el Centro Patiño, sobre comunicadores y orientadores populares. Hubo más de 15(1 personas. Así que todo mi amor a toda esa hermosa gente.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons