SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.52 número3Síndrome de CasamassimaAsistencia ventilatoria no invasiva domiciliaria en niños: impacto inicial de un programa nacional en Chile índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista de la Sociedad Boliviana de Pediatría

versión On-line ISSN 1024-0675

Rev. bol. ped. v.52 n.3 La Paz  2013

 

ACTUALIZACION

 

Manifestaciones gastrointestinales de niños con espectro autista

 

Gastrointestinal manifestations of children with autism espectrum

 

 

Dra.: Indhira Alparo Herrera*

* Pediatra Gastroenteróloga. Hospital del Niño "Dr. Ovidio aliaga Uría". La Paz

Correspondencia: Dra. Indhira Alparo, correo electrónico: indhirawara@hotmail.com

Conflicto de intereses: ninguno que declarar.

Articulo recibido el 8/8/13 y que fue aceptado para su publicación el 23/12/13.

 

 


 

 

Introducción

Descrita en 1943 como una psicosis infantil precoz por L. Kanner; el autismo es un cuadro de desorden del neurodesarrollo, específicamente en el área social que implica múltiples alteraciones en forma secundaria a otras áreas del desarrollo, ver cuadro # 1.

Se han descrito múltiples elementos implicados en la etiología de este trastorno; alteraciones metabólicas genéticas, inmunológicas, toxinas de alimentos, intoxicación por metales pesados (Hg, Pb), alergia alimentaria (caseína, gluten), agentes infecciosos, timerosal, respuesta inmune inadecuada a la triple viral, etc. Sin embargo los factores etiológicos verdaderos son aún desconocidos.1

 

Alteraciones gastrointestinales

Las alteraciones funcionales del sistema gastrointestinal ampliamente descritas, son aún desconocidas en cuanto a las consecuencias que podrían ocasionar, especialmente en la función cerebral. Se han descrito básicamente dos mecanismos de alteración gastrointestinal, responsables de todas las manifestaciones clínicas: inflamación crónica del tracto gastrointestinal y deterioro en la permeabilidad intestinal.

Se han considerado como causas de inflamación crónica del tracto gastrointestinal múltiples sustancias, sin embargo ninguna es determinante de este tipo de alteración. Entre los implicados: antibióticos, anti-inflamatorios no esteroideos, pesticidas, toxinas, gluten, caseína, aditivos químicos, colorantes, preservantes, insuficiencia enzimática y mala absorción de proteínas.2

La integridad de la pared intestinal es importante en la adecuada absorción de nutrientes, bloqueo de toxinas, bacterias, alergenos y péptidos de alimentos que pueden ser dañinos; en el trastorno del espectro autista, el incremento de la permeabilidad intestinal permite que penetren en la circulación sistémica muchos de los elementos mencionados y estos producen las anormalidades en la conducta descritas en este tipo de trastorno.

Esta alteración en la permeabilidad intestinal es la que permite la asociación entre enfermedad inflamatoria intestinal crónica y trastornos del espectro autista. Estan descritas lesiones del tipo hiperplasia nodular linfoide y colitis inespecífica en biopsias de íleon y finalmente se investiga si hay asociaciones entre los cambios histológicos y la etiopatogenia de los trastornos del espectro autista.3

Los síntomas digestivos que se han descrito con mayor frecuencia son: dolor abdominal, pirosis, diarrea, sialorrea, rumiación, vómitos, regurgitaciones, pérdida de peso, bruxismo, irritabilidad y constipación.

Para caracterizar estas alteraciones en el trastorno del espectro autista existen diferentes estudios de laboratorio que deben tomarse en cuenta:

El supuesto exceso de opioides cerebrales provenientes de una alta absorción intestinal, por alteraciones en la permeabilidad de la mucosa y/o por defectos enzimáticos; es la causa de la llamada enteropatía autista. Por lo que se fundamentan las dietas sin gluten y caseína en el trastorno del espectro autista.4,5 Estas sustancias mal metabolizadas producirían neuropéptidos (caseomorfina y gliadinmorfina) que pasarían al torrente sanguíneo y de aquí al cerebro provocando toxicidad. Los niveles urinarios de caseomorfina y gliadinmorfina estarían aumentados en estos casos.

La dificultad central que impide poder reconocer y caracterizar la disfunción gastrointestinal en el trastorno del espectro autista radica en las dificultades de comunicación. Niños con trastornos del espectro autista padecen con más frecuencia diversas alteraciones gastrointestinales. No existe acuerdo para definir el carácter primario o secundario de estas alteraciones.6

El consenso referente a las manifestaciones gastrointestinales en pacientes con trastorno del espectro autista (TEA); resalta lo siguiente:

  • Los individuos con TEA cuyas familias reporten síntomas gastrointestinales merecen evaluación gastrointestinal minuciosa.

  • Todas las condiciones gastrointestinales comunes que se encuentren en individuos con desarrollo neurológico típico también están presentes en individuos con trastorno del espectro autista.
  • Las anomalías de comunicación características de trastorno del espectro autista podrían ocasionar presentaciones inusuales en tracto gastrointestinal, incluyendo perturbaciones del sueño y problemas de comportamiento.

  • Los encargados de la atención de pacientes autistas deben estar alertas a la presentación de señales atípicas de trastornos gastrointestinales comunes en pacientes con autismo.

  • Si una persona con trastorno del espectro autista estuviese bajo una dieta restringida, la supervisión profesional debe ayudar a identificar y contrarrestar insuficiencias alimentarias.

  • La integración de metodologías conductuales y biomédicas podría ser ventajosa al conceptualizar el papel que desempeña el dolor como evento desencadenante de problemas de comportamiento.

  • Se deberán incluir ensayos genéticos como parte de los datos que se recopilen en protocolos de investigación.

  • Los datos actuales no son suficientes para poder establecer un papel causal de inflamación intestinal, aumento de permeabilidad intestinal, irregularidades inmunológicas o alergias alimentarias en trastornos del espectro autista.

 

Tratamiento e intervención nutricional

Fundamentada por la enteropatia autista, el manejo nutricional se basa en los siguientes:

  • Dieta libre de gluten, caseína, colorantes y preservantes

  • Tratamiento de las infecciones gastrointestinales

  • Tratamiento de ERGE y otras entidades: esofagitis eosinofílica, gastritis por H.pylori, duodenitis inespecífica o eosinofílica.

  • Manejo de la insuficiencia pancreática.

  • Probióticos: Lactobacillus GG.

  • L-glutamina

 

Conclusiones

Los individuos con trastornos del espectro autista y con síntomas gastrointestinales merecen la misma minuciosa evaluación que se les practicaría a individuos sin este trastorno.

No existen pruebas de mecanismos patogénicos específicos a trastornos del espectro autista que justifiquen un método diagnóstico distinto, ni dietas restrictas sin comprobación de trastornos gastrointestinales que las justifiquen.

 

Referencias

1. Horvath K, Perman JA. Autistic disorder and gastrointestinal disease. Curr Opin Pediatr 2002;14:583-7.        [ Links ]

2. González Lenny G. Manifestaciones gastrointestinales en trastornos del espectro autista. Colomb Med 2005;36:36-8.

3. Adams JB, Johansen LJ, Powell LD, Quig D, Rubin RA. Gastrointestinal flora and gastrointestinal status in children with autism-comparisons to typical-children and correlation with autism severity. BMC Gastroenterology 2011,11:22-5.        [ Links ]

4. Quigley EMM, Hurley MB. Autism and the Gastrointestinal Tract. Am J Gastroenterol 2000;95:2154-6.        [ Links ]

5. Kuehn BM. CDC: autism spectrum disorders common. JAMA 2007;297:940.        [ Links ]

6. Myers SM, Johnson CP; American Academy of Pediatrics Council on Children With Disabilities. Management of children with autism spectrum disorders. Pediatrics 2007; 120:1162-82.        [ Links ]

7. Samar H. Ibrahim, Robert G. Voigt, Slavica K. Incidence of gastrointestinal symptoms in children with autism: A Population-Based Study. Pediatrics 2009;124:680-6.

8. Lewis JD, Wershil BK, Fuchs GJ, Furuta GT, Levy J, Recommendations for evaluation and treatment of common gastrointestinal problems in children With ASDs. Pediatrics 2010;125;S19-S29.        [ Links ]

9. A.J. Russo and Kyle Andrews. Is there a relationship between autism and gastrointestinal disease?. Autism Insights 2010;2:13-5.

10. Dosman VC, Adams D, Wudel B, Vogels L, Turner J. Complementary, holistic, and integrative medicine: autism spectrum disorderand gluten- and casein - free diet. Pediatric 2013;34:36-41.        [ Links ]

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons