SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.05 número01ACERCA DEL DERECHO A LA VIDA PRIVADACOMUNICATIO ET iURIS índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Punto Cero

versão On-line ISSN 1815-0276

Punto Cero v.05 n.01 Cochabamba jul. 2000

 

EN EJECUCIÓN PLAN PILOTO

 

Maria Angélica, Melgarejo Alanes

 


se implanta nueva materia en 25 colegios cochabambinos

"La Ley de Reforma Educativa plantea varios ternas que deben ser mejorados en todos sus aspectos; por tanto, la responsabilidad debe ser compartida por todos: maestros, go­bierno y padres de familia". Sin embargo, " hay una laguna muy fuerte, y es que no se trata el problema de los medios de comunicación, cuando son éstos, especialmente la televisión, los que cada vez tienen más influencia positiva o negativa respecto a la educación y formación del niño, del joven y de toda nuestra sociedad", afirmó Gregorio Iriarte, autor del libro " Conciencia Critica y Medios de Comunicación".

El sacerdote Iriarte, licenciado en Filosofía y Teología, es Director Nacional del Instituto de Teología a Distancia; trabaja en organizaciones como el Centro de Formadores, el Fomento Cooperativo y la Comisión de Derechos Humanos. Su vincu­lación con los medios de comunicación se debe a que fue direc­tor de la radio Pío X11. Escribió muchos artículos de prensa; tuvo intervenciones tanto en radio como en televisión, princi­palmente por la publicación de varios libros relacionados con el análisis de la realidad boliviana en todos sus aspectos.

" Me especialicé en el conocimiento de la realidad y escribí libros... pero me di cuenta de que había un vacío en mis libros por la cuestión de los medios de comunicación; es así que hace tres años elaboré el libro: "Realidad y Medios de Comunicación", que sirvió de base para la creación de mi últi­ma obra, "Formación de la Conciencia Critica y Medios de Comunicación", hoy es parte de una experiencia piloto en Cochabamba, afirmó.

El plan fue realizado junto con la pedagoga Marta Orsini y está orientado a jóvenes de nivel medio de colegio. Consiste en la implantación de una materia, denominada Formación Crítica Frente a los Medios de Comunicación, en los diferentes establecimientos educativos de la ciudad de Cochabamba.

" El libro es un instrumento, una especie de manual un poco más ágil que permite realizar juegos, dinámicas y partici­pación por parte de los alumnos para romper con la clásica verbalista de los profesores tradicionales". De la misma forma, existe otro libro en el que se encuentran los esquemas de trabajo para el alumno; en cada sesión se analiza un esquema.

El objetivo principal del Plan Piloto es desarrollar la capacidad de discernimiento en todo niño, joven y adulto frente a los medios masivos, para no "tragar" las cosas de una manera acrílica.

" Desde nuestra propia realidad nacional o cultural tenemos que  saber enfrentarnos a los medios y percibir lo positivo o negati­vo; lo que favorece u no al desarrollo de las personas y orienta al país hacia acti­tudes alienadas, depen­dientes o entreguistas", dijo.

Con la intervención del Ministro de Educación, el proyecto fue destinado a dos establecimientos de la ciudad, de los cuales cuatro eran fiscales, cuatro parti­culares, tres pertenecían a Fe y Alegría y uno era del área rural.

"Ahora se trabaja con veinticinco colegios que aceptaron el plan durante sus cuatro años de prueba; el director tiene que asignar dos horas para la nueva materia y nombrar a profe­sores para que asistan a los cursillos dictados por quince. dias", dice. Allí se enseñará a hacer de cada clase un verdadero taller. "Nadie nos ha enseñado nada sobre la cuestión de conciencia crítica: todos tenemos que ir aprendien­do", aseveró.

Uno de los factores importantes es plasmar el proyecto," sin distinción", aseguró. "Todos los establecimientos tienen las mismas necesidades y urgencias; por eso se combi­nan experiencias entre el campo y la ciudad; sin duda participan más los colegios de la ciudad".

El proyecto contó, en sus inicios, con la colaboración y con el apoyo del Episcopado Italiano, el cual creó un pequeño fondo que impulsó la edición del primer libro. "Ahora traba­jamos en base a voluntad nuestra, pero la satisfacción está en la respuesta de la gente. Le falta respaldo institucional, ya que todavía es una pequeña experiencia de un grupito...Esperamos que llegue a ser grande porque es una necesidad y no seré yo quien insista al gobierno, sino los padres de familia y otros".

Por lo pronto, el gobierno aceptó que la nueva materia sea un "Plan Piloto". "Lo que pasa es que estamos muy limitados y, como el proyec­to no entró en el plan de gobierno, no tenernos ninguna ayuda... La ley ya estaba 'conocida' y hay otros condicionamientos y necesidades".

La parte fundamental del Plan se encuentra en los resultados obtenidos; existe un enriquecimiento de los profesores, alumnos y padres de famil­ia. "Reconocen que, en el sentido de criticidad, son peores e iguales a los jóvenes, frente a la televisión y frente a otros medios", dijo el padre Iriarte.

La última semana de cada mes hay una reunión de profe­sores, padres de familia, alumnos y el grupo de capacitación para realizar la evaluación. "Observarnos que los alumnos han llegado a un proceso de madurez, el cual tratamos de orientar frente a la televisión y frente a todo; hoy tienen la capacidad de asumir aquello que les es positivo en el desarrollo mismo de su personalidad", dijo.

"Considerando que la comunidad ve la televisión corno una especie de irrupción, denominándola intrusa, porque domina y maneja la casa y la falta de información sobre su trato, la materia Formación Critica Frente a los Medios de Comunicación nos dice que no se deben imponer normas para dejar de lado el consumo de los medios, sino que la autofornación ayuda al discernimiento desde un conocimiento, con­vencimiento y pretensión de la persona", mencionó.

Uno de los puntos que no se tocaron en el proyecto fue la posición de los niños frente a la televisión. "Porque a los siete y ocho años, los niños manejan los botones de la televisión

mejor que sus padres; se debe adaptar el trabajo a primaria. Lo creamos para secundaria, porque me siento menos seguro con los niños, pero tendremos que encontrar personas que realmente tengan conocimientos de la sicología infantil y les guste este campo", explicó.

Ahora se pretende involucrar a los medios de comunicación para que colaboren con la programación y asi ayudar a que la formación critica se expanda e involucre no sólo a aquellos que van a la escuela, sino a aquellos que no van.

Esperamos que se logre crear en el público receptor de mensajes, la capacidad de distinguir aquellas cosas que deben ir dejando de lado, porque no favorecen a su propio desarrollo" finalmente dijo.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons