SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.49 número2 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista de la Sociedad Boliviana de Pediatría

versión impresa ISSN 1024-0675

Rev. bol. ped. v.49 n.2 La Paz  2010

 

EDUCACIÓN MEDICA CONTINUA

 

Interpretación de la deshidrogenasa láctica

 

Interpretation of lactate dehydrogenase

 

 

Dr.: Ac. Eduardo Aranda Torrelio*

* Pediatra Hematólogo - Oncólogo. Unidad de Hemato-Oncología. Hospital del Niño “Dr. Ovidio Aliaga Uría”. La Paz

 

 


Introducción

Las enzimas generadas durante el metabolismo celular pueden modificar sus concentraciones frente a diversos fenómenos fisiopatológicos, siendo así válida su cuantificación en suero para precisar ciertos diagnósticos. Entre las más conocidas tenemos a la deshidrogenasa láctica (DHL), proteína enzimática que actúa sobre piruvatos y lactatos con una interconversión del dinucleótido de adenina-nicotinamida (DAN), así como de su forma reducida: DANH. Normalmente, hay cinco isoenzimas de la deshidrogenasa láctica presentes en células vivas y conformadas por la combinación entre polipéptidos-M y polipéptidos H.

El incremento de la DHL refleja varios fenómenos tales como: actividad osteoblástica, hemolisis, daño y necrosis celular, proliferación neoplástica, etc.

Parámetros normales en suero

El valor promedio normal en adultos es de 50 - 150 U/L (0.82 - 2.66 μkat/L). En niños el rango es dependiente de la edad: en menores de un año: 170 - 580 U/L, de uno a nueve años: 150 - 500 U/L y de 10 a 19 años: 120 a 330 U/L.

Las isoenzimas de la deshidrogenasa láctica

Existen fracciones enzimáticas de la DHL con cierto valor en su detección y su asociación con determinados trastornos cuando se obtienen cifras elevadas. En el adulto, los rangos normales de cada una de ellas son:

DHL1: 22 a 36% de la actividad total (presente en miocardio y en eritrocitos)

DHL2: 35 a 46% de la actividad total (en miocardio y en eritrocitos)

DHL3: 13 a 26% (en tejido pulmonar)

DHL4: 3 a 10% (en músculo estriado y en hígado)

DHL5: 2 a 9% (en músculo estriado y básicamente, en hígado)

En niños, los valores normales son descritos en el Cuadro # 1.

 

La relación entre DHL1 y DHL2 se invierte en las siguientes dolencias: anemias hemolíticas, infarto de miocardio, deficiencia de folatos, infarto renal. La misma relación entre DHL5 y DHL4 se invierte en lesión hepática aguda (hepatitis) ó crónica (cirrosis) y en congestión parenquimatosa.

Entidades asociadas con incremento de la DHL en suero

Esta enzima ha sido cuantificada desde hace más de cuarenta años y su aplicación clínica fue gradual, conforme se observaron diferencias en sus valores en suero en diversos padecimientos agudos y crónicos.

Las enfermedades en las cuales se detecta un incremento usual y en grado variable de la deshidrogenasa láctica en suero, se señalan en el cuadro # 2.

Al tomar en cuenta su utilidad en la evaluación diagnóstica de un paciente se admite que la determinación de deshidrogenasa láctica debe ser incluida dentro de las pruebas de evaluación en infecciones agudas, así como en fiebre de origen desconocido.

También es útil su determinación en linfoma No-Hodgkin y varios expertos han incluido a esta prueba dentro de los índices pronósticos y su elevación se asociaría con evolución poco favorable o remisión a corto plazo; lo propio ocurre con su incremento observado en niños con Linfoma de Burkitt invasivo; asimismo, su determinación es influyente para el estadiaje de los linfomas No-Hodgkin y del melanoma cutáneo. Igualmente hay informes demostrativos de que cifras elevadas de DHL son un factor pronóstico adverso en linfomas, cáncer refractario de próstata y en leucemia linfoblástica aguda.

Por otra parte, cifras incrementadas de DHL en suero se correlacionan con estadios avanzados de miéloma múltiple y se constituiría en un parámetro para que el paciente sea candidato a un allotrasplante.

Cifras menores de DHL en suero

Solo en pacientes con trasudados pleurales se informaron valores bajos de esa enzima, así como en la glucogenosis XI que corresponde a la deficiencia congénita de esta enzima.

Interpretación de valores obtenidos

Ante cifras muy elevadas de deshidrogenasa láctica, es prudente excluir cáncer en algún órgano o sistema porque ese hallazgo está más asociado con lisis celular continua, así como con proliferación anormal de clonas celulares y es muy útil para confirmar invasión metastásica de neoplasias refractarias a tratamiento.

 

Referencias

1. Bourjeily G, Miller M. Obstetric Disorders in the ICU. Clin Chest Med 2009;30:89-102.        [ Links ]

2. Carlson KS, DeSancho MT. Hematological Issues in Critically 111 Patients with Cáncer. Crit Care Clin 2010;26:107-32.        [ Links ]

3. Cruciani M, Mengoli C. An Overview of Meta-analyses of Diagnostic Tests in Infectious Diseases. Infect Dis Clin N Am 2009;23:225-67.        [ Links ]

4. Cunha BA. Legionnaires' Disease: Clinical Differentiation from Typical and Other Atypical Pneumonias. Infect Dis Clin N Am 2010;24:73-105.        [ Links ]

5. Cunha BA. Swine Influenza (H1N1) Pneumonía: Clinical Considerations. Infect Dis Clin N Am 2010;24:203-28.        [ Links ]

6. Komrokji RS, Zhang L, Bennett JM. Myelodysplastic Syndromes Classificatión and Risk Stratification. Hematol Oncol Clin N Am 2010;24:443-57.        [ Links ]

7. Krier M, Ahmed A. The Asymptomatic Outpatient with Abnormal Liver Function Tests. Clin Liver Dis 2009;13:167-77.        [ Links ]

8. Marques MB. Thrombotic Thrombocytopenic Purpura and Heparin-Induced Thrombocytopenia: Two Unique Cases of Life-Threatening Thrombocytopenia. Clin Lab Med 2009;29:321-38.        [ Links ]

9. Benoit DD, Hoste EA. Acute Kidney Injury in Critically 111 Patients with Cáncer. Crit Care Clin 2010;26:151-79.        [ Links ]

10. Pincus MR, Abraham NZ. Liver function tests. En: McPherson RA, Pincus MR, eds. Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 21st. ed. Philadelphia:Elsevier; 2007. p. 85-6.        [ Links ]